Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: Lo que no se salva es el prestigio de la Auditoría Superior

Aunque ahora puede resultar socialmente incorrecto, por tratarse del prestigio de una mujer, ante la conmoción

generada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) al retractarse de las aparentes irregularidades que había detectado en la actuación del gobierno de la llamada Cuarta Transformación, no queda más remedio que citar a José Zorrilla, en el pasaje donde don Luis Mejía le reclama a don Juan Tenorio su comportamiento con doña Inés, pues “imposible la hais dejado para vos y para mí”.

         No obstante que el informe anual de la ASF hace referencia a aparentes irregularidades en otras obras y programas emblemáticos de la administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador – el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro y las obras de la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya, entre otros – lo que mayor revuelo ocasionó fue el señalamiento de que la cancelación del que iba a ser el nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, en terrenos de Texcoco,  tuvo un costo de más de 330 mil millones de pesos, dos veces más lo que había admitido el gobierno federal, cien mil millones, que de cualquier forma es una cifra enorme para una nación con tantos requerimientos como la nuestra.

         El presidente López Obrador respondió de inmediato con su conocida fórmula de “yo tengo otros datos”, pero además pidió a la ASF verificar su información.

         Para sorpresa general, también en muy corto plazo, el titular de la Auditoría Superior, el economista David Colmenares Páramo, admitió inconsistencias metodológicas y dijo que las cifras serían revisadas.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         “Se reconoce que existen inconsistencias en la cuantificación realizada en el marco de la auditoría, por lo cual su contenido está siendo objeto de una revisión exhaustiva, en particular en relación con la metodología utilizada para determinar el costo de cancelación del Proyecto del Aeropuerto de Texcoco“, señaló la Auditoría Superior en un comunicado emitido el pasado lunes.

         Como los boxeadores que se lanzan contra su contrincante cuando lo ven debilitado, el primer mandatario no se declaró satisfecho, sino que se lanzó todavía más contra la ASF. En su mañanera de ayer anunció que pedirá a la Cámara de Diputados que investigue a la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

         «No creo, aunque existe la posibilidad, que hayan hecho mal las cuentas, aún así sería lamentable que la Auditoría de la Federación hiciera mal las cuentas. Creo que se trata de una actitud politiquera, de que buscaron dañarnos para complacer a nuestros opositores», afirmóel titular del Ejecutivo Federal en su conferencia de prensa.

         «Considero que una actitud de este tipo no solo obedece a una deficiencia técnica, sino también a una intencionalidad política pues, como sucedió, esta y otras falsedades contenidas en el informe fueron utilizadas por la oposición conservadora», agregó.

         Diputados citan a funcionarios de la ASF para aclarar procedimientos y resultados. 

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Efectivamente, por medio de un documento en el que califica el informe de la ASF de “tendencioso y falso”, López Obrador pidió la intervención de la Cámara de Diputados, órgano legislativo del que depende la Auditoría Superior.

         «Le solicito de manera respetuosa y en observancia del principio de separación de poderes, y si para ello no tiene inconveniente, que se emprendan las acciones necesarias para impulsar una investigación que permita el esclarecimiento a fondo de las equívocas afirmaciones de la Auditoría Superior de la Federación y despeje la lamentable desinformación que el documento referido indujo en sectores de la opinión pública», apuntó el primer mandatario.

         Como corresponde, la presidenta de la Cámara, la priista Dulce María Sauri, dio por recibido el documento. También se dio por enterada la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), presidida por Mario Alberto  Rodríguez Carrillo, de MC, que citó para el próximo lunes al titular de la Auditoría, David Colmenares, así como a otros integrantes de ese organismo responsables de realizar las auditorías, para explicar procedimientos y resultados.

         Sauri, informó que los resultados definitivos de las auditorías sobre la cuenta pública 2019 serán entregados a la Comisión de Presupuesto para que elabore el dictamen y llevarlo al Pleno hasta el mes de octubre, por lo que todavía están en proceso.

         El documento que circuló desde el pasado fin de semana “no es un informe provisional porque está acompañado de un informe ejecutivo, pero no es el definitivo”, dijo la legisladora, quien aclaró que será hasta la siguiente Legislatura, con los diputados electos en junio venidero, cuando se integren una nueva Comisión de Vigilancia y una nueva Comisión de Presupuesto y se analicen los resultados finales ante el Pleno de la próxima Legislatura.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         En tanto, la directiva de la Comisión de Vigilancia anunció que

su junta directiva “acordó realizar mesas de trabajo para analizar, conjuntamente con el titular de la Auditoría Superior de la Federación y los auditores especiales responsables de las auditorías en sus diferentes ámbitos de responsabilidad, los informes de auditoría a la Cuenta Pública 2019”.

         Muy difícil defender a la Auditoría y en particular a su titular, David Colmenares. 

         Por otra parte, el ex titular de la ASF Juan Manuel Portal salió en defensa de la institución, pero al mismo tiempo de hecho condenó a su sucesor David Colmenares Páramo a perder el cargo.

         Portal afirmó que es incomprensible que la institución haya cometido un error al determinar el costo de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), que inicialmente dijo era de 331 mil 996 millones de pesos y después corrigió.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         El ex auditor tuvo varias entrevistas con noticieros de televisión y en ellos comentó que una de las graves consecuencias del presumible error de la Auditoría pone en duda la credibilidad de esa institución y, en lo particular, dijo que de estar en el sitio de Colmenares Páramo ya hubiera renunciado. “O lo van a quitar”, aventuró también en conversación con Carmen Aristegui.

         En otra entrevista, con Azucena Uresti para Grupo Fórmula, Portal explicó que cada año, la ASF hace un plan de trabajo en el que indica qué va a auditar y cómo lo hará, plan que es enviado a la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados y “se debe de seguir salvo los ajustes necesarios para llevar a cabo auditorías”.         Portal expuso que a nivel internacional este tipo de errores no ocurren con frecuencia y comentó que ante fallas reiteradas, el titular puede ser removido por el Congreso, dependiendo de las especificaciones legales y estatutarias de cada país.

         En México, indicó el ex funcionario, procede que la Comisión de Vigilancia haga una investigación, haga su análisis para ver, en su opinión, qué es lo que debiera suceder. Pero ante la opinión pública, añadió, “lo que se ve no se juzga” y no cree que la gente quede confiada de que esta institución seguirá teniendo la responsabilidad y el papel que se espera que tenga.

         Otro aspecto sobresaliente de las declaraciones del ex titular de la ASF ea que dejó la duda de que Colmenares Páramo hubiese sido “doblado”, por lo que tuvo que admitir haber hallado “inconsistencias” en la revisión de los reportes en torno a la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM).

         Interrogado al respecto, el actual titular de la ASF, el multimencionado Colmenares Páramo insistió en que se encontraron inconsistencias en la metodología y aseguró que, al contrario de lo que han planteado algunos legisladores, no fueron “doblados” por el presidente López Obrador.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         “Déjame decirte, primero, no fuimos doblados. No hemos tenido ningún comentario del Poder Ejecutivo hasta éste. Con este grupo llegaremos a conclusiones importantes esta semana y dejaremos saldado este tema”, dijo en entrevista con Carlos Marín en MILENIO Televisión.

         Como se aprecia, a reserva de que se revisen cifras de lo que costó la cancelación del aeropuerto de Texcoco y otros errores u omisiones mencionados en su reporte, es un hecho que queda muy afectado el prestigio que con tanto esfuerzo había ganado la Auditoría Superior de la Federación, anteriormente denominada Contaduría Mayor de Hacienda.

         Es aquí donde volvemos al Don Juan Tenorio: “imposible la hais dejado para vos y para mí”.

Advertisement
Advertisement