Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

Tras la puerta del poder / Europa en vilo

Por Roberto Vizcaíno

El peor de los escenarios previsibles, ocurrió ayer en Francia. Con casi la mayoría de votos contados, este país y Europa enteras entraron en shock al quedar la ultraderechista Marine Le Pen arriba del joven conservador Emmanuel Macron y con los candidatos de los partidos tradicionales descartados del panorama electoral.

Anoche, con el escrutinio casi concluido, los franceses y el mundo comenzaron a ver que quizá un 25% de entre 36 y 38 millones de votantes sufragaron a favor de la eurofoba y xenófoba Le Pen, en tanto que su contrincante el joven conservador Emmanuel Macron alcanzaba 22.2 %.

De haberse realizado la elección en México, Le Pen sería Presidenta.

La primera vuelta dejó fuera a 9 candidatos, entre ellos a Francois Fillón del viejo partido gaullista Los Republicanos o Frente por la República y Benoît Hamon del Partido Socialista Francés.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Ambos no sólo reconocieron su derrota sino que convocaron a los suyos a votar el 7 de mayo, dentro de dos semanas, en la segunda y última vuelta electoral por la Presidencia de Francia, por el joven Emmanuel Macron y en contra de Marine Le Pen.

A este llamado se unió el Primer Ministro de Francia, el socialista Bernard Cazeneuve, quien casi en cadena nacional les dijo a los franceses:

«La presencia de un candidato de extrema derecha 15 años después del impacto que hubo en 2002, nos obliga a unir a todos los republicanos en su contra. Les pido que voten a Macron para ganar a ese proyecto desastroso que retrasaría a Francia y dividiría a los franceses».

Bernard Cazeneuve metía así directamente al gobierno del presidente Francois Hollande en contra de la ultraderechista Le Pen y a favor del exministro de Economía Emmanuel Macron en la seguna vuelta de las elecciones francesas a realizarse el 7 de mayo.

La inercia opositora es desde ayer por demás clara de un “todos unidos contra Le Pen”, quien basó su campaña en tres propuestas esenciales:

1)    Recuperar Francia para los franceses a través realizar un referéndum para que los ciudadanos decidan si su país debe permanecer o no a la Unión Europea, y de si deben reinstaurar el franco en lugar del euro.

Advertisement. Scroll to continue reading.

2)    Suspender de inmediato la emisión de visas de largo plazo y establecer un impuesto a aquellas compañías que contrate a trabajadores extranjeros… El objetivo, afirma, es proteger las fuentes de trabajo para los ciudadanos franceses.

3)    Y actuar firmemente contra el terrorismo no sólo mediante el corte inmediato del flujo de inmigrantes, sino aplicar la expulsión de la mayoría de los inmigrantes que ya se encuentran en Francia, en especial de los musulmanes…

Marie Le Pen respondió al primer embate de todos en su contra con un discurso de agradecimiento a quienes votaron por ella con un llamado a la insurrección:

«Hay que liberar al pueblo francés… yo soy la candidata del pueblo».

A su vez el joven conservador Emmanuel Macron, desde su segundo lugar, convocó a sus opositores Fillon y Hammon a sumarse a su campaña para en los siguientes 15 días construir la base suficiente para que el domingo 7 de mayo pueda vencer a Le Pen.

Advertisement. Scroll to continue reading.

“Es esencial, vital actuar por la supervivencia de Europa”, indicó.

Por lo pronto el resultado dejó sin respiro no sólo a al menos la mitad de los franceses, sino al resto de Europa que ve en Le Pen la amenaza más grandes que haya tenido el continente desde la Segunda Guerra Mundial.

LAS TRES íes

Esto ocurría en Francia mientras desde Boston, en una intervención ante un público especializado que acudió a la prestigiosa Universidad de Harvard (la universidad que tiene dentro de su plantilla docente y de investigación al mayor número de Premios  Nobel por kilómetro cuadrado en el mundo) para escucharlo, el expresidente Carlos Salinas indicó que México enfrente hoy al gran problema planteado por las 3 “íes”:

Los que plantean la inseguridad, la injusticia y la insuficiencia del crecimiento económico.

Advertisement. Scroll to continue reading.

De paso advirtió que el muro que quiere construir en la frontera el presidente Donald Trump, es un atentado contra inteligencia de los propios estadounidenses.

Parte esencial de la existencia del TLC, Salinas advirtió de igual forma que México no necesita renegociar el TLCAN, sino modernizarlo.

Reconoció que México es sin duda un país que tiene grandes retos y desafíos, pero insistió en que los mayores son los que plantean las “íes”

Orador principal en la clausura del Foro celebrado por la Conferencia Latinoamericana de Estudiantes de la Harvard Kennedy School, en la Universidad de Harvard en Massachussetts, y que fue transmitido en directo por YouTube, Salinas indicó un cuarto problema es, sin duda, el de falta de transparencia.

“Hoy México enfrenta problemas importantes, sin duda el de las tres ‘íes’: inseguridad, injusticia e insuficiente crecimiento económico, amén de los problemas de transparencia que son conocidos y señalados, esos son los conflictos internos…

Advertisement. Scroll to continue reading.

“La nueva administración de EU ha manifestado expresiones verdaderamente antimexicanas que mucho nos han ofendido, que mucho han lastimado la relación entre los dos países. Tenemos este cambio de paradigma que quiere introducir, la nueva administración, dos retos fundamentales para nosotros: el trato y el tema de los migrantes trabajadores y el de las relaciones comerciales, que se resume en lo que llaman ellos: la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y en medio de eso: el muro”, indicó en español.

Salinas regresaba así al sitio donde alguna vez cursó dos doctorados, uno sobre economía y otro sobre políticas públicas.

Ahí, durante 30 minutos, dijo que la migración de mexicanos hacia EU ha disminuido.

Hoy, señaló, ya regresan más migrantes de los que van a EU.

Y eso ocurre, señaló, por el ambiente hostil, racista que domina ya grandes segmentos de la sociedad estadounidense.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Salinas recordó que fue en el sexenio de su predecesor, Ernesto Zedillo, luego del llamado “error de diciembre de 1994” que hubo una estampida de mexicanos hacia EU.

Ahí fue cuando Zedillo aprovechó para culparlo, dijo, de esa crisis.

“En la crisis de 1995-1996 se tuvo que encontrar un culpable y el gobierno en turno (el de Ernesto Zedillo) encontró que fue la administración anterior”, dijo.

No se toma en cuenta, añadió, la pretensión de crecimiento en Estados Unidos de 3% anual y para lograrlo se requiere de fuerza de trabajo y más productividad.

En su disertación, el expresidente mexicano explicó que el problema de EU no es ya el de los migrantes, sino su envejecimiento poblacional que le impide crecer en mano de obra especializada.

Advertisement. Scroll to continue reading.

“Si quieren crecer 3%, necesitan migrantes, que en su mayoría son jóvenes. En este tema de migración la miopía de quienes han adoptado esta posición refleja que necesitan a los migrantes no reprimir a los que están”, subrayó.

Reiteró luego estimaciones de algunos centros de inteligencia y análisis, que advierten que un 5% de la fuerza laboral en EU está integrada por indocumentados.

Si los expulsan, dijo, EU se quedaría sin fuerza de trabajo.

“Si quieren competir con la región más obvia que es Asia, necesitan elevar su competitividad y no le es suficiente a Estados Unidos su fuerza económica para hacerlo, requiere de la región de América del Norte; es decir, México y Canadá”, concluyó.

 

Advertisement. Scroll to continue reading.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_RVizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

Advertisement

© 2020 Endirecto