Connect with us

Hi, what are you looking for?



Nacional

México no firma pacto para detener la deforestación para 2030

Con todo y que México es el quinto país con más biodiversidad en el mundo, el país no firmó la  Declaración de los Líderes de Glasgow sobre los Bosques y el Uso de la Tierra, el cual sí fue respaldado por más de 100 países reunidos entorno a la COP26, que busca frenar el cambio climático.

Con su firma, los países se comprometen a detener la deforestación en 2030 gracias a 19 mil 200 millones de dólares de fondos públicos y privados, sin embargo, esta medida también es denunciada por ecologistas como una “luz verde para otra década de destrucción forestal”.

La lista de más de cien firmantes reúne al rebelde climático de Brasil, retrasado en su compromiso contra el calentamiento global, junto a naciones como Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos o los países de la Unión Europea.

En su conjunto reúnen el 85% de los bosques del mundo, una superficie de más de 13 millones de millas cuadradas o 33.6 millones de kilómetros cuadrados.

En contraste, no fue firmado por Argentina, México,  o los gigantes China, India ni Rusia, que generan un elevado porcentaje de emisiones al planeta.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En Glasgow también tomó la palabra el presidente de Colombia, Iván Duque, en donde dijo que su país se comprometerá a legislar para fijar un objetivo de cero deforestación para 2030 y proteger el 30% de sus recursos terrestres y oceánicos para esa fecha.

Paralelamente a este anuncio de 100 líderes, la fundación estadounidense Ford indicó que mil 700 millones de dólares serán dedicados específicamente a los pueblos indígenas.

Esta alianza de cinco países junto a 17 donantes privados tiene como objetivo “apoyar los derechos de los pueblos indígenas y su papel como guardianes de bosques y de la naturaleza”, explicó su comunicado.

Ecologistas alertan por este acuerdo

Pero el gran anuncio de los 100 líderes fue recibido como un jarro de agua fría por grupos ecologistas como Greenpeace.

Hay una muy buena razón por la que (el presidente brasileño Jair) Bolsonaro se sintió cómodo firmando este nuevo acuerdo”, denunció Carolina Pasquali, directora ejecutiva de Greenpeace Brasil. Esto “permite otra década de destrucción forestal y no es vinculante“, agregó.

Advertisement. Scroll to continue reading.

La Amazonia ya está al borde y no puede sobrevivir a más años de deforestación. Los pueblos indígenas piden que se proteja el 80% del Amazonas para 2025, y tienen razón, es lo que se necesita. El clima y el mundo natural no pueden permitirse este acuerdo“, subrayó.

Bosques y selvas absorben casi un tercio del CO2 global emitido por la quema de combustibles fósiles, pero cada minuto se pierde una superficie forestal equivalente a 27 campos de fútbol, según la presidencia de la COP26.

Por otra parte, el 23% de las emisiones mundiales de CO2 proceden de actividades como la tala, la deforestación y la agricultura y mil 600 millones de personas -casi 25% de la población mundial- dependen de los bosques para su subsistencia.

Advertisement
Advertisement