Connect with us

Camara de Diputados

SI NO COSECHAMOS QUE COMEN LOS GRINGOS DURANTE LA PANDEMIA: JORNALERA MEXICANA / Diego Ortiz-The Exodo

Published

on

Oxnard, California.- “Aquí andamos a pesar de nuestras preocupaciones con todo esto que está pasando con la infección de la enfermedad del coronavirus, aquí andamos haciendo todo el esfuerzo para poder enviar comida de  todos los que lo necesitan en Estados Unidos”, señala María, jornalera agrícola nacida en Michoacán.

 

Se quita el paliacate azul para tomar un poco de agua. Ella al igual tres millones de jornaleros, mujeres y hombres continúan trabajando, no hacen cuarentena.  Fueron considerados en esta emergencia y pandemia por el gobierno de Estados Unidos como trabajadores “esenciales” para poder garantizar el abasto de alimentos.

 

“Si no trabajamos, sino sembramos, si no cosechamos, si no empacamos las verduras, la fruta, la comida, quién lo hará. Quién hará para que coman los más de 300 millones de estadunidenses. Los gringos acá no se meten, sólo anda acá cuando hay redadas para buscar a quienes no tenemos papeles”, señala la jornalera de 30 años y oriunda del pueblo de Tres Mezquites, Michoacán.

 

En los campos de fresa del condado de Ventura en California,  la jornalera mexicana lamenta que sus patrones no los han dotado de cubre bocas, guantes, gel desinfectante, ni siquiera jabón, ni mucho menos servicio médico para prevenir cualquier contagio.

 

“Hay preocupación por todo lo que está pasando, pero aquí los patrones, los capataces al parecer piensan que porque somos indocumentados, porque somos mujeres, porque somos mexicanas, no nos vamos a contagiar de coronavirus. Si nos enfermamos, ya nos chingamos, porque no tenemos ni seguro de desempleo, ni seguro médico”.

 

María, quien vive en Oxnard con su esposo y dos hijos ya nacidos en Estados Unidos, hace una pausa para tomar agua. Voltea a su alrededor y aprecia las decenas de hectáreas que quedan pendientes en la pizca de la fresa. “Esperamos que cuando termine la pandemia no nos vayan a deportar, que no empiecen con las redadas. Aquí en la comunidad hay mucha solidaridad, nos han regalado comida, han venido médicos para revisarnos, pero el gobierno de Trump no deja de fregarnos”.

 

Dijo que sin seguro de desempleo, sin ayuda del gobierno durante la pandemia y siempre con la preocupación de ser deportados, no se puede dar el lujo de estar en cuarentena. Ella trabaja por contrato, pero en el caso de la pizca de la fresa le pagan dos dólares por una caja de 8 libras o 13 dólares por hora.

 

Irene Barraicua, de la organización Líderes Campesinas, expuso que no se valora la importancia del trabajo de las mujeres y jornaleras en los campos de Estados Unidos y que sólo en esta emergencia por la pandemia se les considero, junto con los hombres, como trabajadores “esenciales” para  no deportarlos y garantizar el abasto de alimentos en el país.

 

Dijo que en todo Estados Unidos trabajan alrededor de 3 millones de jornaleros y jornaleras agrícolas, de los cuales se estima que el 60 por ciento carecen de un estatus migratorio. De los 3 millones más de  400 mil están en California, que es la quinta economía del mundo, la cual dependen en gran medida del trabajo de los campesinos mexicanos.

 

Los estados con el mayor número de trabajadores agrícolas son California, Texas, Washington, Florida, Oregón y Carolina del Norte.3

 

De los 3 millones de jornaleros agrícolas, más de un millón son mujeres. Se calcula que el 75 por ciento son mexicanos. Más del 60 por ciento, por su situación migratoria, no cuentan servicio médico, seguridad social, seguro de desempleo y en promedio ganan alrededor de 11 mil dólares al año, el salario más bajo sólo por detrás del servicio doméstico, ello de acuerdo a la organización Student Action with Farmworkers (SAF).

www.theexodo.com

Continue Reading
Advertisement

Camara de Diputados

«Trepadoras», calificativo con el que se cerró la sesión de Jucopo del Congreso de la CDMX

Published

on

“Hay diputados que merecen respeto y otros no, ustedes son unas trepadoras”, así es como el diputado priista Tonatiuh González insultó a sus compañeras legisladoras Martha Ávila y Teresa Ramos este domingo en sesión virtual de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso de la Ciudad de México.

Durante el encuentro realizado por videoconferencia, sin hacer alusión de manera directa a González Case, la diputada Ramos (del partido Verde Ecologista) pidió al presidente de la Jucopo, el panista Mauricio Tabe, que llamara al respeto entre legisladores ya que a uno de sus compañeros “se le está haciendo costumbre faltarle al respeto a las compañeras”.

Sin embargo, tras la participación de la morenista Martha Ávila, el priista sugirió “primero, tomarnos un té de tila, porque es muy temprano para estar sulfurados”.

Ante esa declaración, Ávila Ventura pidió la palabra “por alusiones personales” y exigió que se le llamara al respeto al diputado del PRI, ya que “varias veces ha incurrido en la falta de respeto a las compañeras diputadas; yo le pido que respete como yo he respetado y en ninguna participación descalifico”, exigió la morenista.

La legisladora Ramos Arreola secundó la solicitud para llamar al respeto a Tonatiuh González, a lo que el priista concluyó diciendo que “hay unos que merecen respeto y otros no, ustedes son unas trepadoras”.

Continue Reading

Facebook

Tendencia

Copyright © 2017 Endirecto