Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: Senado busca un Ombudsman no partidista

“No tengo la mayoría calificada y no he podido construir la mayoría calificada, esa es la verdad, porque se dogmatizó la discusión. Están los que están en favor de Rosario ‘a piedra y lodo’, y los que están en contra de Rosario ‘a piedra y lodo’, sin que nadie mueva su posición. Es la primera vez que tengo problemas para construir una mayoría calificada y me temo que puedo no tener mayoría calificada mañana, es muy probable que no pueda construir la mayoría calificada”.

         La anterior declaración la formuló el coordinador de la bancada de MORENA y presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) de la Cámara de Diputados, Ricardo Monreal Ávila.

         La terna y las dos primeras votaciones se realizaron en la sesión del pasado 30 de octubre y como ninguno de los candidatos alcanzó la mayoría calificada se anunció que el tema quedaría pendiente para hoy, martes 5 de noviembre.

         Se presumía que los días intermedios servirían para alcanzar un acuerdo. El encargado de esa difícil tarea sería el presidente de la JUCOPO, quien ya ha dado muestras de saber negociar con sus propios compañeros de bancada y con los militantes de otros partidos, por lo cual han podido salir adelante importantes reformas constitucionales para las cuales igualmente se requería mayoría calificada (dos terceras partes de los senadores presentes).

         El periodo del actual presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos es el jurista Luis Raúl González Pérez, quien concluye su mandato el próximo día 15 del presente mes. Especialistas en la materia anticiparon que si para entonces no se ha elegido sustituto, quedará encargado del despacho el primer visitador, Ismael Eslava Pérez.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         De más de setenta aspirantes a la posición, los legisladores eligieron a tres para integrar la terna que se presentó al plano. La integran Rosario Piedra Ibarra, José de Jesús Orozco Henríquez y Arturo Peimbert Calvo.

         En las dos votaciones de la sesión del 30 de octubre, la que reunió más votos fue Piedra Ibarra, quien se hizo conocida al acompañar a su madre, Rosario Ibarra de Piedra, en la búsqueda de su hermano Jesús, desaparecido desde 1975, supuestamente implicado en el fallido secuestro y asesinato del empresario de Nuevo León Eugenio Garza Sada.

         La incansable lucha de las Rosario, que incluyó la creación del llamado Comité Eureka, logró el reconocimiento general al grado que la madre, Rosario Ibarra de Piedra recibió este año, casi sin oposición, la medalla Belisario Domínguez, la máxima presea que otorga el Senado de la República.

         Pero uno cosa es que se le entregara ese reconocimiento a su esfuerzo personal y otra que ello constituya mérito suficiente para que su hija del mismo nombre quede al frente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, un organismo que se presume debe estar ajeno a los intereses partidistas.

         Los partidos de oposición, PAN, PRI, PRD y MC, principalmente, no aceptan que ese organismo que tanto trabajo ha costado construir y consolidar su autonomía quede a cargo de una persona que fue recientemente candidata a diputada por el partido en el poder, MORENA.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         La mejor manera en que puede contribuir el Senado de la República ante la crisis de derechos humanos que atraviesa el país, es tener claro que en la designación del próximo presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), debe tenerse claro el bien superior de la nación, actuar en favor de las víctimas y superar la lógica de cuotas y cuates, aseveró Emilio Álvarez Icaza Longoria, quien también se ha distinguido en la defensa de los derechos básicos de las personas, tarea que también inició al lado de su padre, José, lo cual lo llevó a ser secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

         Actualmente senador sin partido, lamentó que las comisiones unidas de Derechos Humanos optaran por presentar una terna armada previamente, lo cual considera inadmisible.

         Las declaraciones de Monreal y de Álvarez Icaza confirman la idea de que este martes no habrá tampoco acuerdos. La posible salida es la integración de una nueva terna.

         En la larga lista de aspirantes hay muchas personalidades con sólida preparación y antecedentes libres de vinculaciones con partidos políticos, pero por desgracia, también circulan rumores en el sentido que en realidad el cambio no será total, pues se presume que repetirán dos de los candidatos.

         La “Ley Bonilla” puede prevalecer.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         A pesar de que desde el inicio del “albazo legislativo” de la pasada Legislatura del Congreso de Baja California, por el cual se reformó la constitución de ese estado para ampliar – después de efectuadas las elecciones – el periodo para el próximo gobernador de dos a cinco años provocó airadas reacciones críticas en los partidos políticos y en medios legislativos, el gobierno de la llamada Cuarta Transformación se negó a sumarse al repudio general.

         A lo más que han llegado el presidente Andrés Manuel López Obrador y su secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, es a comentar que la decisión final de aprobar o rechazar la reforma popularmente conocida como “Ley Bonilla” le corresponderá a la Suprema Corte de Justicia.

         Pero aún este leve distanciamiento se perdió por unas declaraciones de la también ex ministra de la Suprema Corte – presuntamente grabadas sin su autorización – en las que refuerza la confianza el nuevo gobernador bajacaliforniano, el empresario Jaime Bonilla, de que probablemente “prevalecerá” la reforma y tendrá un periodo de cinco año y no de dos como establecía la ley antes de realizarse las elecciones.

         La funcionaria federal repudió la grabación y trató de corregir sus conceptos, pero a nadie logró convencer. En todos los medios se da por hecho que sus palabras significaron que el gobierno del presidente López Obrador está de acuerdo con la maniobra seudolegal y respalda a su amigo Bonilla, con quien comparte la afición por el beisbol.

         En su intento de rectificación, la secretaria de Gobernación, aseguró que en el caso Baja California siempre ha sostenido mis argumentos jurídicos acerca de este hecho, “jamás los he variado, nunca he mentido, ni he engañado a nadie.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         “Mi posición respecto a ese hecho está consistentemente basada en el análisis jurídico”, añadió Sánhez Cordero al reiterar que será la Suprema Corte de Justicia de la Nación la que decida en definitiva.

         Reconocimiento del PRI a las fuerzas armadas.

         En lo que parece una respuesta a las versiones oficiales acerca de un supuesto golpe de estado, el presidente del PRI, Alejandro Moreno Cárdena, expresó todo el apoyo y respaldo de su partido a nuestras Fuerzas Armadas, al Ejército, a la Marina y a la Fuerza Aérea.

         “Lo he dicho siempre: en cada marino, en cada piloto y en cada soldado, hay un mexicano dispuesto a dar su vida por su país y por el pueblo de México”, sostuvo el  líder nacional del Revolucionario Institucional.

         Al ratificar a los generales Fausto Zamorano Esparza y José Manuel Sandoval López como presidente y secretario general de la Asociación Nacional Unidad Revolucionaria (ANUR), para el periodo estatutario 2019-2023, subrayó: “nuestras Fuerzas Armadas son la institución pilar del Estado, que inspira el mayor reconocimiento y confianza de la sociedad”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         En la Primera Asamblea General Extraordinaria de la ANUR, realizada en el Auditorio “Heriberto Jara” de la sede nacional, Alejandro Moreno, en compañía de la secretaria general, Carolina Viggiano, aseguró que las Fuerzas Armadas “siempre han actuado a favor de los intereses superiores de la nación”.

         “Siempre han velado por la seguridad de nuestro pueblo; que sea éste, en principio, un reconocimiento a su disciplina, a su entrega, al sacrificio y a la dedicación que históricamente han profesado por nuestro querido México, por su integridad y por su soberanía”, puntualizó.

         Las Fuerzas Armadas, dijo, son un ejemplo de la continuidad institucional, aquella por la que el PRI y todos los gobiernos emanados de este Partido apostaron desde sus inicios; aquella que defiende con convicción los valores de la democracia y de la justicia social.

         El Presidente del CEN destacó que “aunque la coyuntura demanda hoy su presencia en las calles y han cargado con el peso de una política de seguridad, hoy necesitamos más que nunca apoyar, respaldar y sentirnos muy orgullosos de nuestras Fuerzas Armadas”, afirmó Moreno.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement

© 2020 Endirecto