Connect with us

Hi, what are you looking for?

Sexualidad

Tips para eleguir un juguete sexual

Aunque no lo creas, muy pocas mujeres (y hombres), sin importar su orientación sexual, utilizan juguetes sexuales para autoerotizarse (masturbarse) o incrementar el placer cuando están con la pareja. Según datos estadísticos, únicamente 2 o 3 de cada 10 hacen uso de “ese oscuro objeto del deseo”.

Cuando me ha tocado preguntar por qué tanta resistencia, las respuestas son diversas: “Es para urgid@s”, “…pues si no soy depravad@”, “No es algo que me llame la atención”, “Son para chic@s audaces”… En su mayoría, están relacionadas a tabúes, ideas erróneas y prejuicios sociales.

Hace tiempo

Hace 50 años a estos accesorios se les denominaba “consoladores”. Pues, en ese entonces, cuando el médico detectaba una enfermedad psicológica a la que llamó «histeria» (caracterizada por frecuentes alteraciones emocionales, acompañadas, a veces, por convulsiones, parálisis y asfixia), la prescripción inmediata era la masturbación para poder disminuir esos niveles de ansiedad. Este término proviene de la palabra griega hyaterá, porque en tiempos antiguos se lo asociaba a cualquier padecimiento neurológico de la mujer. Por tanto, te recomiendo que elimines de tu vocabulario la palabra «consolador», ya que es despectivo.

Experimenta 

Advertisement. Scroll to continue reading.

En países como México, existe una excelente área de oportunidad para incentivar el uso de estos accesorios que pueden ser de gran ayuda para un encuentro sexual divertido y de mucha intimidad con la pareja, ya que son capaces de añadir una nueva dimensión a la relación y fortalecer aún más el vínculo emocional.

Si aún no te atreves, lo primero que te pido es que abras tu mente —y tu cuerpo— para experimentar sin ataduras.

1. Busca una tienda para adultos que tenga variedad y en la que te puedas sentir muy cómod@. A veces suelen tener mala reputación, pero existen lugares seguros, tranquilos y con personal capacitado. Si eres tímid@, no hagas de esta experiencia algo traumático. También hay tiendas online que envían tus compras con absoluta discreción. Durante una investigación de campo que realicé recientemente en una cadena de Sex Shops, l@s encargados de las tiendas me comentaron que sólo entre jueves y sábado vendían alrededor de 15 juguetes sexuales, en su mayoría vibradores, sobre todo a mujeres de 35 años de edad en adelante, con costos que fluctúan entre los dos mil y cuatro mil pesos, dependiendo del modelito.

2. Gusto y afinidad. No elijas lo más sofisticado, confía en tu instinto. En ocasiones, uno se deja llevar por el artículo más pro y excitante. Mi recomendación es que tomes en cuenta tus gustos y los de tu pareja. Platica con ella para que amb@s decidan hasta dónde les gustaría llegar y qué están dispuestos a probar para obtener un orgasmo súper placentero.

3. Practicidad y precio. Verifica en dónde puedes guardar tu juguete sexual. Si eres soltera y tienes tu propia mesita de noche no importa el tamaño, lo que importa es elegir cuál te puede ayudar a generar más placer y, que a la vez, que esté al alcance de tu bolsillo. Pero si estás en casa de tus papás y requieres discreción, busca juguetes en forma de lipstick o el típico patito de hule que puede pasar desapercibido. A veces éstos suelen ser más costosos, pero vale la pena por obtener más privacidad y confort.

Advertisement. Scroll to continue reading.

4. Lee las instrucciones. Cualquiera que decidas que es la mejor opción para ti,  asegúrate de leer las instrucciones antes de utilizarlo. Evita los materiales que puedan ocasionar alguna reacción alérgica y lava tus juguetes antes y después de utilizarlos, dejándolos que sequen completamente.

MiraLas 10 posiciones sexuales favoritas de los hombres

En el mercado existen diferentes juguetitos sexuales con las que podrás pasar muchas horas de gozo. No obstante, te voy a compartir hoy sólo los artículos básicos que debes tener y, en una siguiente entrega, te hablaré de alternativas más sofisticadas.

Mira: 10 deportes que mejorarán tu vida sexual

Dildo: es un juguete sexual en forma fálica que ayuda para simular la penetración de un pene en la vagina, con el cual puedes lograr un orgasmo clitoriano, vaginal o mixto.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Vibrador: es un juguete sexual que puede o no tener una figura fálica. A diferencia del dildo, con la vibración logra estimular de manera continua y acelerada diversas áreas eróticas, con la finalidad de alcanzar un orgasmo clitoriano, vaginal, mixto y hasta de pezones.

Lubricante: es una sustancia que puede ser líquida o en gel. Su objetivo es simular la humedad vaginal para ayudar a la penetración y deslizamiento del juguete sexual, evitando lastimar o producir dolor. Hay diferentes tipos de lubricantes, pero no todos te convienen. Evita el uso de lubricantes caseros, vaselinas y cremas hidratantes, ya que no están hechos para tener contacto con la piel. Te sugiero utilizar aquellos cuya base es de agua, son más amigables con los preservativos, no son pegajosos ni dejan manchas.

Solución antiséptica corporal: es un líquido hipoalergénico íntimo que, al estar en contacto con tu juguete sexual y tu piel, elimina gérmenes, hongos y bacterias que pueden generar una infección. Esta clase de productos son ideales para el uso en la zona genital (vaginal y/o anal) antes y después de toda actividad sexual. De hecho, recientemente descubrí que en México ya hay un gel lubricante y antiséptico (dos en uno) llamado Aqa7, lo cual me pareció una maravillosa idea para quienes lo inventaron.

Ahora que ya tienes los indispensables de tu primer juguete sexual, aviéntate a ir a la tienda del placer, recorre sus pasillos y diviértete a lo grande.

Lo más importante es que tengas una actitud positiva, te sientas segura y, sobre todo, muy sexy.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Con Inofmración del Clarin

Advertisement

© 2020 Endirecto