Connect with us

Hi, what are you looking for?

 Las principales informaciones surgidas ayer – el compromiso de hospitales privados de atender en forma gratuita a pacientes de Covid-19 y la liberación del ex secretario de la Defensa, Cienfuegos – generaron sorpresa, pero también generaron dudas.

         Lo primero, la apertura de los nosocomios privados.

         ¿Por qué fue necesario sumar a esos hospitales al esfuerzo de atender a posibles contagiados por el Coronavirus?

         Esto porque prácticamente desde el inicio de la contingencia sanitaria, allá por el mes de marzo, los voceros del gobierno federal, en particular el subsecretario de Salud Hugo López Gatell se han encargado de afirmar que las camas disponibles en los hospitales públicos, dependientes del INSABI y de su antecesor el Seguro Popular, de la propia Secretaría de Salud, así como los del ISSSTE y el IMSS, nunca se han saturado y siempre quedan márgenes para atender a un mayor número de víctimas de la pandemia.

         Todavía hace tres días (16 de noviembre), el director general de Promoción de la Salud de la secretaría del mismo nombre, Ricardo Cortés Alcalá, a quien le correspondió encabezar ese día la cotidiana conferencia de prensa para informar de la evolución de la pandemia, reportó que hay un 65 por ciento de camas de atención general disponibles para atender a pacientes con Covid-19; en el caso de las camas con ventilador, son el 72 por ciento las que se encuentran desocupadas.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Por otra parte, el principal responsable de atender ese grave fenómeno, el subsecretario López Gatell también ha insistido en sostener la versión de que, salvo algunos brotes en sitios determinados, hay una tendencia a la baja en el número de contagiados por el Coronavirus.

         A partir de tales afirmaciones, surge la primera y obvia pregunta:

¿para qué se necesitan más camas disponibles, si se estima que el número de pacientes irá en descenso?

         ¿Es posible que las autoridades no nos hayan revelado el alcance total de la pandemia, para evitar alarma entre la población?

         Pero, si este fuera el caso ¿no sería preferible lanzar la alarma general y advirtir sobre todo a los que ya se sienten a salvo y se han olvidado de la sana distancia, de usar el cubrebocas y de otras medidas de prevención, y por eso se han lanzado de nuevo a las calles, a los bares y a los centros de recreo?

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Claro, como siempre hay que reconocer que muchos de los que han vuelto a las calles están obligados por la necesidad de trabajar y conseguir algún ingreso para las familias. Pero a ellos, con más razón, también se les debe advertir sobre la conveniencia de respetar las medidas preventivas.

         Por otra parte, si no estamos en una situación de urgencia, la política de austeridad impuesta por el gobierno de la llamada Cuarta Transformación desaconseja destinar recursos para tener camas vacías en los hospitales tanto públicos como privados, pues no se debe olvidar que la colaboración de los sanatorios privados no es gratuita, sino que sus servicios deben ser pagados por el gobierno.

         Cabe recordar que en abril pasado, cuando se anunció que hospitales privados se encargarían de atender a pacientes que no podían ser recibidos en instituciones públicas que debían reservar espacios por el entonces creciente número de víctimas de la pandemia.

         Parecía un gesto de verdadero altruismo, pero pronto se descubrió que el sector público sufragaría los gastos que representara la atenciónde los pacientes del ISSSTE, Seguro Social y personas sin seguridad social.

         Conforme a ese primer acuerdo, los hospitales particulares atenderían solamente a pacientes con enfermedades distintas al Covid.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Al ampliarse el convenio, según lo anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, ahora sí los particulares atenderán también a víctimas de la pandemia e igualmente el costo de esos servicios irá a cargo del sector público.

         Por eso vale insistir: ¿realmente se nos ha informado de la dimensión real de la pandemia? ¿Estamos todavía en la primera fase de este fenómeno o, como ocurre en Europa y otos rumbos del planeta, ya entramos en la segunda fase?

         Estamos cerca de los 100 mil muertes por el Covid y el total de enfermos está cerca de la cifra de 1.2 millones y se decía que llegar a un total de 60 mil fallecimientos sería “catastrófico”.

         Muy ligado a lo anterior está otra reciente declaración del subsecretario López Gatell, en el sentido de que a partir del 1 de diciembre venidero la población tendrá atención y medicamentos gratuitos. ¿Esto implica el reconocimiento de que efectivamente hubo o hay todavía desabasto?

         Usted dispense, general Cienfuegos. 

Advertisement. Scroll to continue reading.

         El pasado 15 de octubre, los medios políticos y militares de México se conmovieron por la noticia de que el ex secretario de la Defensa Nacional (en el gobierno de Enrique Peña Nieto), general Salvador Cienfuegos había sido detenido en los Estados Unidos, acusado de corrupción y de encubrir a una célula de narcotraficantes.

         El militar, que en su momento recibió el reconocimiento de las autoridades de la vecina potencia enfrentó la humillación adicional de ser aprehendido en el aeropuerto de la ciudad de Los Ángeles en presencia de su familia, a la que llevaba de paseo.

         La orden de aprehensión la expidió un tribunal federal con sede en Nueva York, el mismo donde fue juzgado el capo del narcotráfico Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo” y donde está bajo proceso el secretario federal de Seguridad Pública (durante el mandato de Felipe Calderón Hinojosa) Genaro García Luna. El ex titular de la Defensa también fue traslado a esa metrópoli.

         El primer soprendido fue el gobierno del presidente López Obrador, que no recibió ningún aviso previo, a pesar de los múltiples acuerdos entre ambas naciones para combatir al crimen.

         De paso, las autoridades nacionales, en particular la Fiscalía General de la República (FGR) declaró que en nuestro país no existía ninguna averiguación en torno al ex titular de la Defesa.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Un poco respuesto de la sorpresa y, al parecer, por presión de las fuerzas armadas indignadas por la afrenta de ver en prisión a tan alto jefe, el gobierno de la llamada Cuarta Transformación presentó una protesta ante las autoridades de los Estados Unidos.

         En apariencia nada sucedió en la Unión America, mientras que en nuestro país los especilistas civiles y militares destacaban que no había pruebas de los supuestos delitos comtidos por el general Cienfuegos.

         Pero así como sorprendió la captura del militar de alto grado, también de forma repentina, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos anunció ayer que había decidido dejar en libertad a Cienfuegos, presuntamente porque las investigaciones sobre su comportamiento las continuaría la autoridad mexicana.

         Aquí el anuncio de la liberación corrió por cuenta de la Fiscalía General de la República y luego confirmado por le Secretaría de Relaciones Exteriores.

         El canciller Marcelo Ebrard manifestó que el desestimiento de las autoridades de Estados Unidos es un acto de “respeto a México y a sus fuerzas armadas”, y pidió dar crédito de la negociación al Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         También aclaró que la FGR iene abierta una investigación contra el general Cienfuegos Zepeda, quien será recibido como “un ciudadano mexicano que no tiene cargos en Estados Unidos en este momento”.

         ¿Cienfuegos será despedido de Nueva York sólo con un “usted disculpe”?

         El PRI insiste en protestar por el presupuesto para 2021. 

         La dirigencia PRI volvió a manifestar su inconformidad por el presupuesto para 2021 aprobado por la mayoría de MORENA y Asociados y recordó que el voto en contra de sus legisladores se fundamentó en que no se tomaron en cuenta las necesidades y retos que enfrenta México.

         La dirigencia encabezada por Alejandro Moreno y Carolina Viggiano anunció que seguirá luchando para que las familias mexicanas vivan mejor, sobre todo cuando hay casi cien mil muertos por Covid-19, faltan medicamentos para niños con cáncer y se tiene desabasto de otras vacunas.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Mediante mensajes en redes sociales, los líderes priistas afirmaron que vivimos en un México al revés, pues en lugar de incrementar los recursos para enfrentar las crisis por las que atraviesa nuestro país, principalmente para los sectores de salud, seguridad, educación y campo, los diputados de MORENA redujeron el presupuesto, debido a que tienen otras prioridades por encima del interés nacional.

Advertisement

© 2020 Endirecto