Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: Tenemos un problema de alta corrupción, denunció el secretario de Marina

“Y déjenme decirles, porque es algo muy cierto: México carece de servidores públicos honestos. Por eso tenemos este problema de una alta corrupción”.

         La anterior contundente sentencia la profirió nada menos que por el secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán y en presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien de manera reiterada ha expresado que en el actual gobierno, autodenominado de la Cuarta Transformación, ya se terminó con esa lacra que es la corrupción.

         La terminante respuesta del secretario de Marina derivó luego de una pregunta del reportero Diego Elías Cedillo, de Tabasco Hoy, Campeche Hoy, Quintana Roo Hoy y Diario Basta, de la Ciudad de México, de Grupo Cantón, quien le pidió al primer mandatario expresar el mensaje que daría a los jóvenes que se enlistas en las filas de las fuerzas armadas y de la Guardia Nacional.

         En respuesta, el presidente López Obrador aprovechó para destacar la importancia de las labores que cumplen las fuerzas armadas en beneficio de la sociedad, como el desazolve de los ríos para que no haya inundaciones, la limpieza de las playas del Caribe, la construcción de los cuarteles, de las sucursales para el Banco del Bienestar, del nuevo aeropuerto “Felipe Ángeles”, del Tren Maya y de todo el desarrollo integral del Istmo de Tehuantepec.

         “Nos ayudan en muchas tareas”, sentenció el jefe de Ejecutivo Federal.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Luego, cedió la palabra al titular de Marina, quien expuso:

         “Con respecto al comentario del joven, muchas gracias. Yo creo que aquí debemos de ver que ambas instituciones, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, a través de nuestras escuelas, la Heroica Escuela Naval, el Heroico Colegio Militar, creamos hombres, mujeres y hombres con valores, con principios, personal que tiene una ética profesional, que sabe que debe tomar un rumbo, un camino por las conductas que les van a producir a ellos una vida profesional plena, no meterse en problemas.

         “Tenemos – reconoció el alto mando – sí, jóvenes que salen y que toman otro rumbo, pero son castigados. La gran diferencia entre nosotros y muchas otras instituciones es que nosotros no podemos darnos el lujo de tener malos elementos. Creamos servidores públicos, porque nosotros, desde el general hasta el último soldado, desde el almirante secretario hasta el último marinero, somos servidores públicos, creamos servidores públicos a la sociedad mexicana.

         “Les repito, muy agradecido por el comentario de este joven. Desde luego que uno se siente orgulloso, yo he oído esos comentarios, igualmente los he oído de jóvenes que quisieran estar en la Guardia Nacional, en la Secretaría de la Defensa.

         Aquí es donde entra la descalificación a los funcionarios públicos. “Y déjenme decirles, porque es algo muy cierto: México carece de servidores públicos honestos. Por eso tenemos este problema de una alta corrupción”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         En seguida, el titular de Marina, afirmó: “la conclusión que le puedo decir es que ambas instituciones creamos ese tipo de personas, tanto mujeres como hombres, con una ética profesional, y eso es lo que damos a la sociedad: mujeres y hombres servidores públicos con mucha ética, con muchos valores y principios. Y eso es lo que quisiéramos, que muchos jóvenes y muchos profesionistas que están dentro del servicio público entiendan que, si ya se les ha dicho que hagamos a un lado la corrupción, pues lo hagamos; a fin de cuentas, los que nos vamos a favorecer somos nosotros los mexicanos”.

         Como en la canción de La Boa: “el presidente lo sabe, lo sabe…”. 

         Son expresiones muy alejadas de lo que ha afirmado el primer mandatario en el sentido de que en la llamada Cuarta Transformación ya se terminó la corrupción.

         Por ejemplo, el 18 de noviembre de 2019 aseguró que en México ya se terminó la corrupción y advirtió que quienes en pidan «moches» para la entrega de recursos del Presupuesto o para adjudicar contratos irán a la cárcel.

         En la conferencia mañanera  de esa fecha, López Obrador inclusive sacó un pañuelo blanco de su saco y al tiempo que lo ondeaba, afirmó que ya no hay influyentismo y que no se permite ninguna trampa.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         «Lo puedo decir ya, se acabó la corrupción, el bandidaje oficial, ya no van a seguir robando», dijo el mandatario.

         En esa oportunidad, en respuesta a una pregunta acerca de las malas prácticas en el reparto de los recursos públicos, López Obrador reiteró que en su gobierno no se entregará dinero a organizaciones, «como era antes». «No habrá partidas de moche que repartan diputados a gobiernos estatales y municipales y no se acepta el influyentismo; no hay proveedores predilectos del régimen», aseguró.

         El presidente ha repetido esa sentencia de que ya se acabó la corrupción en cada uno de los numerosos mensajes a la nación que ha lanzado en la primera parte de su administración.

         Por ejemplo, el pasado 11 de marzo del presente año, repitió que en México ya no hay corrupción, aunque “les dé coraje a los conservas”.

         En la mañanera de esa fecha también aseguró que es mentira que los presidentes no se enteren de todo lo que ocurre en el gobierno, aunque reconoció que “puede ser que algunas cosas se oculten, pero pronto se sabe” e insistió en dar por erradicada la corrupción.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         “Se lleva bastante avance, no hay corrupción, aunque les dé coraje a los conservas, ya se acabó. Porque el presidente no es corrupto y no tolera la corrupción. Se está limpiando de arriba para abajo, como se barren las escaleras, eso es lo fundamental. Si hay corrupción no se puede resolver nunca el problema, porque es mentira que el residente no sepa”, dijo mientras sostenía el pañuelo blanco.

         Son muy honorables, pero se debe cuidar el dinero de los contribuyentes. 

         A pesar de esas reiteradas certificaciones de la probidad de las fuerzas armadas al manejar los recursos públicos que se les asigna, legisladores del PAN advirtieron que vigilarán al detalle la aplicación del presupuesto adicional por 50 mil millones de pesos anunciado por López Obrador.

         Esa partida estará bajo la lupa y no será un cheque en blanco expresó el diputado de Acción Nacional Luis Mendoza Acevedo. Destacó que con la ampliación anunciada por el presidente López Obrador al presupuesto para ese cuerpo llegará a un total 85 mil millones de pesos, pero insistió en que no será un cheque en blanco, pues se esperan resultados y pronto, con base en una estrategia clara y se especifique en qué se invertirán los recursos.

         Mendoza Acevedo destacó que los 50 mil millones de pesos extra anunciados para la Guardia Nacional por el presidente López Obrador son casi el presupuesto anual para educación básica. Incluyendo libros de texto gratuitos, su producción y distribución, becas para la educación básica y para formación y capacitación de maestros.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         El legislador de Acción Nacional reconoció que, ante el clima de violencia que impera en el país, la seguridad es un aspecto prioritario, per advirtió que es necesario actuar conforme a una estrategia conjunta que permita tener una Guardia Nacional más capacitada, instrumentada y preparada para las necesidades del país.

         El coronavirus no respeta jerarquías. 

         Lamentable el fallecimiento del ex gobernador de Guerrero y ex presidente del PRI, René Juárez Cisneros, como el de los cientos de miles personas víctimas en México de la pandemia de Covid-19, pero ni por eso se acepta totalmente la necesidad de cumplir con las medidas preventivas.

         No se trata de recurrir al popular “se los dije”, pero por lo menos tres figuras sobresalientes de la vida política nacional, el presidente López Obrador, el subsecretario de Salud Hugo López Gatell y el diputado del PT Gerardo Fernández Noroña, han manifestado públicamente en diversas oportunidades en contra del uso del cubrebocas y ahora se cuentan ya entre los millones de personas afectadas por la pandemia.

         El primer mandatario y el subsecretario ya se recuperaron del ataque de coronavirus, mientras que el prepotente diputado Fernández Noroña aparece entre las víctimas más recientes y se le desea una pronta recuperación, pero también se espera que su ejemplo se repita lo menos posible.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Por cierto, el presidente López Obrador repitió ayer que el nuevo brote de Covid no es grave y se opuso a medidas coercitivas sobre la población, pero al parecer su opinión la comparten ni sus colaboradores, pues el gobierno de la Ciudad de México aplica acciones de control.

Advertisement
Advertisement