Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: Sigue inconforme un sector de empresarios

Siguió el estira y afloja entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y los empresarios. El punto de desacuerdo es que gran parte de los inversionistas consideran insuficiente el programa oficial para reducir los efectos de la pandemia del Covid 19 en la economía de México.

         Al advertir que, si no se toman medidas adecuadas, la crisis económica se puede traducir en una caída del 10 por ciento del PIB, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), encabezado por Carlos Salazar Lomelín, insistió ayer en la necesidad de un “gran convenio nacional entre el gobierno federal, empresarios, trabajadores y el sector social, a fin de enfrentar la contingencia económica.

“Desafortunadamente, nos parece una respuesta incompleta ante la gran dimensión de la crisis que enfrentamos”, dijeron los dirigentes empresariales respecto al plan que les presentó el primer mandatario y recordaron que, desde el 18 de marzo, el CCE envió López Obrador una propuesta para preservar el empleo formal e informal de 36 millones de mexicanos mediante acciones inmediatas para apoyar la sobrevivencia de las pequeñas y medianas empresas.
Insistieron en que su plan consiste en suscribir un gran convenio nacional entre gobierno, trabajadores, sector social y empresarios para transitar los siguientes noventa días, que serán críticos y, también, reafirmaron:
“No pedimos reducción de impuestos, ni privilegios, ni concesiones. Siempre hemos puesto a los trabajadores, sus familias y al país como nuestra prioridad. Nuestras propuestas aún no han sido tomadas en cuenta”.
Básicamente, el acuerdo propuesto por el organismo cúpula busca la liberación de recursos y otorgamiento de créditos, así como diferir el pago de impuestos, a fin de reforzar la economía de las empresas y, en consecuencia, garantizar las fuentes de empleo.

Asimismo, se busca sentar las bases para una recuperación económica inmediata y evitar que la liquidez de las familias y las empresas se convierta en un problema de solvencia, por lo que la propuesta es que si se “pausa” la economía, en este mismo sentido se deberían pausar los cobros entre privados y con el gobierno, a fin de contar con recursos para continuar con programas sociales actuales.

La demanda de un mayor compromiso del gobierno federal fue respaldada por el presidente de la Asociación de Banqueros de México (ABM), Luis Niño de Rivera, quien afirmó que el programa de créditos para micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) anunciado por el gobierno federal para enfrentar la crisis por el Covid 19 es insuficiente y no va acorde con la gravedad de la situación.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Los recursos prometidos por el Ejecutivo Federal sólo alcanzan en apoyos a un millón de MiPymes; sin embargo, en México operan seis millones de este tipo de empresas, precisó el también presidente de Banco Azteca.

«Se queda corto (el plan del gobierno) respecto de lo que hace falta en este momento en el país”, añadió Niño de Rivera, quien dijo que los inversionistas presentaron varias propuestas al Presidente. «Tenemos percepciones distintas del tamaño del problema y por lo tanto percepciones distintas del tipo de solución que se necesita», añadió Niño de Rivera.

El presidente de la ABM afirmó que otros países proporcionan ayudas fiscales a sus empresas, contrario a lo que pasa en México. «Por darles una idea, Estados Unidos hace tres semanas decidió meter dinero equivalente al 10 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) al mercado. Luego, la líder en la Cámara Baja en EU anunció otro billón de dólares, 15 por ciento del PIB, recordó el representante de los banqueros.

El primer mandatario defiende su programa de asistencia, que asegura está destinado fundamentalmente a los pobres, y como aval presentó supuesto respaldo de los tres hombres más ricos del país: Carlos Slim, Germán Larrea y Alberto Bailleres, quienes presuntamente en la comida del pasado lunes en Palacio Nacional ofrecieron colaboración y apoyo a las medidas anunciadas por el gobierno federal para atender la pandemia y sus efectos económicos.

“Les expuse cuál es el plan que estamos llevando a cabo. Estuvieron de acuerdo; esto lo digo para que no haya noticias falsas, no se distorsionen las cosas. La conversación, fue para agradecerles, porque esos tres empresarios manifestaron mantener a sus trabajadores, no despedir a ningún trabajador, aun cuando están sus trabajadores en casa”,  comentó el presidente López Obrador, quien reiteró que, “ayer, la conversación fue muy buena en ese sentido. No me pidieron, me ofrecieron ayuda”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Explicó que los empresarios ofrecieron pagar lo antes posible, o adelantar pagos a sus proveedores, además de que “están dispuestos a ayudar en lo que el gobierno les pida”.

En tanto, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público – a la cual desautoriza con frecuencia el presidente López Obrador – anunció que dará 25 mil millones de pesos para créditos flexibles a las empresas del país y así enfrentar la crisis por el coronavirus.

La oferta de Hacienda fue confirmada por la presidenta de la Cámara de Diputados, la panista Laura Rojas, quien dijo que el anuncio lo hizo el titular de esa dependencia del Ejecutivo, Arturo Herrera, en una reunión virtual con directivos de la Cámara y coordinadores de grupos parlamentarios.

         Turismo, uno de los sectores más afectados, pero listo para resurgir.

El coronavirus ha puesto al sector turismo de México en un grave escenario, el cual ya se veía deteriorado a inicios de este 2020 por la inseguridad, la falta de promoción gubernamental y la inestabilidad del peso, advirtió el director de la agencia de viajes #GoätTravel, Carlos Fresán.

Advertisement. Scroll to continue reading.

El dirigente empresarial aclaró que el sector vive tiempos difíciles, complicados, pero no definitivos ni catastróficos. Por el contrario, son momentos de oportunidad para resurgir y que todos quienes participan en él realicen grandes alianzas, sumen esfuerzos y pugnen por levantarlo para llevarlo a los niveles de eficiencia y aceptación que ha tenido en otras ocasiones.

Por ello, Fresán pidió a agentes de viajes, hoteleros, restauranteros, líneas aéreas, de autobuses, de renta de autos y, a todos quienes tienen que ver con el sector, no olvidar los grandes atributos turísticos que tiene México y que la cercanía con los mercados de Estados Unidos y Canadá nos hace estar en una situación privilegiada, además de resaltar que son precisamente los que nos harán salir adelante.

Recordó que México depende prácticamente en un 70 por ciento de los pasajeros por aire de Estados Unidos, y si se añade a los canadienses es más del 80 por ciento.

El directivo sugirió que, una vez pasada la contingencia, se trabaje en promover nuestro gran país sin perder de vista, el atraer viajeros de otros mercados, principalmente dentro de la región latinoamericana, donde ya se gestionan iniciativas que sin duda detonarán una mayor captación.

Indicó que no se debe perder de vista que el turismo es una fuerte palanca de la economía nacional al representar más del 7 por ciento del PIB del país.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Por esa razón, dijo que su empresa, #GoätTravel, se suma a la campaña lanzada hace unos días por el Secretario de Turismo Federal, Miguel Torruco, en la cual se invita a la gente a organizarse y superar estos momentos difíciles; ya que, llegado el momento, los destinos estarán listos para recibirlos.

Fresán habló de las grandes ventajas que tiene nuestro país para ofrecer a visitantes nacionales y extranjeros, como son: cultura, playas, gastronomía, arqueología, naturaleza y, especialmente, la calidez de su gente, la cual ha sido su principal atractivo. No en balde, puntualizó, el turismo es una de las actividades económicas más relevantes a nivel nacional y México sigue siendo el primer destino turístico para los visitantes extranjeros en América Latina.

En enero de este año, de acuerdo con Datatour, la llegada de turistas extranjeros a México fue de 3.8 millones y los ingresos por visitantes internacionales fueron de 2 mil 282 millones de dólares. La llegada de turistas a cuartos de hotel fue de 4 millones 654 mil turistas nacionales (68.9 por ciento) y 2 millones 102 mil turistas internacionales (31.1 por ciento).

Finalmente, hizo un llamado a todos los mexicanos a mantenerse en casa para que una vez que pase este momento crítico puedan estar sanos y con mucho ánimo para vacacionar.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement

© 2020 Endirecto