Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: La 4T no se atreve a devolverle toda su agua a los yaquis

Para empezar, deseo hacer expreso mi reconocimiento al gran caricaturista Bulmaro Castellanos Loza, mejor conocido por su seudónimo Magú, quien mediante sus cartones es capaz de explicar o descifrar algunos de los principales problemas nacionales y exhbir, mediante retratos que, para muchos, parecen grotescos expone al juicio general a los más connotados personajes de nuestro país.

         Este merecido elogio se renueva por su cartón de ayer en La Jornada, dedicado al tema de la reivindicación del pueblo Yaqui que ha sufrido graves ataques y despojos antes y después del proceso de independencia de México.

         En ese, como siempre, valioso trabajo, aparece el presidente Andrés Manuel López Obrador en el acto de desagravio que organizó el gobierno de la llamada Cuarta Transformación al pueblo Yaqui por los agravios sufridos en particular durante el último siglo.

         Contra los deseos oficiales, el acto de desagravio se convirtió en escenario de una nueva protesta de los yaquis por las afectaciones sufridas en los últimos años.

         Ese pueblo ha sufrido despojo de sus tierras, así como del agua para riego, y como han protestado y buscado la menera de defender su patrimonio, sus dirigentes y representantes han sido objeto de persecución, “desapariciones” y hasta de asesinatos.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         La reacción del presidente Lóe< Obrador fue resumida magistralmente por Magú.

         En la referida caricatura publicada por La Jornada, Magú resume la reacción del primer mandatario con estas palabras, dirigidas a un representante del pueblo Yaqui: “Ustedes aguanten”….”en cien años alguien vendrá a pedirles perdón”. La respuesta la complementó con tres cruces, en una de las cuales se colocaron carteles en los cuales se lee: “Yaquies agraviados en el presente”…”por el crimen, la inseguridad y la impunidad”… y en las dos restantes aparecen los nombres de Tomás Rojo y Luis Urbano, dos dirigentes de ese pueblo asesinados por el “crimen” de defender a su comunidad.

         Lázaro Cárdenas el primero que intentó preservar los derechos de los Yaquis.

         Andrés Manuel López Obrador no es el primer presidente de México que se declara interesado en desagraviar al pueblo Yaqui y tampoco han trascurrido cien años desde ese intento de reivindicación.

         En realidad han transcurrido 80 años desde que el entonces presidente de la República, Lázaro Cárdenas del Río, restituyó tierras y agua al pueblo Yaqui, muchas de las cuales aparecían como propiedad privada – en gran parte de ciudadanos de los Estados Unidos –  a pesar de que las leyes mexicanas prohibían la privatización de tierras ejidales y comunales. En consecuencia, la privatización fue producto de maniobras ilegales.

Advertisement. Scroll to continue reading.

          Esta acción del expropiador del petróleo fue recordada durante la ceremonia de desagravio organizadda por la llamada Cuarta Transformación por su hijo, el tres veces ex candidato presidencial, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien acudió al evento como invitado especial del presidente Andrés López Obrador.

         Cárdenas, quien anteriormente ha tenido expresiones críticas contra el presidete López Obrador, al expresar que su gobierno no es de izquierda, expuso dos demandas centrales: pidió jusicia para los dirigentes y representantes del puelo yaqui que son perseguidos o que han sucumbido en defensa de sus legítimos intereses y, segundo, que se canele la construcción del llamado Acuerducto Independencia, e cual les arrebatará a los yaquis otra parte del líquido que necesitan para regar sus tierras y asegurar su sobrevivencia.

         “Es indispensable, señor Presidente, antes que nada, cancelar el Acueducto Independencia, que fue construido pasando por encima de disposiciones judiciales; que se construyó a pesar de varios mandamientos para que no se construyera, o se suspendiera su construcción”, comentó el ex dirigente de la Corriente Democrática del PRI y fundador del PRD.

         Es de destacar que las aguas del río Yaqui han disminuido en los últimos años, pues una parte de su caudal se desvía para regar predios agropeuarios  privados y para asentamientos urbanos. Pero sobre todo es necesario destacar que se contraviene el histórico decreto del presidente Cárdenas, por el cual el pueblo Yaqui tenía derecho a la mitad del caudal de ese río del mismo nombre.

         Aparte de cumplir la demanda de Cárdenas Solórzano, si el presidente López Obrador se decidiera a cancelar el mencionado acueducto corregiría una criticable decisión  de un gobierno surgido del PAN, a los que el primer mandatario no se cansa de criticar por conservadores y neolibelares.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         El Acueducto Independencia se construyó en el sexenio del ex gobernador panista Guillermo Padrés Elías, con el fin de llevar agua potable a la capital sonorense, Hermosillo, sin aclarar si se tenía el consentimiento de la a tribu Yaqui,

         En enero de 2010, el gobierno de Sonora, encabezado por Padrés, presentó el proyecto denominado Sonora Sistema Integral (Sonora Si) donde se proponían diversas obras hidráulicas para abastecer de agua a varias ciudades del estado. Entre las obras contempladas se propuso, para solucionar el problema de la ciudad de Hermosillo, un acueducto denominado Independencia que desde el río yaqui, en la presa Plutarco Elías Calles (El Novillo) trasvase 75 millones de metros cúbicos de agua anuales hasta la ciudad de Hermosillo (ubicada en la cuenca del Río Sonora).

         La llamada Cuarta Transformación se niega a cancelar la obra. 

         Al participar en la consulta pública de este proyecto, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (CEMDA), señaló que la construcción de esta obra generaría alteraciones a los patrones hidrológicos de la región, así como afectaciones negativas a los humedales que son abastecidos de agua por los ríos que se pretenden desviar, aunado al hecho de que la obra pone en riesgo la Región Terrestre Prioritaria (RTP) Bavispe-El Tigre, clasificada así por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), ubicada en la Cuenca del Río Yaqui, así como la Región Hidrológica Prioritaria (RHP) Río Yaqui-Cascada Basaseachic.

         No obstante, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a través de su órgano desconcentrado, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), otorgó en julio de 2010, 50 millones de metros cúbicos de agua para la construcción del Acueducto Independencia. Ese mismo mes se publicó la convocatoria para licitar la construcción del acueducto; esto a pesar de la suspensión dictada por la Juez Octavo de Distrito con residencia en Sonora.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         El presidente López Obrador dio respuesta a la demanda de Cárdenas en su mañanera de ayer. Advirtió que que cancelar el acuerducto resultaría «problemático».

         “Lo que el ingeniero Cárdenas planteó ayer es que, se hizo en el gobierno anterior, un acueducto hacia Hermosillo, y esto generó una oposición de los pueblos (yaquis). Con esta decisión que estamos tomando de entregar el agua suficiente a los pueblos se puede resolver esta situación. Ahora cancelar eso nos va a resultar problemático, ya hay una inversión, además es el agua para Hermosillo, que también se requiere”, manifestó el Jefe del Ejecutivo.

         Además, el primer mandatario destacó que se prepara un plan integral de bienestar para el pueblo yaqui, al tiempo que agradeció la asistencia del ingeniero Cárdenas.

         Por otra parte, el presidente l López Obrador retomó en su conferencia de ayer el tema de su propia sucesión, que él mismo adelantó al “destapar” a los posibles candidatos, a quienes desde entonces se empezó a denominar popularmente como “concholatas”.

         El jefe del Ejecutivo sostuvo que la cuarta transformación tiene personajes «muy inteligentes y responsables» que lo pueden relevar cuando concluya su mandato y, como ya lo expresó anteriormente, señaló que, a diferencia, los conservadores no tienen candidato.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         La verdad, los que están en el movimiento de transformación pueden dar seguimiento a este proceso; todos son muy responsables, muy sensatos, muy inteligentes, honestos, eso lo celebro,

         “Imagínense que estemos llevando a cabo una transformación y yo tenga que irme, porque así es, soy partidario de la no reelección y no haya con quién darle continuidad al proceso, eso sería lamentable, pero estoy completamente satisfecho, contento porque hay relevo»,  pero se negó a mencionar nombres como lo ha hecho antes.

Advertisement
Advertisement