Connect with us

Hi, what are you looking for?



Nacional

Se registra otra crisis laboral en el Instituto Mexicano de la Radio

 

• Trabajadores y extrabajadores denunciaron que la directora del organismo, Aleida Calleja Gutiérrez, junto con Elia Soledad Baltazar, directora del Sistema Nacional de Noticiarios llevan a cabo despidos injustificados, acoso laboral y abuso de autoridad

• Durante la pandemia murieron 10 trabajadores por covid 19 en el IMER, quienes fueron obligados a laborar presencialmente sin contar con las medidas ni protocolos sanitarios adecuados.

Trabajadores y extrabajadores de base, confianza y de honorarios denunciaron que desde los primeros meses de gestión de Aleida Calleja Gutiérrez como directora general del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) se registra una serie de abusos de autoridad y un clima laboral tóxico y hostil.

Una de las primeras áreas en padecer esta situación fue el Sistema Nacional de Noticiarios a cargo de Elia Baltazar, aunque también se registró en distintas gerencias de las emisoras del IMER donde se documentaron formalmente quejas y atropellos sobre tráfico de plazas, imposición de cargos públicos, abuso de autoridad y acoso laboral.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Indicaron que hasta el momento han despedido injustificadamente a gerentes, locutores, productores, reporteros, redactores y analistas técnicos.

Lo más grave es que durante la pandemia han muerto 10 trabajadores por covid 19, quienes fueron obligados a trabajar presencialmente sin contar con las medidas ni protocolos sanitarios adecuados. Entre los fallecidos se encuentra personal de ingeniería, investigación, archivistas e intendencia.

Agregaron que ante autoridades de la Secretarías del Trabajo y de la Función Pública, así como de la Fiscalía General de la República y tribunales laborales se han presentado infructuosamente quejas y denuncias contra diversos directivos del IMER.

Como ejemplo señalaron el área de noticias, donde personal entre 20 y 30 años de servicio fue despedido injustificadamente bajo argucias, presiones, amenazas y mentiras.

Dicho personal, cuenta con maestrías, licenciaturas y una larga trayectoria reconocida en el periodismo, mientras que ningún directivo del Sistema Nacional de Noticiarios se encuentra titulado, como lo establece y exige la Ley de Servidores Públicos.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Los afectados denunciaron ser objeto de terrorismo laboral, humillaciones y fabricación de falsos argumentos para despedirlos y evitar la liquidación conforme a Derecho. Actualmente se siguen acumulando juicios laborales por despidos injustificados en tribunales.

Por otro lado, observaron que durante la contingencia sanitaria se generó un clima de encono, temor y discriminación, además de la aplicación de largas jornadas laborales que superan por mucho lo establecido en la Ley Federal del Trabajo.

Consideraron que la actuación de Aleida Calleja y Elia Baltazar, junto a la de Alejandro Ordoño Pérez, director de Administración y Finanzas; y Adriana Belén Jiménez Islas, titular de la Unidad Jurídica, es frívola e insensible lo cual genera un ambiente laboral hostil e irrespetuoso, que transgrede principios y valores plasmados en la Ley de Servidores Públicos.

Insistieron en que a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó que no habría despidos de trabajadores al Servicio del Estado, en el IMER crece el número de suspensiones laborales y tráfico de plazas.

Lamentaron que más allá de los problemas laborales, similares al conflicto en Notimex, el IMER se aleja de ser una radio pública para convertirse en un órgano propagandístico del partido en el poder, y para eso solo basta con sintonizar cualquiera de sus noticiarios.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Los trabajadores y extrabajadores llamaron al primer mandatario a revisar sus casos para la reinstalación laboral, entregar pagos rezagados e indemnizaciones y procesos apegados a la ley; así como analizar la permanencia de los directivos que no cumplen con el perfil profesional que exige la radio pública.

Advertisement
Advertisement