Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

Por Luis Repper Jaramillo*: *Montaje, perversidad de la Transformación de 4ª – *Inyectar aire a un anciano es vileza y sino de este gobierno

lrepperjaramillo@yahoo.com
Ya controla el Poder Legislativo, tiene en sus manos el 80 por ciento del Judicial, ha
sometido a la CNDH, pretende ahorcar al sector privado, la mitad del árbitro electoral, el
Tribunal, cayó en sus redes. Los hidrocarburos son de su dominio en colusión con el
huachicoleo. El poder de la delincuencia organizada se mueve desde el Zócalo, la Plaza
Mayor del país, con sus operadores, los cárteles más poderosos de México, el de Sinaloa
(El Chapo, Ovidio, Consuelo, Aureliano con quienes comparte el pan y la sal) y el Jalisco
Nueva Generación.
Pretendió adueñarse del Banco de México, pero sus íntegros gobernantes lo impidieron. A
través de la Secretaría del Trabajo controla a los Sindicatos más poderosos y quienes se
resisten les manda a su brazo ejecutor, la Unidad de Inteligencia Financiera (SHCP), el
Robo Cop fiscal, Santiago Nieto Castillo, quien ha demostrado estar al servicio personal de
Andrés Manuel y no de los intereses del Estado.
Creó, para dominar, una cosa llamada encuestadora (de origen y raíces morenista) que
cuando lanza la frase “que el pueblo decida a través de una encuesta” sus testaferros de
Morena, Servidores de la Nación, se mueven y aplican a “su estilo” conteos subrepticios,
mano alzada, votos predeterminados, etc. resultados favorables a su mesías (¿o no, Andrés
Manuel, como la del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco y su
cáncer: la predilección por el militar de Santa Lucía (Felipe Ángeles).
En común acuerdo o simulación perversa, ha comprado (por tantos privilegios) al Ejército
Mexicano, que lo ha convertido en todo: constructores, albañiles, administradores de
aduanas, repartidor de vacunas, de libros de texto, dueños de la Central Avionera de Santa
Lucía, vigía de la vacunación por COVID, propietario de por lo menos 5 tramos de la ruta
del Tren Maya e infinidad de beneficios más, que constitucionalmente tiene prohibido, pero
la Transformación de 4a en San Lázaro (Morena, PT, PES) se encarga de modificar para
avalar los caprichos de López Obrador.
En su retorcida mentalidad (que es muy poca, por pérdida de neuronas) el inquilino de
Palacio Nacional tiene como objetivo prioritario el control total (totalitarismo) del país.
Quienes se inconforman u oponen a sus caprichos, ipso facto, se convierten en enemigos,
neoliberales, conservadores, fifís, chayoteros, señoritingos, mafia del poder, delincuentes
de cuello blanco, etc. qué a la voz de su operador mediático, Jesús Ramírez Cuevas, vocero
oficial (o sea empleado federal, burócrata) ordena a su ejército de botts, emprender
campañas en redes sociales soltando insultos, denostaciones, improperios, para defender al
AMO o ponderar sus ocurrencias y desatinos; convertir en trading topic sus mentiras,
groserías, locuras.
Desde sus actividades de campaña presidencial, en tres ocasiones, López Obrador ha
gozado de la simpatía y apoyo de “ciertos” medios de comunicación y líderes de opinión:
La Jornada, Carmen Aristegui, José Gutiérrez Vivó, TV Azteca, Televisa, Grupo Radio

Centro, entre otros, a quienes, ya en el Poder, les ha dado todas las “bendiciones”
económicas a cambio de defenderlo.

Son los menos, por fortuna. Ellos no son fifís, ni forman parte de la “mafia de la
información”, sino incondicionales y favorecedores de su imagen.
Un pseudo periodista, venido a menos, llamado Epigmenio Ibarra, a través de su empresa
de producción y creación de imagen, Argos Comunicación, además de ser “íntimo” de
López ha sido el comunicador más favorecido de la Transformación de 4ª, de Andrés
Manuel, de su proyecto anarquista de poder, al crearle videos, reportajes ad hoc, entrevistas
manipuladas, audiovisuales, spots, mensajes, cápsulas informativas, filtración de notas, pies
de foto, etc. a medios afines, lo que le permitió que en austeridad republicana, suspensión
de publicidad oficial, control de medios, Ibarra fuese beneficiado con la creación de un
Fideicomiso (López ordenó la desaparición de Fondos, Fideicomisos públicos no
prioritarios) “especial” por 150 millones de pesos (a un particular. No es de interés público,
menos prioritario) para la compra de equipo, cámaras, infraestructura, vehículos,
reproductores, editoras, islas de edición, material fílmico y más) para “modernizar” su
empresa.
Mientras desde su púlpito mañanero en Palacio Nacional, Andrés Manuel acusa, juzga,
sentencia, crucifica -sin pruebas- a sus enemigos, los periodistas fifís, la mafia de la
información, los chayoteros, por no aplaudir y tolerar sus tonterías y deslices, a los
incondicionales Ibarra, Salinas Pliego, La Jornada, TV Azteca, etc. todo el presupuesto
disponible en Comunicación Social, aunque viole sus propias ordenanzas, por ser sus
cuates, adoradores, “voceros del mal”, replicadores de insensateces.
En este punto, “cae como anillo al dedo” la frase histórica del ex presidente de México
Benito Juárez: “a los amigos justicia y gracia, a los enemigos, la ley a secas”. Por lo tanto,
en este precepto ni Juárez, menos López Obrador pueden llamarse demócratas, pues la
impartición de justicia es imparcial.
Recordemos otra frase de odio, permanente, de Andrés Manuel López Obrador, a quienes
disentimos de sus locuras. Un evento en la Refinería “Lázaro Cárdenas” de Pemex, en
Minatitlán, Veracruz, durante una gira de la “nueva normalidad”: Se está con la Cuarta
Transformación o se está en contra. A rajatabla, con lo que se puede aplicar esta máxima
narcisista, egocentrista, “si yo con Dios, quien contra mí”. Éste es el locuaz administrador
(porque no gobierna) del país, autonombrado mesías, dueño de Morena y pretenso
propietario de México, que es consecuencia de su esquizofrenia paranoide irreversible.
¿Un ejemplo contundente de esto? Hay muchos, pero sólo exhibiré éste como botón de
muestra. Resulta que, en gira de paseo por el sureste, en la Península de Yucatán, para
alentar y “vender” las bondades del Tren Maya, obra faraónica, insensata, violatoria del
entorno ecológico de la selva. Ante la exhibición mediática en periódicos fifís, chayoteros,
como nos denosta; redes sociales, televisión, radio, etc. que acusan al proyecto de irreal,
provocativo, oneroso, improductivo y desastroso para el entorno natural, montó en cólera,
ira, frustración -contra la Prensa- y amenazó con estas palabras: “llueva, truene o
relampaguee se va a construir el Tren Maya… Lo quieran o no lo quieran”. ¿Así debe

reaccionar un mandatario “demócrata” ante la inconformidad de los grupos étnicos de la
zona mayas, chontales, choles? No. Sólo lo hace un dictador, un desquiciado, un patán.

De acuerdo al estado de ánimo en que se levanta (según como haya pasado la noche), se
presenta a la mañanera para proponer ocurrencias. La semana pasada “agarró” de tema al
periodista Carlos Loret de Mola, conductor de la plataforma electrónica Latinus, que es
severo crítico del Peje y exhibe a nivel internacional las corruptelas, torpezas,
incoherencias, gobierno fallido de la Transformación de 4ª, que tiene resonancia
internacional y convierte en viral cada reportaje, comentario, noticia, opinión sobre la
inconsistente administración del Gobierno de Morena y su locuaz líder Andrés Manuel.
López Obrador, que no tolera a quien contradiga, manifieste desacuerdo o rechace sus
tonterías, de inmediato lo toma personal, como un insulto a su persona, no a la figura
presidencial que representa y se va a la yugular de su “enemigo”.
Así lo tomó contra el yucateco De Mola, porque exhibió en redes sociales y éstas replicaron
en televisión abierta, privada, radio, periódicos, revistas, una de tantas trampas, embustes,
simulaciones de la Transformación de 4ª, cuando una enfermera inyectó a un adulto mayor,
aire y no reactivo anticovid, video que se hizo viral e insultó la inteligencia de los
mexicanos.
El Peje, en su nido de Palacio Nacional, increpó mediáticamente al conductor de Latinus y
pidió desempolvar un video de hace 16 años, el cual transmitió en “vivo” en su espacio
noticioso “Primero Noticias” la detención por la Policía Federal de la secuestradora
francesa Florence Casses. Horas después, el propio Loret se disculpó públicamente porque
la acción había sido pregrabada, la dio como enlace directo. El conductor reconoció que lo
transmitido había sido un “montaje”
Al tabasqueño le caló, por eso se proyectó iracundo, cuando en Latinus, Loret calificó la
“inyección de aire al adulto” como montaje.
Herido en su ego, vanidad, soberbia, narcisismo, utilizó toda una mañanera con la
complicidad de Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, para exhibir el viejo
video para acusar que eso fue montaje. Eso ya lo había aceptado 16 años atrás Loret.
De nada sirvió el exhibicionismo de López y Cordero, pues quedaron como auténticos
rencoroso, obtusos y torpes.
Montaje, Andrés, fue tu toma, en 2006, como Presidente Legítimo, en un acto idiota en el
Zócalo de la CDMX que semejó una obra teatral interpretada por internos del Hospital
Siquiátrico “Fray Bernardino Álvarez” Montaje, López, son tus mentiras sobre las vacunas
COVID que presumiste haber pagado muy caro a Pfizer. Días después te desmintió
informando que el lote enviado a México era vacuna de prueba, absolutamente gratuita.
Ridiculizaste a los mexicanos como “conejillo de indias” para ensayos, a ver si servían.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Tu odio a la Prensa crítica, la que no tolera tus mentiras, embustes, engaños, te ha
enfermado el alma, la razón (la poca que te queda), los nervios, porque hay que ver cómo te
pones de colérico, endiablado, desquiciado, cuando te contradice, desmiente y exhibe.

*Miembro de los Grupos Editoriales Digitales elinfluyente.mx, endirecto.mx, la
gacetametropolitana.com.mx, algrano.com.mx, entresemana.mx, metropolihoy.com

Advertisement
Advertisement