Connect with us

Hi, what are you looking for?

Nacional

Priistas culpan a Peña Nieto y su gabinete del derrumbe electoral

Un grupo de priistas, al parecer encabezados por Ulises Ruiz, emitieron hoy un documento en el que acusan directamente al Presidente Enrique Peña Nieto de la debacle de su partido al que, dicen, secuestraron durante los últimos años.

Además exigen que el presidente Peña y sus funcionarios se abstengan de involucrarse en la ‘refundación’ del PRI ya que, dicen, las decisiones las tomaron con frivolidad y prepotencia, mismas que llevaron a la humillación de los priistas en todo el país.

Igualmente advierten que los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y dirigentes de sectores y organizaciones deben renunciar y propusieron a la militancia que el único método para elegir candidatos y líderes sea por consulta directa.

Abiertamente cuestionan la postulación de candidatos, incluida la del candidato presidencial:

“Después de la decisión cupular del candidato presidencial, prevalecieron las imposiciones, el amiguismo, el compadrazgo, los caprichos de una clase gobernante insensible y prepotente. No hubo ejercicio político que privilegiara candidaturas fuertes, sólidas. En cambio, hijos, amigos, funcionarios sin carrera, ocuparon los espacios en las boletas”.

Además acusan a funcionarios de gobierno por su despotismo y soberbia:

Advertisement. Scroll to continue reading.

“El presidente Peña y sus funcionarios de primer nivel en el Gobierno, principalmente quienes han estado encargados del combate a la inseguridad, a la pobreza y quienes cometieron actos de corrupción o quienes se debieron dedicar a erradicarla, son responsables en gran medida del resultado electoral. Reiteramos: Peña y su gabinete son los principales responsables de esta debacle”.

“Al interior del Partido, la confusión de la cúpula entre la hoja de vida académica y la experiencia política, llevó a funcionarios con altos grados académicos pero sin el menor conocimiento no sólo del PRI, sino de las cuestiones políticas, a la dirigencia y luego a muchas de las candidaturas que de haber sido bien seleccionadas hubieran apoyado la candidatura presidencial con lo único necesario para ganar: con los votos”.

El documento circuló desde temprana hora en las redes sociales y junto con el presidente Peña Nieto, acusan a “la generación de la vergüenza”, de estar alejados de la población y de ser responsables por la debacle electoral del PRI el domingo.

Admiten lo obvio:

“La victoria de Andrés Manuel López Obrador es apabullante e indiscutible. El apoyo mayoritario del pueblo decidió que él dirija los destinos de México desde la Presidencia durante los próximos seis años. Finalmente, una larga cadena de desaciertos en la conducción del Partido por parte de quienes lo secuestraron en los últimos años, lo llevaron a la derrota; a un penoso tercer lugar”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

“Privilegiar la postulación de jóvenes a gobernadores no es un asunto negativo por definición, pero confundir madurez política con amiguismo sí lo es y así se dio entrada a la generación de la vergüenza”, añade el documento firmado por la corriente Democracia Interna, encabezada por el exgobernador de Oaxaca Ulises Ruiz.

Según el avance del 90 por ciento de las actas computadas por el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Nacional Electoral (INE) se proyecta que el PRI se quedaría con 42 de los 204 legisladores que tiene hoy; el PVEM se caerá de 38 espacios a sólo 17; mientras que Nueva Alianza perderá 11 de los 12 que tiene hoy y sólo se quedará con uno.

Mientras tanto, en redes sociales y whatssapp circula ya un texto en el que llaman a impedir el arribo de Ochoa Reza al Senado de la República.

Advertisement

© 2020 Endirecto