Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

Por Luis Repper Jaramillo* – Los mexicanos impediremos que López viole la autonomía de la UNAM; a la mala T4a pretende adueñarse a la UNAM

lrepperjaramillo@yahoo.com
¡IMPIDAMOS! una atrocidad más de la Transformación de 4ª, de Andrés Manuel López
Obrador, de sus sicarios en la Cámara de Diputados y esbirros del gabinetazo, quienes
maquinan asaltar literalmente, a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM),
violentando, como es su costumbre (“al diablo sus instituciones”), la autonomía
universitaria, no sólo de la Máxima Casa de Estudios, sino de todas las instituciones de
bachillerato, licenciatura, postgrado, etc. incorporadas a la UNAM, a través de una
pretendida reforma constitucional a la vida interna del Alma Mater de millones de
connacionales y a sus similares en el país.
El desequilibrio mental, su obsesión, soberbia y su meta hitleriana de implementar la
dictadura en México, lleva a López Obrador a querer adueñarse de la vida administrativa,
académica, estatutaria, de la institución, ubicada dentro del Top de las 100 Universidades
más prestigiadas del mundo y la mejor de América Latina. Pretende “remover” al Rector
para imponer a un lacayo, que ya tiene dominado, con lo que casi cerraría su círculo
perverso de dominio y totalitarismo de las instituciones que los mexicanos nos hemos dado
para vivir en democracia.
El enfermo esquizofrénico/paranoico de Andrés Manuel no da tregua a sus intenciones de
dominar todo en la vida de más de 126 millones de mexicanos con la complacencia,
complicidad, sometimiento de diputados y senadores de todos los partidos, incluida la
oposición, pues a pesar de ver las acciones de la T4a son contemplativos, no reaccionan, se
someten. Sus “sombrerazos”, rabietas, perogrulladas son mediáticas, protagonistas, sin que
en el fondo demuestren ser opuesto a López Obrador. Simulan que lo atacan, cuestionan o
agreden pero acatan y responden a la “sugerencia” del sujeto.
Si en verdad fuesen oposición, ya debieron unirse en torno a un objetivo común, combatir
las ocurrencias, tonterías, necedades de Andrés, como la más reciente, “dar un golpe de
estado” (permítaseme el símil) a la Universidad Nacional Autónoma de México.
Los partidos PAN, PRD, PRI, MC, sus legisladores en San Lázaro, en los Congresos
estatales ya debieron instrumentar una alianza para frenar las pretensiones lopezobradorista
de asaltar y robarse la autonomía universitaria, para sus fines políticos, personales y
facciosos, de utilizar el campus como sedes de adoctrinamiento masivo de chairos,
amlovers, botts, militantes, simpatizantes, “comprados”, etc. de Morena para crear ejércitos
“populares” y allanar el camino hacia la dictadura como Chávez/Maduro, Fidel y Raúl
Castro, Daniel Ortega, Pinochet, Evo Morales. O clonar lo que en la década de los 40´s
implementó Adolfo Hitler, en la Alemania Nazi, para arrasar a los judíos y dominar al
mundo.
El remedo mexicano (AMLO) lo haría a través de la Transformación de 4ª, aplastar
marginados, pobres, pobres extremos, olvidados y quienes no piensen como él. Así de
claro, así de sencillo.
López necesita a las juventudes para sus perversas intenciones. ¿En dónde las encuentra?,
en las universidades, prepas, cch´s, etc. por ello, pretende reformar la Ley Orgánica de la
UNAM, dando voz y voto a los muchachos para elegir en sufragio libre y secreto,
autoridades de Rectoría, Directores de Facultades, Institutos de Investigación,
administrativos y docentes en preparatorias, bachilleratos, etc. con la malsana intención de
“acomodar” a sus incondicionales de la T4a al frente de la Rectoría.

¿Cómo es el plan diabólico de López Obrador que tanto apapacha a los jóvenes sin oficio ni
beneficio (Ninis, becarios, jóvenes construyendo el futuro), anarcos, feministas agresivas
embozadas, etc.? Hoy con su intentona de asaltar a la UNAM para proveerse de
muchachos, clona la estrategia del Reich (1936/1945), las Juventudes Hitlerianas (JH) con
las que creó un nuevo sistema de adiestramiento para jóvenes alemanes, con el fin de
proporcionar entrenamiento militar y desarrollar su entendimiento y obediencia a la
ideología nazi (en México T4a)
“La motivación básica de las JH era entrenar a futuros ciudadanos del Reich y soldados
que sirvieran fielmente a la Alemania nazi cuando fueran adultos” A eso le juega el señor
López. Ya tiene a sus ejércitos de mozalbetes: chairos, botts, amlovers, incondicionales
(operadores de redes sociales). Los visibles, anarcos, feministas desadaptadas,
desestabilizadores/infiltrados (vestidos de negro, rostro cubierto, mochila a la espalda, con
toletes de fierro, madera, aerosoles, agresivos) en marchas, mítines, bloqueos pacíficos y
justificados. Utilizan la concentración para provocar peleas, destrozos, enfrentamiento con
policías, soldados, organizadores de la movilización.
Lo anterior con la intención de la T4a para mostrar brazo, sicarismo, grupos de choque,
acciones concertadas de terror. Esto dista mucho del adoctrinamiento que el Reich hizo de
sus JH. El clon de lopitos es miserable, pestilente, infame, vulgar, peligroso.
Pero eso sí, ya tiene sus Juventudes Amlistas (JA), financiadas con recursos públicos
simulados en becas, mesadas, apoyos, patrocinios y Padrones de Programas Sociales, que
en el interior del país manejan y vigilan los Superdelegados de la T4a, con quienes se reúne
en petit comité durante sus “giras” de fin de semana, que no son otra cosa que la
supervisión y sometimiento a las Juventudes Amlistas; pero no le son suficiente, por eso
busca apoderarse de la UNAM y sus miles de jóvenes estudiantes.
López Obrador y sus eternas cortinas de humo, empujó el deleznable, vergonzante y
lastimoso secuestro, ultraje y asesinato de la pequeña de 7 años Fátima, que acaparó la
atención mediática y popular por más de una semana, escondiendo la perversa intención
que hizo en la Cámara de Diputados, el legislador de Morena (negocio familiar), Miguel
Ángel Jáuregui, al proponer una reforma constitucional a la Ley Orgánica de la UNAM,
según él para “democratizar” la elección del rector, de los directores de facultades,
escuelas e institutos.
En la justificación de la propuesta, el desadaptado diputadete Jáuregui argumenta
“democratizar las formas de gobierno de la UNAM significa que el rector, los directores de
escuelas, facultades e institutos de investigación los elijan sus propias comunidades por
medio de elecciones abiertas, equitativas y transparentes a través del voto libre y secreto”
El tipejo no sabe, es burro, que la UNAM es una institución de educación superior, que se
rige por sus propios reglamentos y Ley Orgánica que diseña, opera y administra el Consejo
Universitario. La institución no es un sindicato, una cámara legislativa, una empresa social,
que a través de un sufragio secreto designa directivos.
Este nefasto diputadete, es achichincle del Senador por Morena Martí Batres Guadarrama,
enemigo acérrimo de Ricardo Monreal y por ende de López Obrador, quienes de manera
unida impidieron a Batres reelegirse en la Presidencia del Senado, lo que ocasionó
enfrentamientos mediáticos y epistolares entre el zacatecano y el capitalino.
Esto demuestra que la empresa familiar de López Obrador se resquebraja interna y
externamente. Las consecuencias se verán muy pronto, en 2021 (elecciones intermedias y
renovación de la Cámara de Diputados) y en 2024, la inminente derrota de Morena en la
elección presidencial.

Ese es asunto que se verá más adelante. Lo que importa ahora es que los mexicanos
tenemos que impedir en el ámbito de nuestra competencia que López Obrador y camarilla
asalten, violen y desaparezca la autonomía universitaria, modifique su Ley Orgánica y
conviertan a esta ejemplar institución en centro de adoctrinamiento, preparación,
sometimiento, capacitación, y entrenamiento de jóvenes y ejércitos de Juventudes Amlistas
para ejercer actividades que guíen, protejan, actúen como neonazis en la pretensión de
López Obrador de instaurar en México una dictadura hitleriana, madurista, castrista,
orteguista.
Ante tal escenario, ni tardo ni perezoso, el Rector de la Universidad Nacional Autónoma de
México, Enrique Graue, salió al paso y en una respuesta mediática, que no tiene
desperdicio, con autoridad moral, ética, sustentada, razonada y contundente replicó a
Morena: “la iniciativa es un intento de intromisión en la vida universitaria”.
“La Comunidad de la Universidad Nacional Autónoma de México se enteró, no sin
sorpresa e indignación, de la existencia de una propuesta de reforma a la Ley Orgánica de
nuestra Universidad.
“Deseo hacer del conocimiento de todas y todos ustedes mi rechazo absoluto a este intento
de intromisión en la vida universitaria, en donde a espaldas de las y los universitarios se
pretende incidir en la normatividad que nos rige y que nos hemos autoimpuesto a lo largo
de muchos años.
Continuó el Rector Graue, en su misiva “esta iniciativa se suma a otras que han sido
presentadas ante las legislaturas estatales por representantes de distintos partidos políticos,
en lo que parece constituir una escalada contra la autonomía de nuestras casas de estudio.
“El hecho de presentar una iniciativa como ésta sólo puede ser interpretado como un
intento de desestabilizar la vida universitaria.
Exijo, como Rector de la Universidad de la Nación, que las comisiones dictaminadoras
correspondientes de la H. Cámara de Diputados rechacen esta iniciativa y hagan público y
manifiesto el respeto irrestricto a la autonomía de nuestra casa de estudios”
No podía ser menos Señor Rector. Aplaudo y firmo su postura.
Andrés, estas equivocado. No tienes la menor idea de lo que es gobernar. Con esta acción y
tu fobia contra el INE haz sumado odio, rechazo y desesperación a tu Transformación de 4ª
que abona al desprestigio de tu persona, cargo que desempeñas e intento de imponer una
dictadura. La respuesta popular la tendrás en 2021 y 2024.
Te quedó enorme la responsabilidad que bien ganaste el 1 de julio de 2018.
Fuiste un astuto, inteligente y desesperante candidato presidencial 3 veces. Ahora ERES
NADA.

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de
Latitud Megalópolis (LM)

Advertisement
Advertisement