Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: La lucha electoral ya no es entre partidos, sino entre coaliciones

El presidente del PAN, Marko Cortés Mendoza, se ganó numerosas críticas por su declaración de que su instituto político sólo está en condiciones de ganar uno solo de los gobiernos estatales que estarán en disputa el año venidero.

En un audio grabado subrepticiamente, durante un encuentro con dirigentes regionales de su partido, el líder del PAN admitió que en las 6 elecciones para renovar gobernador el próximo año, el blanquiazul solo puede ganar en Aguascalientes.

«La única que tenemos realmente posibilidades, y muy buenas, y contundentes de ganar, es Aguascalientes. Y ahí tenemos la responsabilidad de hacerlo bien», dice Cortés en el audio, presuntamente grabado durante una reciente reunión ante dirigentes y militantes panistas del estado.

«No hay más, está muy complicado Durango, Tamaulipas, Quintana Roo, Hidalgo y Oaxaca», dijo en esos comentarios que le ganaron fuertes críticas, magnificadas por la inconformidad generada por su reciente reelección como dirigente nacional de Acción Nacional.

De hecho, precisamente después de su reeleción, en un discurso público ya había anticipado lo difícil que aparece el año venidero para su partido. Desde esa ocasión advirtió que el blanquiazul solo venía arriba en las encuestas en Aguascalientes.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En contra del disgusto y desánimo que generaron sus vaticinios, le llegaron palabras de aliento desde el exterior, de las filas del PRI que antes fue su odiado rival y ahora es su aliado en coalición Va por México, que parece consolidarse al menos para las elecciones del año venidero.

Las palabras de aliento provienen de Durango, en específico del aspirante a la candidatura de la mencionada alianza Va por México, el ex secretario de Educación de Durango, durante el sexenio del priista Ismael Hernández Deras, actual dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC). Se trata nada menos que de Héctor Arreola Soria, quien dentro de las filas del tricolor tiene como principales contendientes a Esteban Villegas Villarreal, ex secretario de Salud, con el también priista Jorge Herrera Caldera y Ricardo Pacheco Rodríguez, ex diputado y ex senador, de quien se dice que tiene el respaldo de la otrora poderosa Confederación de Trabajadores de México, la CTM que ahora dirige el senador Carlos Aceves del Olmo.

         Contrario al pesimismo del dirigente nacional del PAN, Arreola Soria considera que se puede vencer a MORENA y asociados también en su estado natal, Durango.

La condición que establece es que se consolide la alianza Va por México, integrada por el PAN, el PRI y PRD.

La lucha en Durango será entre coaliciones.

Advertisement. Scroll to continue reading.

“Sin alianza no se avanza”, comentó el aspirante a gobernador, quien dice tener buenas relaciones con figuras destacadas del PAN, como la actual senadora y ex candidata presidencial Josefina Vázquez Mota yy el actual coordinador de los diputados federales de Acción Nacional y ex titular de CONACYT Juan Carlos Romero Hicks, con quienes tuvo relación profesional a su paso por el área de tecnológicos dependientes de la Secretaría de Educación Pública.

De hecho esta vía para lograr victorias electorales en Durango no es nueva. El actual gobernador, José Rosas Aispuru, priista de origen, abandonó las filas del tricolor porque no le dieron la candidatura y encabezó una coalición que lo llevó al Palacio de Gobierno.

Lo que cambia es la integración de las alianzas. La primera ocasión que Rosas Aispuru intentó ser gobernador, en 2010, encabezó una coalición integrada por PAN, PRD, Convergencia y PT, pero fue superado por el priista Jorge Herrera Caldera. En la segunda, en 2016, se mantuvieron unidos los mismos partidos, excepto el PT, no obstante esa baja, esta vez sí llegó el triunfo.

Durante gran parte del sexenio en medios políticos de Durango se comentaba que el gobernador Rosas Aispuru tenía el control del PAN y del PRI, pues nombró secretario general a un destacado priista, Adrián Alanís Quiñones, quien también ha sido aspirante a gobernador desde hace tiempo, pero dejó el cargo de secretario de Gobierno en septiembre de 2020, un día antes del cuarto informe de gobierno de Rosas Aispuru,

Como su ex jefe, Alanís se proyecta para ser candidato en el 2022, pues hace unos seis meses se afilió al PAN, al parecer con el propósito de segjuir los pasos de Rosas Aispuru.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En reciente entrevista con un diario local, el 21 de octubre anterior, Alanís reveló que aspira, como Arriola Soria a ser nominado por la coalición Va por México.

En esas declaraciones Alanís destacó que la unidad será muy importante rumbo a la elección de gobernador para el sexenio 2022-2028 y confirmó que desea abanderar la alianza que se pretende entre PAN-PRI-PRD.

“Nos interesa la alianza, nos interesa participar y en el caso particular, a mí me interesa ser gobernador, un arquitecto gobernador del Estado de Durango, tengo el interés, estoy decidido y como dicen en el rancho, ‘estoy en el último tren’, yo creo que sí tengo experiencia, sí tengo algunas aptitudes, capacidades, como lo pude demostrar en administraciones anteriores del estado”, mencionó.

Pero no está totalmente despejado ese camino, pues también aspira a la nominación por el partido azul, su sucesor en el cargo de secretario general de Gobierno, el ex senador Héctor Flores Ávalos, quien llegó a la llamada Cámara Alta como suplente de Rosas Aispiuru.

Dentro de las filas del otrora poderoso PRI se menciona a dos mujeres, Yolanda de la Torre Valdez, senadora de la república, y a su antecesora en esa Cámara y ex presidenta municipal de Gómez Palacio, Juana Leticia Herrera Ale.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Por el lado del partido oficial, MORENA, está consolidada la alianza (Juntos Haremos Historia) con PVEM y el PT, que tiene o tuvo un amplia base popular en ese estado, al grado que conquistó en dos ocasiones la presidencia municipal de la capital, pero no parece estar en condiciones de imponer candidato. Su principal figura es el senador Gonzalo Yáñez, quien fue alcalde de Durango, pero actualmente no parece tener muchos respaldos.

Los otros aspirantes por la alianza oficial son los senasores José Ramón Enríquez y Lilia Margarita Valdez, así como la presidenta municipal de Gómez Palacio Marina Vitela.

Ese panorama político se distorsionó a últimas fechas por la aparición del ex dirigente nacional del PAN Manuel Espino Barrientos, quien se incorporó a la llamada Cuarta Transformación al inicio del actual sexenio, a pesar de las críticas en su contra por haber formado parte del grupo radical de derecha conocido como el Yunque.

Como recién llegado a la llamada Cuarta Transformación, Espino no tiene muchos simpatizantes, pero tiene en su favor un solo voto, pero muy poderoso e influyente en el partido oficial, el del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, quien al parecer le autorizó inscribirse entre los aspirantes de MORENA.

Los diputados federales rompen récords.

Advertisement. Scroll to continue reading.

            Ayer domingo por la madrugada terminó, luego de cuatro días de trabajo, el acalorado debate en torno al presupuesto federal para el venidero año de 2022, en una sesión de la Cámara de Diputados que no tiene antecedente.

         Uno de los aspectos sobresalientes es que se presentaron un total de mil 994 reservas, aunque no todas fueron expuestas ante el pleno, pues algunas promovidas por la oposición fueron retiradas de última hora, por anticipar que serían rechazadas y otras más presentadas por la bancada oficialista sólo como pretexto para poder inscribir oradores que respondieran a las intensas y permanentes críticas del bloque opositor.

         Las crónicas destacan que en los últimos minutos de debate el salón de sesiones del Palacio Legislativo de San Lázaro estaba semivacío, pues de acuerdo con el sistema de sesiones semipresenciales, gran parte de los legisladores votaron a distancia mediante una aplicación móvil, los legisladores del PRI, PAN y PRD abandonaron la sesión cuando subió a tribuna el último orador que fue un diputado de Morena.

         Ayer mismo, el presidente López Obrador expresó su beneplácito, pues los diputados del bloque oficialista cumplieron con impedir que hubiera cambios a su proyecto. En redes sociales destacó que aprobar el presupuesto 2022 beneficiará a 25 millones de personas que reciben algún tipo de apoyo del Gobierno federal e indicó que los sectores de educación, salud, desarrollo y bienestar contarán con mayores recursos.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement
Advertisement