Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

*Por Luis Repper Jaramillo – *Memorándum popular: no se gobierna México clonando regímenes

lrepperjaramillo@yahoo.com

Sin caer en petulancia, ni pretender descubrir el hilo negro o aplicar la frase arrogante “se
los dije, pero no hacen caso”, recuerdo que en la entrega anterior y más atrás en mi análisis
de la prepotencia y soberbia de Andrés Manuel López Obrador, que si no lo detenían, los
diputados, senadores y alguien “cuerdo” del gabinetazo de la Transformación de 4ª,
volvería a imponer su capricho y aplicar su venganza política… pues lo logró, con su
memorándum visceral echó abajo la mal llamada Reforma Educativa del sexenio pasado y
sus testaferros en San Lázaro obedecieron al amo.
Pese a explicaciones sustentadas de constitucionalistas, doctores en derecho, profesores de
licenciatura, de posgrado, de colegios de abogados, Ministros de la Corte, de analistas,
columnistas, comentarista, conductores, editorialistas de medios de comunicación “fifís”,
no valieron argumentos legales, éticos, morales, educativos y más… y una vez más, se salió
con la suya.
La megalomanía, narcisismo, complejo de superioridad de Andrés, ha envuelto a sus
lacayos del Congreso de la Unión, de sus gabinetes, en irracional sumisión que a sabiendas
de que está mal, no se atreven a contradecirlo, a debatirle un capricho, porque los tiene
endiosados, turulatos, idiotizados. ¿La razón? es un misterio, que pronto descubriremos.
Esta actitud, propia de un dictador (Hitler, Maduro, Chávez, Ortega, Somoza, Morales,
Díaz, Idia Min, Mao, Stalin, Pol Pot, Gowon, Haile, Kim, Tojo, y cientos más), es producto
de una persona con trastornos de personalidad narcisista patológica (sólo recuerden los
genocidios de la historia cualquiera de esos apellidos, agregue López Obrador, para conocer
la magnitud de su personalidad y decisiones unipersonales para aplastar a quienes odian o
no acatan sus decisiones) La estamos padeciendo en México, cuando motu propio dispuso
acabar con la construcción del NAIM, desaparecer la Reforma Educativa 2012/2018, crear
su Guardia Nacional (ojo, su seguridad para eternizarse) Borrón y cuenta nueva contra el
crimen organizado. Imponer (a producto de gallina) la Base Militar de Santa Lucía, como
aeropuerto internacional de México.
Negar sistemáticamente que hayan aumentado los asesinatos dolosos en todo el país,
cuando en sólo 4 meses dic/marzo suman más de 9 mil homicidios, incluidos niños,
mujeres y ancianos.
Luego de su “triunfo” con la revocación de la reforma educativa del priista Peña Nieto,
encarrerado, envalentonado, ignorando la Constitución, amenazó que de no aprobarse su
Ley de Austeridad, firmará otro memorándum. En palabras textuales, el incipiente tirano
expuso “estoy esperando a que se apruebe la Ley de Austeridad y si veo que pasa el tiempo
y no se aprueba, como depende de nosotros, memorándum interno para que nadie vaya a
pensar que somos lo mismo, el cambio va”

¡Amenaza, coerción, intimidación, orden, imposición! a otro Poder (legislativo) que
significa una provocación a la ruptura constitucional, democrática, a la soberanía e
independencia de los Poderes de la Unión. Los legisladores no morenistas, pasmados,
callados, aterrorizados, miedosos, insignificantes. Ninguno le debate, encara o enfrenta.
¡Para eso me gustaban, cobardes!
La Ley de Austeridad amlista, según su autor, advierte que nadie hará negocios al amparo
del pueblo, pues con los dineros públicos funcionarios del sexenio pasado –asegura, sin
pruebas “tenía secuestrado al gobierno, todos buscaban hacer negocios, se quedaban con el
presupuesto y éste no le llegaba a la gente” No presenta pruebas, testimonios o culpables.
En consecuencia, fanfarroneó, como no está lista la Ley, ordenaré a la Fiscalía General de
la República (órgano autónomo, que investiga y persigue los delitos de orden federal),
proceder contra exfuncionarios del sexenio de Enrique Peña Nieto, porque habrá cero
tolerancias a la corrupción e impunidad, alharaqueó.
Si a través de otro mamotreto –perdón memorándum- quieres detener a los corruptos
peñistas, sencillo, Andrés, empieza por Enrique que quedó demostrado los actos de
deslealtad al país con su obra magna del sexenio La Casa Blanca de las Lomas de
Chapultepec en la que gastó del erario público 86 millones de pesos. Otra lujosa residencia
en Ixtapan de la Sal (372 mil dólares), el despilfarro de recursos públicos en favor de su
familia y amigos en viajes oficiales al extranjero, en donde pagaba con dinero nuestro
vuelos, hospedaje, comidas, paseos, shopping, viáticos, seguridad y diversión.
Si de verdad, como presume, pretende acabar con la impunidad, que detenga a Enrique
Peña Nieto y con él a su séquito de ladrones: Rosario Robles, Luis Miranda Nava, Luis
Videgaray, Miguel Ángel Osorio Chong, Gerardo Ruiz Esparza, José Antonio Meade,
Humberto Moreira, Emilio Lozoya (Odebrecht), y dé golpe de autoridad, no sólo
metiéndolos a la cárcel, sino requisándoles todo el dinero que hurtaron del presupuesto.
Para esto Andrés, no se necesita un documento firmado por ti, ya están las denuncias por
parte de la Secretaría de la Función Pública, que deben seguirse de oficio y actuar en
consecuencia, no alharaquees con un Memo a la FGR cuando lo inmediato es ir por los
corruptos para proceder en su contra.
Pero voy más atrás. Resulta que por tus pantalones no hay, ni habrá orden de detención y/o
presentación ante la justicia contra Enrique Peña Nieto. Asustas con el “petate del muerto”
a los exfuncionarios del mexiquense, ¿por qué López? Por qué esa deferencia a tu
antecesor, si está ampliamente documentado las tropelías que cometió
Aaah, ¡ya entendí! Hay un pacto, un acuerdo no escrito, platicado en lo oscurito en las dos
visitas previas (a tu toma de protesta) que hiciste a Palacio Nacional cuando aún
despachaba ahí Enriquito… ¿qué no,? De ahí la secrecía, la no presencia de la prensa,
menos el “pool de casa” (reporteros de Comunicación Social de la Presidencia) para que no
se filtrara nada. Y como en periodismo el vacío de información se llena con rumores o
especulaciones, puedo entender que ambos encuentros fueron para exonerar a Peña, una vez
que hubieres removido la cloaca.
¿A cambio de qué, Andrés? De que no se investigara tu pasado priista, los encargos del
partido para arrasar a la oposición en la Dictadura Perfecta. Tus cochupos, cuando eras
activista y férreo detractor de tu pasado tricolor, cuando quemabas pozos petroleros en tu
natal Tabasco, o cuando asaltaste el Zócalo de la Ciudad de México acarreando a los
barrenderos de Villahermosa, a protestar contra el gobierno local, que para desalojarlo antes
de la Noche del Grito y del Desfile Militar del 16 de septiembre de 1997, llegaste a un
acuerdo millonario con el entonces Regente del DF, Manuel Camacho Solís, para dejar
libre la Plaza.

O para que en los pocos días que le restaban al “burro” de Peña, en Los Pinos, no te
investigará en el INE, SAT, Hacienda, Fepade, etc. cómo en 18 años de frenética necedad
por llegar a Palacio Nacional financiaste tus periplos por el país y en el extranjero, pues en
esos 540 meses nunca trabajaste –decentemente- ¿Quiénes patrocinaron tus actividades?
¿Algunos, ahora están en el gabinete? Puedo pensar si, si no lo informas. Al menos 10
depo$itaban recur$o$, por tu vehemencia de traerlos a tu primer círculo (dentro y fuera). Si
me equivoco, corrígeme: Ebrard, Gómez Urrutia, Romo, Riobóo, Harp, Slim, Salinas
Pliego, Azcárraga, Vázquez Aldir, Romandía, Gutiérrez, Aristegui, Aguirre y varios más.
¿Ese es el secreto entre Peña y tú de Palacio Nacional?
¿Tu memorándum para aprobar antes del 30 de abril la Ley de Austeridad, es advertencia al
PRI, PAN, PT, MC en San Lázaro para votar a favor, sin enmiendas, correcciones o
agregados? De lo contrario qué? Sacarás trapitos al Sol de sus dirigentes, coordinadores,
legisladores, ahora que tienes el control de la policía política del país? A qué juegas con las
amenazas, por el tono con que hablas en tus mañaneras.
Andrés Manuel, no se gobierna un país, menos México, con amenazas, intimidaciones,
memorándums, ocurrencias… jamás como ejemplo de administraciones pasadas.
Deja de quejarte y lamentar lo hecho y heredado de Fox, Calderón y Peña, pues no
desaprovechas tribuna alguna para acusar el mal que padece México ¡en tu sexenio!, y no
remedias nada. Llevas 5 meses de gobierno y no avanzamos, ni siquiera estancados…
vamos en retroceso (asesinatos, desabasto de medicinas, inseguridad galopante, desempleo
lacerante, inflación anual marzo-marzo de 4.38%, incremento de pobreza y pobreza
extrema, violación a la Constitución, a la autonomía e independencia de los 3 Poderes de la
Unión. Calamidad tras calamidad y tú con Memorándums, amenazas y totalitarismo que te
ubica, en sólo 150 días en el nefasto grupo de dictadores arriba citados.
¿Cuál es tu plan o proyecto de país? Aún los mexicanos no lo conocemos. Pretendes
llevarnos a la izquierda chavista, madurista, orteguista. Los mexicanos no lo permitiremos,
somos una nación democrática –por esa vía llegaste a Palacio Nacional- que con tus
acciones quieres desviar a un totalitarismo perverso (sólo ve como está Venezuela,
Nicaragua, Bolivia, en guerra civil).
Deja de gobernar en las Redes Sociales, por memorándums, por declaracionitis mañanera.
Define con certeza, democracia y seguridad el destino de México que hoy pende de
ocurrencias, venganzas y persecuciones que llevan al encono –del que eres profesional- y
cumple lo mandatado por la Constitución; no la interpretes, acátala. Deja de jugar al
lidersucho barato que pretende clonar regímenes decadentes y caducos.

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de
Comunicadores por la Unidad (CxU)

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement

© 2020 Endirecto