Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

Tras la puerta del poder / Del Mazo, según encuestas y tendencias

Por Roberto Vizcaíno

Cierto: vivimos tiempos de cambio… de derrumbe de paradigmas, de triunfo de lo inesperado.

Basados en esto, y en una malquerencia presuntamente colectiva hacia el PRI y todo lo que represente este partido, no pocos aseguran, garantizan, están más que convencidos que Alfredo del Mazo 3ro no va a ganar en junio la gubernatura del Estado de México.

Para este colectivo amorfo, no hay más que sacar el dedo ensalivado por la ventana, o seguir las muy cuestionadas e imprecisas encuestas para saber que ahora sí llegó el viento del fin del tricolor en el Edomex, y para el hundimiento del tercero de la dinastía Del Mazo.Para este grupo el sondeo presentado ayer por El Universal en que ponen a Del Mazo con 19.8 por ciento; a Josefina Vázquez Mota con 19.6 por ciento y a Delfina Gómez Álvarez con 17.8 por ciento de las preferencias de los ciudadanos mexiquenses, es la neta del planeta. No hay más: la elección será a tercios y la encuesta apunta a un “empate técnico” que quien sabe cómo se resolverá.

Pero dentro de esta encuesta lo “sorprendente” es el repunte de Morena-AMLO.

¡Hombre! En noviembre Morena, como partido, estaba en 6.5 por ciento y ahora sube a 11.5 por ciento.  

Advertisement. Scroll to continue reading.

El tema de las encuestas para los operadores y analistas políticos es de hueva.

La cosa es relativamente simple: el supuesto crecimiento de Morena surge del traslado de votantes del PRD al partido de AMLO. Un reacomodo que está ocurriendo en todo el país, y que tiene a parecer como espectacular donde el sol azteca tenía mayor influencia, como ocurre en el Estado de México.

La verdad es que Morena no puede recuperar nada porque todavía no ha contendido en el Edomex por ninguna gubernatura.

ENCUESTAS VS TENDENCIAS

En este contexto, la contienda mexiquense entra en un espacio de confrontación entre sondeos y tendencias electorales.

Advertisement. Scroll to continue reading.

¿Cuál de las dos herramientas es más precisa… está más cerca de una verdad final?

Los expertos advierten que ambas son igualmente importantes si no se les sobre-estima.

Los sondeos reflejan un estado de ánimo. Las tendencias un comportamiento social persistente, que tiene que ver con un elemento muy difícil de modificar: la forma de pensar de cada individuo.

Quienes saben de esto afirman que es verdaderamente excepcional que una mayoría de personas cambie de idea de un día a otro. Menos en poblaciones tan tradicionalistas como la del Estado de México.

Ahí el voto cambiante se da en asentamientos formados por personas que llegaron de otros estados. Como los de la periferia del DF.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Ahí se localizan los municipios que cambian de un partido a otro en cada elección.

Ahí ahora se aplica la herramienta del “Big Data”, que mide los sentimientos y preferencias de esas comunidades a través de analizar sus redes sociales.

Pero dentro de todo esto, las tendencias no dejan de ser un factor determinante.

Y estas tendencias indican que en el Estado de México hay –por sobre todo lo demás-, un comportamiento de apego a los candidatos a gobernador del PRI.

Y por márgenes muy determinantes.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Mire usted, los datos que están a la vista de quien quiera verlos en la página de la autoridad electoral de ese estado, indican que el PRI prácticamente nunca ha corrido el riesgo de perder la gubernatura en el Edomex.

  • En la contienda de 1993 el priísta Emilio Chuayffet obtuvo 1’ 949, 346 votos; el panista  Luis Felipe Bravo Mena 557, 009 y perredista Alejandro Encinas 271 mil 977.
  • Seis años después, en 1999 el tricolor Arturo Montiel sacó 1’ 371, 564 votos;  el panista José Luis Durán Reveles llegó a 1’ 146, 071 votos y el perredista Higinio Martínez 710, 500 sufragios. La circunstancia nacional entonces advertía el inicio del declive del PRI: Cuauhtémoc Cárdenas ganó en 1977 el DF y Vicente Fox se quedaría en 2000 con la Presidencia de la República.
  • En 2005 Enrique Peña Nieto se levantó con 1’ 801, 530 votos; el panista  Rubén Mendoza Ayala llegó a 936, 615  mientras que la perredista Yeidckol Polevnsky Gurwitz logró 918, 347 votos.
  • En 2011 el priísta Eruviel Ávila sorprendió al ganar con 3’ 018, 588 votos ante 598, 045 del reciclado panista Luis Felipe Bravo Mena y un reutilizado perredista Alejandro Encinas que llegó al 1’ 020, 857 votos.

Esta tendencia electoral advierte que el PRI tiene una más que sólida base social en el Edomex.

Lo cual se reconfirma al ver la votación de diputados locales, federales y para alcaldes.

Es así que:

  • En 2009 el PRI se llevó 97 de 125 alcaldías, mientras que el PAN logró 13 y el PRD 9 al PRD. Entonces los alcaldes del tricolor gobernaron una población estimada en 13 millones 256 mil habitantes en tanto que los panistas lo hicieron sobre 539 mil y los del sol azteca en 593 mil.
  • En la siguiente elección, la de 2015 el PRI repitió al llevarse 93 alcaldías de un total de 125, mientras que el PAN alcanzó 16 y el PRD 11.
  • Ese mismo año el tricolor se llevó las 40 diputaciones locales y 38 de las federales en tanto el PAN obtuvo 2 locales y 2 federales mientras que el PRD logró 3 locales y 0 federales.

Así hoy Alfredo del Mazo, Josefina Vázquez Monta y la lopezobradorista Delfina Gómez Álvarez van a una elección que el domingo 4 de junio, dentro de 3 meses y medio, en que influirán no sólo las encuestas, sino las nuevas tecnologías de la información y una tendencia muy difícil de romper.

Pesarán los perfiles, los apellidos y sin ninguna duda el hecho de que hay un Presidente de la República nacido en Atlacomulco, Estado de México, que va de la mano con su candidato.

Un Presidente que no ha dejado de ir durante el último año a su estado prácticamente 2 veces por mes a inaugurar alguna obra o a encabezar actos masivos.

Advertisement. Scroll to continue reading.

La obviedad nos dice que por más influencia que pudiera tener otro personaje del momento, como por ejemplo el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador dueño de Morena, éste va a tener que superar:

  • El peso de Peña Nieto en el ánimo de sus paisanos:
  • El control que tiene el gobernador priísta Eruviel Ávila;
  • La historia del apellido de los Del Mazo;
  • La consistencia que tiene y ha demostrado a lo largo de los años la clase política priísta Mexiquense -y que muchos atribuyen la existencia del mítico Grupo Atlacomulco-;
  • La influencia de una mayoría tricolor en casi 100 de las 125 presidencias municipales; en su mayoría del Congreso local y en la mayoría de la bancada federal…

Insisto: Cierto: son tiempos de cambio… de derrumbe de paradigmas, de triunfo de lo inesperado.

Peeero igual insisto: mientras el Estado de México sea dominado por todo este trabuco de poder político y tendencias electorales, de personajes e intereses va a ser muy difícil que el PRI y su candidato pierdan.

En Oaxaca no había ni la quinta parte de lo que el PRI tiene en el Estado de México, y ganó Alejandro Murat. Ganó arrastrando uno de los peores historiales políticos que nunca haya habido.

¿En verdad alguien cree que puede perder Del Mazo tercero? O al revés: ¿alguien cree que no va a ganar?

.www.endirecto.com.mx / rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_RVizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement

© 2020 Endirecto