Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: Ramírez Cuéllar ¿nuevo presidente? de MORENA

 – Permanente luchador social desde su juventud, que en algún momento de protesta ingresó a caballo a la Cámara de Diputados, en donde ahora es presidente de la poderosa Comisión de Presupuesto, convertida en proveedora de recursos para el gobierno de la llamada Cuarta Transformación, Alfonso Ramírez Cuéllar fue elegido presidente nacional (transitorio) del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).

Este nombramiento se inscribe dentro del difícil proceso del partido en el gobierno por superar conflictos internos que amenazan con convertirlo en una nueva edición de su antecesor, el ahora tambaleante Partido de la Revolución Democrática (PRD), del cual también fue miembro distinguido el ayer designado presidente de MORENA.

De hecho, el nombramiento y, en general, el denominado VI Congreso Nacional Extraordinario de MORENA, son desconocidos y considerados inválidos por la conflictiva (¿ex?) dirigente nacional interina Yeidckol Polevnsky, quien asumió el cargo desde 2017 en sustitución del ahora presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Como manifestación de su inconformidad Polevnsky, así como sus seguidores, no acudieron al Congreso efectuado en la Sala de Armas de la Ciudad Deportiva de la Ciudad de México.

Ese cónclave fue convocado por la presidenta del Consejo Nacional del propio partido, Bertha Luján, también aspirante a la presidencia de “MORENA”, pero sobre todo impugnadora del largo interinato de Polevnsky – quien pretende ser (re) elegida para un periodo completo – por los desacuerdos internos que ha generado y por su incapacidad de organizar al partido para conducir un proceso apegado a la legalidad para elegir una dirigencia nacional definitiva, capaz de “recuperar la normalidad” de ese instituto político.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Esta asamblea tampoco tiene el reconocimiento de un tercer aspirante a la presidencia, el senador suplente Alejandro Rojas Díaz Durán, quien informó que se ha reunido con el nuevo “rebelde” Porfirio Muñoz Ledo, para convocar a una Congreso Nacional “legítimo” para analizar el futuro del partido, afectado por la falta de consensos acerca del método para la renovación de la dirigencia nacional.

El cuarto aspirante, el coordinador de los diputados federales de MORENA, Mario Delgado, ha procurado mantenerse al margen de las polémicas internas, al parecer con la finalidad de poder presentarse como candidato “de unidad”.

Al iniciar el Congreso de ayer, la presidenta del Consejo Nacional, Bertha Luján, respaldada por abucheos a la ausente Polevnsky, censuró las prórrogas que se ha concedido para mantenerse en el cargo sin solucionar problemas pendientes como los errores en el padrón electoral y para responder a las indicaciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Luján reconoció que se presentaron 15 impugnaciones contra el Congreso, por cuenta del mencionado Rojas Díaz Durán y otros militantes de Coahuila y Jalisco, «quienes han bombardeado la vida institucional de MORENA y no nos han permitido avanzar».

No obstante, aseguró que el Congreso “puede definir quién se queda al frente de MORENA y por cuánto tiempo”. 

Advertisement. Scroll to continue reading.

El elegido fue Ramírez Cuéllar, a la fecha presidente de la Comisión de Presupuesto en la Cámara de Diputados. Estudió Antropología Social por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) y Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). De acuerdo con algunas versiones, tiene el grado de licenciado, pero también hay quienes aseguran que no se tituló y que siempre ha sostenido que los títulos no le interesan.Con grado universitario o no, se ha distinguido por su militancia en diversas organizaciones, principalmente del movimiento nacional de consumidores, conocido como El Barzón, que se distinguió por la defensa de los derechos de los deudores de los bancos y, particularmente, por su oposición al Fondo de Protección del Ahorro Bancario (FOBAPROA) y el correspondiente Instituto para el Ahorro Bancario (IPAB).

Precisamente en esa lucha fue cuando se hizo popular por haber entrado a caballo a la Cámara de Diputados. Esta acción le valió que un juez federal le dictara formal prisión por los delitos de motín y daño en propiedad ajena, pero no llegó a prisión como resultado de negociaciones políticas y porque otuvo un amparo.

A partir del inicio del gobierno de la llamada Cuarta Transformación, el diputado Ramírez Cuéllar se distinguió como defensor de la política económica del nuevo régimen e inclusive llegó al grado de aparentemente contravenir la disposición del presidente López Obrador de no aumentar impuestos.

Propuso y logró que se aprobaran aumentos al Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS), en particular sobre el consumo de tabaco, alcohol, bebidas azucaradas y la llamada comida chatarra. Además, promovió volver a hacer federal el impuesto sobre la tenencia de automóviles, que no tuvo efecto. 

También generó protestas al defender un aumento al impuesto sobre el consumo de agua para riego. Los inconformes aseguraron que con ello se generaría un aumento en los precios de productos básicos.    

Advertisement. Scroll to continue reading.

En sus primeras declaraciones como dirigente provisional de MORENA, Ramírez Cuellar afirmó que su designación “es el primer paso para cumplir un anhelo que teníamos desde hace algunos meses, establecer la unidad y la institucionalidad en nuestro partido». 

Previsiblemente, su designación es por cinco meses, en tanto se organiza la elección interna para un periodo completo de cuatro años. Por ello, también anunció que solicitará de inmediato licencia como diputado federal, pues los estatutos de su partido establecen que un miembro con responsabilidad de partidio no puede tener al mismo tiempo un cargo de representación popular.

La bancada de MORENA en el “Congreso” de la Ciudad de México sigue acéfala.

La elección de dirigente nacional no es el único conflicto interno de MORENA. También se mantiene la división dentro de su bancada en el llamado “Congreso” de la Ciudad de México, pues los integrantes de esa fracción parlamentaria no han logrado llegar a un acuerdo para designar a su coordinador.

A fines del año pasado, se realizó el anterior intento por lograr un acuerdo entre las corrientes que se han formado al interior de la fracción “morena” en ese órgano legislativo.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En esa ocasión, 15 integrantes de la bancada abandonaron el encuentro en el que se elegiría al nuevo líder parlamentario, posición que se disputaban José Luis Rodríguez Díaz de León y Rigoberto Salgado. 

El reciente fin de semana se efectuó una nueva reunión con el propósito superar diferencias, pero también falló, por lo cual la bancada en el “Congreso” capitalino sigue acéfala.

Uno de los grupos enfrentados tiene como miembro distinguido a Valentina Batres, hermana del ex presidente del Senado, Martí del mismo apellido, y la acompañan, entre otros, Paula Soto, Rigoberto Salgado y Donaji Olivera. De acuerdo con las crónicas, los integrantes de esta corriente salieron de la reunión muy sonrientes. Por el contrario, los del grupo encabezado por José Luis Rodríguez, en el que están Temístocles Villanueva, Isabela Rodríguez y Lourdes Paz, “había caras largas”. 

La reunión fue cerrada, pero trascendió que hubo un acuerdo entre los bandos de que el nuevo coordinador sería quien sumara dos terceras partes de los votos, es decir 25 sufragios de los 37 legisladores presentes. La bancada de MORENA suma 34 legisladores, pero a ellos se suman los diputados de sus aliados del PT (2) y del PES (1), quienes pudieron participar gracias al apoyo del grupo de Batres.

En principio, los candidatos eran Rigoberto Salgado y José Luis Rodríguez, pero se dio la sorpresa de que Salgado cedió su lugar a una nueva candidata, Martha Ávila, quien con 19 votos a favor logró superar a José Luis Rodríguez, que sólo sumó 18.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En la reunión de la bancada de MORENA participó Héctor Díaz-Polanco, presidente de la Comisión de Honor y Justicia del partido, quien informó que al no obtener los votos necesarios, los candidatos tendrán que negociar para definir quién será el que encabece la fracción.

Para la probable definición se efectuará hoy, al mediodía, una reunión de los legisladores aspirantes con los miembros de la  Comisión de Honor y Justicia. El resultado, se ofreció, será anunciado mañana, martes. 

Advertisement

© 2020 Endirecto