Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: Las redes sociales, repletas de fantasmas

Acostumbrado a generar polémica por su opiniones sobre diversos temas de la vida nacional, resulta difícil saber si el presidente Andrés Manuel López Obrador estaba conciente del nivel de la trifulca que generarían sus protestas contra Twitter por los supuestos “bots” dedicados a intentar desprestigiar su trabajo al frente de la llamada Cuarta Transformación.

         Las declaraciones del primer mandatario reavivaron la permanente polémica entre “chairos” y “fifís”, es decir, entre sus simpatizantes y quienes no lo son.

         De parte de la empresa Twitter hubo una respuesta que se reconoce como oficial, en la cual se afirma que los denunciados “bots” no le rinden ninguna utilidad económica.

         Tal respuesta, como ya comentamos, fue tomada por el primer mandatario como un reconocimiento de que en las redes sociales operan sistemas automatizados para elogiar o desprestigiar a una persona o instituciones y que, en este caso, está justificada su indignación por ser objeto de esos ataques repetidos hasta el cansancio por falsos usuarios.

         Hasta allí parecía que la tempestad había amainado, pero no resultó así, pues en las redes sociales que primero fueron benditas y luego resultaron malditas, circuló extraoficialmente otro dato atribuido a TwitterAudit (un mecanismo propio de la empresa del pájaro azul para medir el número de seguidores de sus suscriptores) según el cual, el 54.1 por ciento de los seguidores del propio presidente López Obrador son falsos.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         “Yo también me sumo a la petición de López Obrador para investigar el número de bots que se utilizan en Twitter”, escribió un suscriptor identificado como Mike Peñaflor, quien da crédito a la suposición de que más de la mitad de los “seguidores” del primer mandatario no son reales. Además, él mismo se queja de ser atacado desde esas cuentas fantasma por sus frecuentes críticas al jefe de la llamada Cuarta Transformación.

         “Yo personalmente tengo ya una buena horda de bots pendientes de cualquier publicación que haga”, escribió Peñaflor, quien dice estar por concluir sus estudios de doctorado en comunicación y es secretario de Acción Juvenil del PAN en la Ciudad de México.

         Otros usuarios de Twitter coinciden en considerar falsos a muchos de los simpatizantes del primer mandatario en las redes sociales y, por coincidencia, dan como fuente al portal de noticias de Carmen Aristegui, quien no ha sido incluida en la lista de periodistas repudiados por el Jefe del Ejecutivo por responder a sus enemigos “conservadores” o “neoliberales”.

         Pero lo que tal vez sirva un poco de consuelo al primer mandatario es que en la lista de las personalidades políticas que tienen seguidos fantasma están varios de sus principales contendientes en la lucha por el poder.

         En efecto, en plena campaña presidencial ese portal dio cabida a un análisis del especialista Albert-László Barabási, según el cual el 53 por ciento de los seguidores de Andrés Manuel López Obrador son bots, pero también de otros aspirantes a la Presidencia de la República, como Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Jaime Rodríguez Calderón.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Otra información más reciente de Aristegui Noticias, fechada el 26 de abril, recoge comentarios del director de Observatorio Ciudadano, Luis Antonio García, quien cita “diversos estudios” que han comprobado que el equipo de Andrés Manuel López Obrador es uno de los que más utiliza bots para intervenir la conversación en redes sociales.

         La existencia de cuentas falsas en las redes sociales también es advertida por el portal Verificado, el cual entre otros estudios se dedica a verificar la veracidad de las declaraciones del presidente López Obrador en sus conferencias mañaneras.

         En un artículo titulado “Falso o engañoso,1 de cada 3 dichos en La Mañanera”, los analistas de Verificado desvirtúan la afirmación del líder de la llamada Cuarta Transformación de que “Nosotros no. Yo nunca, nunca he repartido despensas ni he hecho un fraude electoral ni he pagado para que hablen bien de mí ni tengo bots, nunca”.

         El análisis, aparecido el pasado día 5, firmado por Deyra Guerrero, Debanhi Soto; Patricia Escobar; Roxana Galindo; Anahí Chávez y Karla Velázquez; Karla Guadarrama, Antonio Magallán, Miranda Castañeda y Andrés Arredondo, sostiene:

            “Si bien hay señalamientos por ejércitos de bots y una polarización en redes sociales al surgir tendencias que no lo beneficien (al primer mandatario), no se ha comprobado un vínculo directo con el presidente.
         “Sin embargo, existe el antecedente de que el 26 de febrero del año en curso el INAI ordenó a la Presidencia de la República entregar un informe de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana sobre los “bots” que se asociaban en aquella ocasión con la tendencia “prensa prostituida” surgido el 31 de noviembre.
         “Durante las campañas presidenciales la cuenta de AMLO en Twitter registró el mayor número de seguidores falsos, con 1.4 millones de acuerdo con Twitter Audit…En las páginas web de Sin embargo y La crisis del periodismo hay notas, publicadas  el 7 de febrero y el 18 de junio de 2019, respectivamente, sobre una supuesta granja de bots en pro de López Obrador.
         “Detrás estaría Rafael Chacón Berumen, a quien no se le comprobó recibir alguna remuneración al respecto”.

         Pero también hay referencias en el ciberespacio menos severas contra el primer mandatario.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         El portal titulado Contrapeso sostiene: “de acuerdo con un informe de auditoría a través de la herramienta Twitter-Audit, hasta hace un mes, el 74 por ciento de los seguidores del presidente es real, por lo que el 26 por ciento restante, corresponde a falsos seguidores.

         A su vez, el portal Quinto Poder escribió: “En redes sociales circulan reportes que afirman que entre el 50 y 60 por ciento de los seguidores de la cuenta de Twitter de Andrés Manuel López Obrador son perfiles falsos, conocidas como “bots“. Sin embargo, estos datos son refutados por herramientas que ayudan a determinar el porcentaje de seguidores falsos de una cuenta”

         El INE demanda ante la Suprema Corte respeto a sus facultades.

         Por considerar que no se respeta sus facultad constitucional de manejar los tiempos oficiales en radio y televisión, el Instituto Nacional Electoral (INE) interpuso una demanda ante la Suprema Corte de Justicia, contra el decreto presidencial que reduce la obligación de los medios de comunicación de entregar, como impuesto, una parte de sus espacios.

         “Los tiempos oficiales conforman en su conjunto y de manera integral un bloque normativo de constitucionalidad que rige el modelo de comunicación política y garantiza que el Estado cuente con un mínimo de 48 minutos diarios, a fin de que el INE, como autoridad única en su administración, disponga de su totalidad en procesos electorales, así como del 12 por ciento en periodo ordinario”, dice la demanda INE, la cual agrega que cualquier reducción o cambio al bloque normativo viola la Constitución, al violentar las atribuciones del Instituto.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         El Instituto sostiene que la decisión del presidente López Obrador invade sus facultades como autoridad única en la administración de esos tiempos oficiales, los cuales tienen como finalidad garantizar la equidad en la contienda electoral, el trato igualitario a la difusión de ideas y que la ciudadanía esté informada para cumplir su derecho al voto.

         Los consejeros electorales destacan en su demanda que los tiempos oficiales tienen validez constitucional pues fueron aprobados en sus términos actuales por la reforma electoral de 2007.

         De acuerdo con las estimaciones de los consejeros electorales, la reducción acordada por el presidente López Obrador significará que durante el periodo de campaña electoral se dejen de transmitir más de 6 mil 034 mensajes de los partidos y las autoridades.

          “El tiempo fiscal disponible debe siempre guardar congruencia con lo ordenado en la Constitución y, por tanto, su regulación debe salvaguardar el tiempo necesario respecto al modelo de comunicación política y las atribuciones del Instituto en la materia”, dice el documento de inconformidad del INE.

         Como es difícil que el caso sea analizado a la brevedad por los ministros de la Suprema Corte, el INE solicitó que decreten suspender la entrada en vigor del decreto presidencial, el cual fue publicado el pasado 23 abril, para tener plena validez a partir del venidero día 15 del presente mes.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement

© 2020 Endirecto