Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: En vías de anularse la elección de presidenta de la CNDH

 – A pesar de estar programada para hoy la toma de posesión de la nueva presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), vale insistir en que es asunto conflictivo no se puede dar por concluido.

         Por ejemplo, ayer se anunció que siete de los candidatos desplazados para hacerle lugar a la luchadora social Rosario Piedra Ibarra anunciaron que interpondrán un amparo por considerar que la elegida por los senadores de MORENA y sus aliados no llena los requisitos que debe cumplir quien ocupe ese cargo que tiene como misión velar por los derechos de los más desprotegidos de nuestra sociedad,

La intención del eventual juicio de amparo es pedir al Senado reponer el proceso de elección de la presidencia de la CNDH, por considerar que el anterior acusó falta de certeza y legitimidad.

En la lista de inconformes aparecen Alberto Athie Gallo, Michael William Chamberlin Ruiz, Rosalinda Salinas Durán y Manuel Alejandro Vázquez Flores, quienes reiteraron que el proceso de la semana pasada deja dudas de legalidad,  por lo cual  deben ser subsanadas por  el Senado  fin de garantizar que la CNDH cuente con la legitimidad indispensable para ser efectiva.

Los especialistas involucrados mencionaron al menos tres irregularidades que ponen en entredicho la legitimidad del proceso: uno, la aprobación de un dictamen que propuso una terna de la que no se hicieron públicos los méritos por encima de los contendientes; dos, la emisión de un dictamen que aprobó arbitrariamente un procedimiento de 3 rondas de votación, violando la Ley de la CNDH; y, tres, el cómputo de votos de la Mesa Directiva del 7 de noviembre pasado no garantiza certeza jurídica al requisito de las dos terceras partes que exige la Constitución.

Advertisement. Scroll to continue reading.

William Chamberlin anunció que si la candidata electa toma protesta van a tramitar un amparo contra todo el proceso, desde el momento en que se vició… pues debe de haber certeza y si hay dudas en el proceso se tienen que aclarar.

Entonces, ante la duda, todos tenemos el interés, incluida la candidata electa, de que esto se aclare, porque si no, eso va a pesar sobre su administración. (…) Si está cuestionada la legitimidad de la   persona que llegue está cuestionado todo su actuar, todo se va a politizar y eso es lo que queremos evitar”, explicó Chamberlin.

Manuel Vázquez recordó que la CNDH es una magistratura moral y si Rosario Piedra Ibarra toma protesta, se estaría subordinado al presidente de la República.

“Yo no vendría tras un proceso que se ve de verdad viciado, ya sea por error o por fraude, pero está cuestionado. Yo, un servidor no vendría a tomar protesta”, aseveró.

Los candidatos afirmaron que la CNDH y el relevo de su titular se encuentran ante una situación de gravedad sin precedentes, que irremediablemente afectará a la institución, a sus integrantes presentes y futuros y, sobre todo, a las víctimas de violaciones a sus derechos fundamentales.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Pero si los candidatos marginados optaron por la vía legal (el amparo), otros inconformes optaron por el camino de los hechos.

En efecto, los senadores del PAN anunciaron que impedirán que Piedra Ibarra protestar porque, a su juicio, el proceso en que se eligió es ilegítimo y viola la Constitución. Sin embargo no revelaron a qué procedimientos recurrirán para evitar la toma de posesión.

El coordinador del PAN en el Senado, Mauricio Kuri González, y la legisladora Xóchitl Gálvez Ruiz reiteraron que se debería reponer el proceso a fin de esclarecer las dudas generadas en torno a ese asunto.

“No vamos a permitir que tome protesta este martes porque es inaudito que quienes se quejaron de los fraudes, de los robos, de la corrupción, y que ahora estén cometiendo lo misno en el Senado… es delicadísimo”, apuntó, y afirmó que «los ciudadanos han pedido a partir de las redes sociales que seamos duros y no permitamos esa ilegalidad».

El principal argumento de los senadores panistas es que no se cumplió lo que establece la ley en el sentido de que el elegido al frente de la CNDH debería reunir las dos terceras de los votos de los senadores presentes.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Gálvez presentó un tercer video, ya disponible en redes sociales, en el que se muestra que el senador de MORENA, Primo Dothé, secretario de la Mesa Directiva, deja de lado, junto a la urna, una de las cedulas de votación que los senadores metieron en la urna, y que podría ser una hoja en blanco, y nunca se devuelve al paquete de votos contados, por lo que tampoco se consideró como nulo.

Recordó que también se mostró en otro video que la senadora de Morena Martha Guerrero señala que hubo ocho votos para José de Jesús Orozco, cuando en el video se ve que son nueve.

Con ello, dijo, el PAN demuestra dónde quedaron los dos votos, con lo cual sumarían 116 en lugar de 114, y con ello Piedra Ibarra no alcanza la votación de mayoría calificada, pues al subir un solo voto las dos terceras partes representan 78 votos y no 76, por lo que no se cumple con la ley.

Se puede sospechar que los panistas actúan inspirados por su invariable posición de inconformarse con todo lo que promueve MORENA, pero en este caso tienen el no planeado respaldo del senador sin partido y ex secretario general de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Emilio Álvarez Icaza, quien también está convencido de que los senadores presentes en la votación eran 116, por lo cual la mayoría calificada sería de 78, cantidad que no recibió Piedra Ibarra.

La presidenta del Senado, Mónica Fernández, insistió en que Rosario Piedra rendiría protesta y negó que se pueda reponer la votación, pues se trata de una asunto concluido.

Advertisement. Scroll to continue reading.

MORENA proyecta controlar también el INE.

En la Cámara de Diputados avanza una iniciativa para reformar las leyes que regulan la actuación del Instituto Nacional Electoral (INE), con la finalidad de que la presidencia de ese organismo sea rotatoria y su titular cambie cada tres años.

La iniciativa de reformas proviene principalmente de las filas de MORENA que, como siempre, lleva al respaldo de su aliados de otros partidos como el PES, PT y PVEM, mientras que para el resto de las corrientes resulta un atentado contra todo el sistema democrático de México, pues consideran que de este modo MORENA y el gobierno de la llamada Cuarta Transformación pretenden asegurarse el control del organismo encargado de organizar las elecciones y contar los votos.

Por lo pronto, la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Angélica Rojas Hernández (PAN), calificó como un error debilitar los órganos autónomos, particularmente el Instituto Nacional Electoral (INE), que es el garante de las elecciones en México.

“Tenemos que salvaguardar los órganos autónomos, tenemos que fortalecer la democracia, no ir hacia atrás”, sostuvo la legisladora ante la propuesta morenista de acortar de nueve a tres años la presidencia del Consejo General de del INE, que presentó el diputado Sergio Carlos Gutiérrez Luna.

Advertisement. Scroll to continue reading.

La diputada panista manifestó que «no podría estar de acuerdo, en general, con el debilitamiento de ningún órgano autónomo», en particular el INE.

En tanto, los diputados de Morena cerraron filas en torno a la propuesta que impulsa su bancada.

El “moreno” Emmanuel Reyes Carmona planteó que “de probarse la propuesta estaríamos hablando de que entraría en vigor en 2020″, y aclaró que no está dedicada al actual presidente del INE, Lorenzo Córdova, de quien recordó que, «en varias ocasiones, se ha manifestado contra algunas propuestas del presidente Andrés Manuel López Obrador, específicamente contra la reducción salarial».

El diputado “moreno” consideró que acortar a tres años la titularidad en el INE generaría más dinamismo, pues se actuaría con mucho más prontitud en las facultades que la ley electoral expresa al organismo.

De paso, reveló que MORENA revisa una reforma electoral federal para tratar de desaparecer los senadores de representación proporcional y en su momento también hacer lo mismo con los diputados federales por esta misma vía.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Según el legislador, trabajan para dejar a futuras generaciones un país de avanzada y no solo cambiarlo cosméticamente, como se venía haciendo en sexenios anteriores.

Sin embargo, Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de los diputados del Partido Acción Nacional (PAN), insistió en que se trata de una “ocurrencia más y un desdén del presidente de la República a los órganos autónomos”.

Advertisement

© 2020 Endirecto