Connect with us

Hi, what are you looking for?

Los resultados de las elecciones en Coahuila e Hidalgo le dieron la razón al presidente Andrés Manuel López Obrador de buscar estar en las boletas en los comicios del año venidero, pues sin él, MORENA se desmorona y pone en riesgo la posibilidad de que el gobierno de la llamada Cuarta Transformación obtenga en la Cámara de Diputados la mayoría que necesita para consolidar sus proyectos.

         Pero no sólo eso, sin López Obrador en las boletas, Morena no podrá hacer realidad los pronósticos de que en esas votaciones de junio de 2021 podría arrebatar al PAN, al PRI y hasta  al PRD muchos de los 15 gobiernos estatales que estarán en disputa y con ello evitarle al primer mandatario muchos de los problemas que ha tenido por las protestas de muchos gobernadores debido a la reducción de participaciones del presupuesto federal que se les asignan anualmente según criterios del gobierno federal sin que los diputados de MORENA y Asociados permitan ni la mínima modificación.

         A reserva que se confirmen los resultados de las elecciones en Coahuila e Hidalgo efectuadas el pasado domingo, MORENA quedó reducido a un mínimo de victorias. Inclusive, se dice que en el estado norteño se podría repetir un fenómeno que parecía desaparecido del panorama electoral de nuestro país: el “carro completo”. Es decir, que el tricolor ganó todos los distritos de mayoría y los otros partidos incluido MORENA se repartirán sólo las posiciones de representación proporcional.

         En Hidalgo, los avances noticiosos conceden al PRI la victoria en los principales municipios, en tanto que se rival tradicional en ese estado, el PAN, parece haber triunfado en sólo una docena de municipios, mientras MORENA padece los efectos negativos de las divisiones internas, en particular el resentimiento surgido en las filas del poderoso Grupo Universidad, que en estas elecciones iba de aliado de los “morenos”, pero que perdió a su dirigente principal, Gerardo Sosa Castelán, quien fue aprehendido por el gobierno federal, acusado de malversación de dinero público y de operaciones financieras con recursos de origen desconocido.

         Otro fenómeno sobresaliente en estos comicios estatales fue el abstencionismo, acentuado por el temor al contagio del Covid 19.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Esto hizo revivir entre los derrotados la vieja suposición de que mientras menos votantes acudan a las urnas son mayores las posibilidades de triunfo para el PRI, pues es el partido que tiene, a pesar de todo, la mejor estructura territorial y por lo general todos, o la mayor parte, de sus simpatizantes se movilizan los días de votaciones.

         Pero esta suposición también opera en contra de MORENA, pues confirma las versiones de que no es un partido en sentido estricto, al carecer de organizaciones de base que actúen en forma permanente y le aseguren un número mínimo de votos en cada sección electoral.

         En consecuencia, lo que necesitan los “morenos” es la presencia de su líder y guía, el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues su solo nombre acarrea decenas, cientos o miles de votos.

         Por eso está en vías de tramitarse en el Senado la iniciativa para cambiar la fecha de la consulta popular acerca de la posibilidad de juzgar a los ex presidentes de la República. Los ministros de la Suprema Corte de Justicia cambiaron casi totalmente el sentido de la pregunta, pero el sentido se mantiene, el fondo del asunto es que el presidente López Obrador tenga presencia en los comicios. Se presume que sólo invocarlo en una de las muchas boletas que deberán cruzar los electores provocará que el resto de los votos favorezcan a su partido, MORENA.

         La iniciativa al respecto la promueve nada menos que el coordinador de los senadores de MORENA, el ex gobernador de Zacatecas Ricardo Monreal, así que, por lo menos hasta comisiones, no tendrá muchos problemas para avanzar. Las dificultades surgirán cuando la iniciativa de presente ante el pleno de la Cámara, donde el Bloque de Contención, integrado por los legisladores del PAN, PRI, PRD y MC tratarán por todos los medios de conservar la ley respectiva como está hasta ahora, a fin de que la consulta para juzgar a ex funcionarios (pues ya no se trata sólo de ex presidentes) se mantenga, como en un principio, hasta agosto.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         El principal argumento de Monreal y “morenos” a favor del cambio de fecha es ahorrar dinero, pues organizar la consulta popular para determinar si se juzga a los ex funcionarios tendría un costo estimado en ocho mil millones de pesos.

         En respuesta, el Bloque de Contención sostiene que, si se trata de ahorrar, lo más recomendable sería suspender definitivamente la consulta y no sólo cambiar de fecha.

         El PRI reclama ser triunfador tanto en Coahuila como en Hidalgo. 

         Imposible en este caso olvidar el minicuento del guatemalteco (nacido en  Honduras, refugiado en México) Augusto “Tito” Monterroso que dice que “cuando despertó  el dinosaurio todavía estaba allí”.

         En México, cuando se trata de política electoral, la sola mención de dinosaurio significa una referencia directa al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y, ahora, cuando parece confirmarse que el también conocido como partido tricolor venció en las elecciones de los estados de Coahuila e Hidalgo se refuerza la imagen del dinosaurio moviendo la cola.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Antes de estos comicios el tricolor prácticamente estaba desahuciado. La grave derrota sufrida en el 2018 se consideraba el acta de defunción. Casi nadie apostaba a que el partido fundado por Plutarco Elías Calles podría mantenerse competitivo.

         De hecho, todavía no se puede “dar de alta” a este grave enfermo. La prueba definitiva vendrá en las mencionadas elecciones del año venidero, en donde se podrá apreciar si el PRI es capaz de tener buenos resultados en estados donde el gobernador pertenece a otro partido, pues no se puede olvidar que Coahuila e Hidalgo siempre han sido gobernados por mandatarios surgidos de las filas del tricolor.

         Pero en tanto llega la prueba definitiva, uno de los pocos confiados en la “resurrección” del tricolor, su presidente nacional, el campechano Alejandro Moreno Cárdenas, pudo presumir sus victorias que deberán confirmarse mañana, miércoles al realizarse el recuento oficial de la votación.

         “El Partido Revolucionario Institucional (PRI) está de regreso, fuimos solos en ambas elecciones, su triunfo en la contienda electoral del día de hoy es contundente”, afirmó Moreno Cárdenas, en conferencia de prensa.
En Coahuila, reclamó el “carro completo”, al asegurar que su partido arrasó al ganar 16 de 16 distritos electorales para el Congreso local, en tanto que en Hidalgo los resultados también son favorables, en una contienda en la que prevaleció la certeza y confianza.
“En los dos estados, el PRI compitió con candidatos propios, mujeres y hombres de nuestro partido. Fuimos solos en ambas elecciones. El PRI cree en los acuerdos, y las coaliciones, pero está claro que el PRI está de regreso, que volvimos a ganar y que en 2021, con propuesta, con proyectos y muy organizados, vamos a recuperar la confianza de los ciudadanos para servirle a México”, enfatizó el dirigente nacional.
Agradeció el trabajo realizado por la dirigencia del Comité Directivo Estatal, encabezada por Rodrigo Fuentes, y reconoció “el esfuerzo extraordinario de mujeres y hombres”, de toda la estructura del PRI, que, conocen el territorio y que gracias a la fuerza de la militancia, les dio el triunfo.
Además, destacó el trabajo del “buen gobierno de Miguel Ángel Riquelme Solís: comprometido, trabajador, eficiente, con soluciones eficaces a la crisis económica y la pandemia”. Afirmó que el PRI es el partido de la responsabilidad y la experiencia, por lo que, dijo, “seguiremos en el territorio con humildad, sencillez y compromiso”.
Aseguró que hoy inicia otra etapa más en el CEN. “El PRI está listo y de regreso. Vamos a seguir caminando y tocando las puertas, siendo una oposición inteligente, crítica y constructiva”, prometió Alejandro Moreno.
“Aprendimos del 2018 y hoy la mayoría de los ciudadanos de Coahuila e Hidalgo han dado su confianza al PRI”, reiteró.
A su vez, el Presidente del CDE del PRI en Coahuila, Rodrigo Fuentes Ávila, sostuvo que con este triunfo, el Revolucionario Institucional está de regreso y en el ánimo de la ciudadanía para defender, desde el Congreso de esta entidad, la esperanza de una sociedad más justa y solidaria para todos.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement

© 2020 Endirecto