Connect with us

Hi, what are you looking for?



Portada

SALUD LABORAL / El estrés del CEO

El estudio realizado por la universidad de Illinois, Yale School of Management y la Universidad de Berkeley, California, estimó los efectos a largo plazo del estrés relacionado con el trabajo en la mortalidad y el envejecimiento de 1,605 CEOs de grandes empresas estadounidenses que cotizan en bolsa.

Por Joana Elizabeth Salinas, Co creadora de Empareja2 y Psicopedagoga especializada en salud laboral.

Los directivos de mayor jerarquía en una organización trabajan largas horas, toman decisiones de alto riesgo y enfrentan gran incertidumbre en tiempos de crisis. También son monitoreados de cerca y criticados cuando sus empresas tienen un rendimiento inferior al proyectado por inversionistas y otros stakeholders del negocio.

El impacto que estos factores estresantes relacionados con el trabajo pueden tener graves consecuencias para los directivos. Algunos estudios muestran que la vida útil promedio del CEO aumentó en dos años cuando las leyes anti-adquisición los aislaron de los asaltantes corporativos y disminuyó en 1.5 años cuando se enfrentaron a una recesión en la industria. La exposición a un «shock de angustia» durante la Gran Recesión, por ejemplo, hizo que tuvieran un envejecimiento aparente más notable.

El estudio realizado por la universidad de Illinois, Yale School of Management y la Universidad de Berkeley, California, estimó los efectos a largo plazo del estrés relacionado con el trabajo en la mortalidad y el envejecimiento de 1,605 CEOs de grandes empresas estadounidenses que cotizan en bolsa.

El estudio tiene implicaciones sobre cómo las empresas motivan a los empleados. Indiscriminadamente creemos que los incentivos son buenos porque hacen que las personas trabajen más duro. Pero desde una perspectiva general, y específicamente desde el punto de vista del bienestar, hay costos que incentivar como los de salud. El trabajar “más duro” podría tener resultados de salud sistemáticamente peores en el futuro.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En cuanto al envejecimiento aparente, Las imágenes del CEO capturaron de manera reveladora los niveles de estrés del CEO antes y después de la Gran Recesión. Antes de la recesión, la diferencia de edad aparente entre los futuros CEOs angustiados y no angustiados era pequeña y estable. Pero después del inicio de la recesión, la diferencia de edad aparente aumentó notablemente, inicialmente a aproximadamente medio año, y luego a un año completo.

Desde mediados de la década de 1980, varios estados de Estados Unidos habían promulgado leyes para evitar adquisiciones hostiles de empresas. Esas leyes redujeron el estrés para los CEOs y les permitieron «disfrutar de la vida tranquila». Por ejemplo, los CEOs se volvieron menos duros en las negociaciones salariales, enfrentaron menos cierres de plantas y crearon menos plantas nuevas.

La principal conclusión del estudio para las empresas es tener en cuenta los resultados de estrés en el diseño de incentivos para los empleados. El estrés no solo tiene efectos a largo plazo. También afecta su productividad inmediata. Diseñar incentivos donde los empleados estén contentos con su trabajo, y no siempre estresados, genera beneficios de salud a largo plazo, pero también afecta el valor de la empresa y la creación de valor.

En esta era post pandémica en el que se imponen cambios trascendentales como el trabajo híbrido, digitalización y agilidad en la implementación de cambios de gestión, el CEO enfrentará notables desafíos, por lo que es importante que las empresas vigilen la salud física y emocional de todos sus colaboradores.

 

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement
Advertisement