Connect with us

Hi, what are you looking for?

Camara de Diputados

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: Nada por la fuerza

Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho, afirmó el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar, ante el titular del Ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador.

El llamado tiene un efecto multiplicador por los indicios de enfrentamiento entre los dos poderes, luego de que el presidente López Obrador ha exhibido a los ministros de la Suprema Corte de Justicia al calificarlos de privilegiados y tener de los mejores sueldos del mundo. Por ello, con el respaldo de los senadores y diputados de su partido, MORENA, impuso una reforma que pone límite a los ingresos de los altos funcionarios, pero olvidaron que los salarios de ministros de la Corte no pueden ser afectados.

La respuesta de los ministros fue “congelar” esa reforma, mientras los coordinadores de las fracciones parlamentarias de MORENA en las cámaras de Diputados, Mario Delgado, y de Senadores, Ricardo Monreal, insisten en que los integrantes del Poder Judicial tendrán que acatar los ajustes en los salarios, lo cual se interpreta como un intento por sojuzgar al Poder Judicial.

La acusaciones de que AMLO y su equipo pretenden imponerse se reforzaron luego de conocerse la terna de juristas propuesta por el jefe del Ejecutivo para ocupar el sitio dejado en la Suprema Corte por el ex ministro José Ramón Cossío Díaz. Los propuestos son Juan Luis González Alcántara Carrancá, quien fungió como presidente del Tribunal de Justicia de la Ciudad de México cuando López Obrador fue Jefe de Gobierno; Loretta Ortiz Ahlf, quien fue coordinadora de los Foros de Paz durante el periodo de transición, y Celia Maya García, ex candidata a la Gubernatura de Querétaro y al Senado por el PRD y MORENA.

Los antecedentes de los recomendados por AMLO confirman las versiones de que el titular del Ejecutivo desea tener un ministro “amigo” y, a través de él, influir en la elección del próximo presidente de la Suprema Corte de Justicia, cargo que se decidirá en los primeros días del inminente enero.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Otro motivo para sostener la versión de los desacuerdos Ejecutivo-Judicial es que el presidente López Obrador, si bien asistió al último informe de labores del presidente de la Corte, Luis María Aguilar, rompió con la tradición de quedarse a comer con los integrantes del máximo tribunal.

“Nadie ni nadie por encima de la Constitución”, dijo en su despedida el ministro Aguilar, quien estableció que el Poder Judicial no es ajeno a la demanda de un mejor servicio público, honesto y transparente, en donde todos cumplan con sus tareas de manera eficiente y con responsabilidad social para garantizar la convivencia pacífica.

“Queremos trabajar en conjunto por un México mejor, resolviendo las controversias conforme a las leyes que expide el Congreso de la Unión acordes con la Constitución, protegiendo los derechos de todos. Queremos, en fin, como todo buen mexicano quiere, lograr, en la medida de nuestras competencias, un país más fuerte, más democrático, más libre, sin corrupción y sin simulación, y con la Justicia que corresponde, como derecho inalienable, al Pueblo de nuestra Nación”, dijo también el ministro presidente.
La Cosecha

Lo que se interpreta como un intento de elegir a un ministro “a modo”, generó una nueva controversia en el Senado, donde de manera repentina se excluyó al senador del PRD y ex candidato a gobernador del estado de México, Juan Zepeda, de la Comisión de Justicia, que tiene a su cargo el inicio del proceso para designar nuevo ministro de la Corte de entre la terna remitida por López Obrador.

El argumento de parte de la mayoría de MORENA para marginar a Zepeda es que el PRD está “sobrerrepresentado” en esa comisión, por lo cual su sitio se le asignó a una senadora del grupo mayoritario. De inmediato, el coordinador de los senadores del PRD y ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Aguayo, protestó y, junto con otros legisladores de oposición, denunció que es un movimiento para que los “morenos” se aseguren tener mayoría en la Comisión para votar a favor de quien se les indique.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Por otra parte, en las premuras por cumplir promesas de campaña, como la muy publicitada de poner fin a la reforma educativa, los legisladores de MORENA y sus asesores han cometido errores al elaborar las iniciativas de reformas a las leyes. Esto se confirmó al anunciarse que el presidente Andrés Manuel López Obrador enviará a la Cámara de Diputados una corrección a su iniciativa de reformas constitucionales en materia educativa para reintegrar al articulado la fracción sobre autonomía universitaria. Te recomendamos: AMLO firma iniciativa para cancelar reforma educativa.

La aclaración corresponde al la fracción VII del artículo 3 de la Constitución Política, cuyo texto vigente reconoce y define los alcances de la autonomía de las instituciones de educación superior, pero que en la iniciativa fue sustituido de manera errónea con un párrafo del numeral anterior.

Sus prendas personales y sus méritos profesionales hacen de los periodistas Julio Scherer García y Carlos Payán Velver dignos candidatos a recibir la Medalla Belisario Domínguez.

Sin embargo, nunca falta el pero. Hay detalles que generan dudas que no deberían empañar las meritorias vidas de Scherer y Payán. En el caso del primero es lamentable que su nominación suceda cuando su hijo del mismo nombre es el poderoso representante jurídico del presidente López Obrador. De Payán no se puede olvidar que fue senador, por el PRD, antecedente directo de MORENA, en donde todavía hace muy poco se le consideraba potencial candidato para retornar a la misma Cámara del Legislativo.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement

© 2020 Endirecto