Connect with us

Hi, what are you looking for?



CIUDAD DE MÉXICO, 10DICIEMBRE2017.- Salomón Chertorivski, ex secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, se registró este domingo para ser precandidato del Gobierno de la Ciudad de México, en la delegación estatal de la Comisión Electoral del PRD. FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM

Política

Plantea Chertorivski transparentar patrimonio de precandidatos

alomón Chertorivski, precandidato del PRD a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, invitó a todos los que pretenden ser candidatos al gobierno capitalino a presentar su declaración 3 de 3 y a transparentar su patrimonio personal.

Entrevistado luego de presentar sus propuestas ante militantes perredistas, insistió en su propuesta (que ya presentó ante empresarios), en el sentido de que el tema de la seguridad se vea no solamente desde la óptica de mejorar y profesionalizar a las policías con más inversión y recursos, sino también desde la perspectiva económica y social.

Dijo que promovería la conexión de las cámaras de seguridad de los negocios privados al C5, para ampliar de 20 mil a 150 mil los “ojos” para vigilar lo que pasa en las calles, además de crear el “ombudsman de la inversión”, para denunciar abusos de las autoridades contra los inversionistas.

Igualmente, afirmó que promovería contratos entre autoridades, padres de familia y jóvenes, para que éstos, en sus tiempos libres, se dediquen a actividades culturales y deportivas, para alejarlos de la delincuencia y las adicciones.

También es necesario, indicó, ofrecer oportunidades a quienes trabajan en la informalidad para regularizarse y contribuir así a la economía de la ciudad, dentro de la legalidad, y recuperar la calle como espacio público.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Chertorivski Woldenberg insistió en el tema de la transparencia de los candidatos al gobierno de la capital, al asegurar que se debe pasar “por el escáner y los rayos X” el patrimonio de quienes pretenden ganarse la confianza de los ciudadanos.

No se vale “reciclar” a las personas, sin cumplir con la mínima honestidad de presentarle al electorado el origen de los patrimonios y demostrar que se trata de personas íntegras.

Advertisement
Advertisement