Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

Por Luis Repper Jaramillo: Censura, control, sometimiento a la Prensa digna, pretende la T4a – *Como en Venezuela y Cuba, acciones de YSQ contra periodistas

lrepperjaramillo@yahoo.com
Está demostrado, evidenciado, corroborado que Andrés Manuel López Obrador, es
intolerante. Detesta, odia a los periodistas críticos, a columnistas, reporteros, analistas,
comentaristas, conductores que no coinciden, aceptan o aplauden (como otros) sus locuras,
necedades, ocurrencias, dislates, su soberbia. Sólo quiere en su primer círculo y mañanera a
macetas, focas aplaudidoras, arlequines, periodistas sumisos (comprados) que sólo
repliquen sus palabras, sin cuestionar o analizar si tiene razón, miente y/o dice verdades a
medias.
Andrés Manuel tiene bien estudiado, aprendido y aplicado el rol de contrincante de la
Prensa fifí, la crítica, la verdadera. Su estrategia consiste en someter a los medios para sus
fines sexenal y transexenal, clonada de sus ídolos, gurús y maestros; tres o cinco
dictadorzuelos del Hemisferio que han hecho del control de medios su arma para
eternizarse y adoctrinar a sus pueblos con el arma –no artillada- más eficiente de
sometimiento irracional: la prensa.
No es casual, sino causal que desde el púlpito de las mañaneras en Palacio Nacional, López
Obrador utilice esta estrategia para enconar a los medios, como el más reciente en donde
consideró que en México “no hay un periodismo profesional, independiente, no digo
que objetivo, porque eso es difícil, la objetividad, es muy relativa pero ética. Son muy
lejos de eso. Es parte de la decadencia que se produjo y lo mismo en la radio y la
televisión. No generalizo pero no supieron entender la nueva realidad. Le siguieron
con lo mismo, desesperados, optaron muchos por la mentira”.
Esto, porque los periodistas y medios decentes hemos criticado, exhibido, expuesto las
torpezas, inacción y tardía actuación de la Transformación de 4ª en la crisis del COVID, sus
consecuencias y fatales resultados. Su pésima administración que tiene a México sumido en
la vergonzosa ruptura económico/financiera/laboral/inseguridad/paupérrima/petrolera y de
incredulidad nacional e internacional.
Enfadado, pero con un plan perverso, ideado desde Comunicación Social de Palacio
Nacional, en el que un pseudo reportero (chairo) a indicación expresa le formuló una
pregunta, para que como respuesta López arremetiera contra periodistas profesionales (no
presentes ahí, desde luego) y desplegara toda su furia, ira y calificativos indecentes: “en
todos los medios hay periodistas que hacen su labor profesionalmente, hay departamentos
de corte y confección, para no decir censura, donde se adecua la información. En mi
gobierno hay medios que me descalifican todos los días, “no puedo decir magnesia en lugar
de gimnasia porque me tupen”, “¿Por qué no era así con el gobierno anterior? ¿Con
Calderón? ¿Con Fox? ¿Con Zedillo? ¿Con Salinas?, acusó.
Mencionó a quienes califica como “medios conservadores: Reforma, El
Universal, Milenio, Excélsior, las televisoras Televisa, Milenio TV, MVS, ahora no sólo en
las noticias, sino en la plana de colaboradores critican a mi gobierno”.
Luego, con las vísceras, no con el cerebro (del que carece) subió el tono camorrero, como
ha sido toda su vida: “¿ustedes creen que no aburre abrir un periódico, El Universal, por
ejemplo, o el Reforma, y no encontrar nada bueno del gobierno? (si no se publica nada
bueno del Gobierno, Andrés, es que el gobierno NO HACE NADA BIEN) Todo malo,
todo malo; pero no sólo las notas, los articulistas supuestamente independientes, todos”

Y así durante casi una hora, increpando, insultando, denigrando la profesión de periodista,
nada más porque no aceptamos ni coincidimos con su fallida gestión.
En fin, sus datos sobre esta actividad, me tiene sin cuidado, por la sencilla razón de que el
tipo, ni idea tiene de cómo se trabaja, se reportea, se jerarquiza, se analiza y se redacta una
nota, una Columna, un editorial, un reportaje, una opinión. Lo suyo, lo suyo es la camorra,
la manifestación, el bloqueo de vías públicas, el mitin, las promesas fáciles, la falsedad de
sus compromisos. Para entender todo lo del periodismo, Andrés Manuel, hay que tener
inteligencia, capacidad de análisis, de investigación, de comprensión y de independencia
ética… y desde luego, esto a ti no se te da, por eso eres el eterno candidato (porque lo
sigues siendo, pues la responsabilidad republicana que ganaste en la urnas, se quedó en la
tribuna de la Cámara de Diputados aquel 1 de diciembre de 2018. Hoy sigues siendo el
candidato perdedor, porque a pesar de poseer la banda y el cargo presidencial, sigues con tu
discurso contestatario, tus ofertas electorales inviables, tu obsesión por el pasado de tus
rivales (que te ganaron a toda ley) Fox, Calderón y Peña a quienes culpas (a 1 año 5 meses
de gobierno) de todos los males de México.
En fin, López, tu incapacidad de gobernar pretendes agenciársela a la Prensa DECENTE
porque tu sexenio no funciona, por eso asumes el rol de dictadores del hemisferio que
pretende controlar a la Prensa, para esconder tu fracaso.
Te daré dos ejemplos de esa “técnica” de sometimiento que los tiranos de Venezuela y
Cuba implementan para acallar voces críticas de periodistas decentes que evidencian sus
nefastos y antidemocráticos gobiernos: Hugo Chávez / Nicolás Maduro (Venezuela)
utilizan a la prensa y televisión para manipular al pueblo creando “realidades virtuales o
hiperrealistas” de una guerra a través del uso de la información como instrumentos
defensivos como arma propagandística contra sus “enemigos”.
Andrés Manuel pretende una hegemonía comunicacional de la Transformación de 4ª que
busca imponer una prensa como actor político global donde los intereses del poder se
cruzan de diferente manera a la inminente cooptación, intimidación, censura, compra, para
al final destruir la totalidad de la prensa libre, crítica no afín a las locuras lopezobradorista.
Tal cual lo hiciera Hugo Chávez (su gurú) y continua Nicolás Maduro, en “su pleito” con la
prensa venezolana, hoy AMLO marcha hacia la represión, censura (castigó la Secretaría de
Gobernación a los Diarios de Juárez y el de Chihuahua, supuestamente por difundir
información falsa en sus ediciones del 14 de abril), que según Segob, publicaron fotografías
de una habitación con varios cadáveres, atribuyéndolo a hospitales del Estado. Esta acción
oficial atentó contra la libertad de expresión y de prensa.
Pero no sancionó a TV Azteca y a Javier Alatorre por instigar a su audiencia a “no hacer
caso a las cifras de COVID 19 que cada día exhibe Hugo López Gatell”… Todo quedó en
“un error de mi amigo Javier”, argumentó Andrés Manuel. No se midió igual que en
Chihuahua.
Se explica la actitud de la T4a, como lo hicieron Chávez/Maduro, al poner en el centro del
debate (agenda presidencial) a periodistas y medios de comunicación como noticia… ¡y no
cumplir con su función!, según El Peje.
Pese a ocultarlo la T4a ha convertido a los profesionales de la información decentes
(reporteros, conductores, comentaristas, analistas, columnistas. editorialistas, directivos,
etc.) en víctimas de cerco mediático, atentados, agresiones físicas, verbales, en redes
sociales, atacados por no aceptar los equívocos, yerros, insensateces del señor López, quien
desde su púlpito mañanero dispone los ataques a periodistas a través de botts, chairos,
pejesombies, ninis, amlovers, becarios, etc. en redes sociales.

La T4a cumple acciones como en Venezuela en donde periodistas han sido asesinados por
el desempeño de su trabajo. En México durante el sexenio de López Obrador (del 1 de
diciembre de 2018 al 23 de abril de 2020) se han registrado 10 víctimas, la más reciente (19
de junio 2019) Norma Sarabia, reportera del Periódico “Tabasco Hoy”, documenta la
Organización Defensora de la Libertad de Expresión “Artículo 19”, que señala del año
2000 a la fecha se han cometido 127 homicidios contra periodistas mexicanos: 117
hombres y 10 mujeres.
El otro ejemplo, Andrés, es Cuba, en donde Fidel Castro Ruz impuso la censura
periodística a su llegada al poder el 1 de enero de 1959, tras derrocar en una revolución al
dictador Fulgencio Batista. De su dictadura (igual que Batista) la prensa no escapó,
argumentando que “los medios de comunicación deben estar al servicio de la causa”
La filosofía castrista, Fidel y Raúl, ahora Miguel Díaz Canel, se mantiene con el argumento
de que la prensa debe estar sometida a la férrea censura de una dictadura, que se convierte
“en garante” para la supervivencia de la misma y si se añade un evidente hermetismo hacia
el exterior, la única información a la que se tiene acceso se convierte en la mera verdad (yo
tengo otros datos)
¿En dónde he visto esto…? La política mediática de la dictadura, según Castro/Canel, para
adoctrinar y someter a pueblos enteros, es hacerles escuchar, ver y leer (mañaneras,
informe trimestral, reporte COVID de las 7 pm, mítines, giras, concentraciones) de manera
sistemática a través de todos los medios de comunicación tradicionales y alternos (chairos,
botts, amlovers, pejesombies, medios afines, Portales -Internet- sumisos, etc.) el mismo
mensaje, dejando sin voz, ni posibilidad de llegar a las masas a quienes no opinen igual.
¿Está claro el objetivo de López, al pelear un día sí y otro también con periodistas y
medios? Someter para expropiar concesiones de radio y televisión o desaparecer diarios.
Tal es el caso de Notimex, que estalló en huelga por el despido injustificado a más de 130
colegas, por orden –según oficio- de López Obrador para “terminar con la corrupción en la
agencia”, ¡Zas! Como si los 130 afectados eran corruptos, si sólo tenían funciones de
reportero, redactor, editor, jefe de mesa, administrativo, corresponsal nacional y extranjero,
compañeros que no tenían acceso a manejo de dinero, conflicto de interés, etc.
Lo hizo, porque quiere tener en Notimex sólo chairos, amlovers, pejesombies, aunque no
tengan la carrera de periodismo.
En fin. López Obrador sigue los pasos de Chávez, Maduro, Fidel, Raúl Castro, Díaz Canel
nefastos dictadores… y éste pretende lo mismo… Pero no lo dejaremos.

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de
Latitud Megalópolis (LM)

Advertisement

© 2020 Endirecto