Connect with us

Hi, what are you looking for?

Aunque la obligación le impone dedicar algún tiempo a la administración del país, los suyo, los suyo para el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador es la campaña y la actividad política.

Esto quedó muy en claro el pasado fin de semana,  cuando primero desafió a sus opositores de FRENA a que reunieran más de cien mil personas en el zócalo capitalino y, aunque lo lograron, no cumplió su promesa – que todos sabíamos era falsa – de renunciar en el cargo a pesar de que el domingo se aglomeraron en el primer cuadro de la Ciudad de México casi el doble de la cantidad fijada como meta por el propio primer mandatario.

Lejos de la renuncia o de una señal de reconocimiento a sus opositores, López Obrador aprovechó para platear de nuevo que en las elecciones de junio del año venidero se incluya el tema de la revocación de mandato. Esto ha sido una aspiración casi permanente del Jefe del Ejecutivo, pues esto le permitiría estar en las boletas y con su innegable simpatía popular acarrear más sufragios para los candidatos de MORENA y partidos aliados, con lo cual aseguraría una amplia mayoría en la nueva Cámara de Diputados y poder aprobar casi sin resistencia los cambios que considera necesarios para consolidar su proyecto de la llamada Cuarte Transformación.

De gira por Sonora, tras la movilización ayer del Frente Nacional Anti-AMLO (Frena), que a decir de los organizadores rebasó el tope de cien mil fijado por López Obrador – el gobierno capitalino encabezado por Claudia Sheinbaum, de MORENA reconoció menos de diez mil –  el presidente López Obrador pidió a sus opositores que “no coman ansias”, esperen las elecciones del próximo año para resolver sus diferencias por la vía democrática.

Pero “en tanto nos apoye el pueblo, vamos a seguir gobernando el país”, afirmó el primer mandatario quien, según la mayor parte de las encuestas, tiene el respaldo del 70 por ciento de los mexicanos “y yo no creo que se vaya a perder ese apoyo porque vamos a seguir trabajando en beneficio del pueblo. Tengo muy claro que lo fundamental es atender, servir al pueblo y por eso vamos remató a poder salir adelante, vamos a poder llevar a cabo la transformación de la vida pública de México”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Señaló que los conservadores en su contra “antes callaban como momias ante lo que hacía el gobierno, ahora gritan como pregoneros cuestionándonos, pero la transformación va adelante”.

A punto de concluir su intervención en el estadio de béisbol “Héctor Espino”, reiteró a sus opositores: “Los vamos a respetar siempre, no va a haber represión porque no somos iguales. Nada más lo único que queremos es que se esperen, ya vienen las elecciones, podemos resolver nuestras diferencias, porque ellos quieren conservar el régimen corrupto de injusticias, de privilegios, de eso no tengo la menor duda; nosotros queremos cambiar, queremos transformar.

“Esas diferencias que tenemos, que son de fondo, se pueden resolver con el método democrático: van a haber elecciones en junio del próximo año en todo el país, y luego yo me voy a someter a la revocación del mandato en el primer trimestre del 2022” y respetará el resultado.

Aunque su nombre no aparezca en las boletas, el presidente López Obrador se asegura que estará presente ante los electores, pues apenas dos meses después se planteará la pregunta fundamental: ¿desea o no que el presidente de la República continúe o que renuncie?.

Pero esa no fue la única aproximación del primer mandatario a los terrenos de la política electoral.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Su gira por Sonora sirvió para promocionar al casi seguro candidato de MORENA al gobierno de ese estado, actualmente bajo la conducción de la priista Claudia Pavlovich, quien a pesar de su buena administración difícilmente podrá dejar su sitio a un compañero de partido, pues MORENA aparece en el primer sitio de preferencias de los electores y, por si fuera poco, tiene, como se puede apreciar, pleno respaldo del popular político que reside y despacha en Palacio Nacional.

El sábado en Bavispe, la tierra natal de Durazo, el presidente López Obrador elogió la actuación de su Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, de manera que confirmaba los rumores de que el funcionario renunciará a su cargo para asumir la candidatura de MORENA al gobierno estatal.

“Agradezco al pueblo de Bavispe porque Alfonso me ha ayudado mucho, es un servidor público de primer orden, es un profesional, una gente honesta, es un auténtico servidor de la nación. Le agradezco mucho a Alfonso su apoyo, porque él es el que coordina al gabinete de seguridad, aunque yo estoy ahí todas las mañanas, yo estoy recibiendo el informe y quien coordina a todas las secretarias es Alfonso Durazo”, afirmó López Obrador.

         Pero eso no fue todo, también el pasado fin de semana el jefe del Ejecutivo Federal se asumió también dirigente real de su partido, MORENA, al censurar los conflictos internos y los errores en el proceso de elegir nuevo presidente nacional, cargo que está vacante desde que el propio López Obrador lo dejó en 2017 para asumir la candidatura presidencial.

“Si fuesen las elecciones, ¿por qué partido votarías? Ese partido está hasta arriba; o sea, es mucho pueblo para tan poco dirigente, con todo respeto, porque no hay dirección, hay un desbarajuste; sin embargo, el pueblo tiene otra idea. Ojalá y los dirigentes estén a la altura del pueblo, eso sería mejor”, señaló el mandatario al comentar los conflictos por la dirigencia nacional del partido que él creó y que se sirvió de plataforma para llegar a donde está.

Advertisement. Scroll to continue reading.

“¡Ya al carajo con el oportunismo!”, exclamó el jefe del Ejecutivo y llamó a los dirigentes a no confundirse, porque es el pueblo el que manda. AMLO trató de matizar su discurso y aclaró que este mensaje no es para MORENA, es en general, para terminar con la antigua forma de hacer política.

Para desviar un poco la atención respecto de MORENA, el primer mandatario señaló también que un partido político, cualquiera, si no tiene principios, si no piensa en luchar por causas justas no es más que una franquicia, un mecanismo para que “ambiciosos vulgares” se encaramen en cargos públicos sólo para su provecho.

“Lo importante es pensar en los demás, si no hay amor al prójimo no se es buen dirigente. El individualista, el egoísta, el que le da la espalda al que sufre no es buen dirigente ni es buen político, es un convenenciero, un arribista, un oportunista, un falsario y ya basta de eso, estamos en una etapa nueva”, concluyó el presidente que en diversas ocasiones ha asegurado que no se involucrará en asuntos partidistas, porque no desea ser igual que muchos de sus antecesores que fueron también dirigentes de partido.

Insistirá MORENA en desaparición de 109 fideicomisos

         Luego de las irregularidades que ocurrieron el jueves anterior y que impidieron que culminara el proceso para aprobar la desaparición de 109 fideicomisos para entregar sus recursos al gobierno federal para afrontar las demandas generadas por la contingencia, el coordinador de los diputados de MORENA y aspirante a la presidencia de su partido, Mario Delgado, anunció que en la presente semana seguirán las acciones destinadas a cumplir esa demanda del presidente López Obrador.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Aseguró que, de manera complementaria, las áreas gubernamentales implicadas en la operación de los respectivos fondos analizan la manera de cubrir las necesidades desde el presupuesto ordinario, como lo prometió en días pasados la Secretaría de Hacienda.

Uno de los fideicomisos que podría desaparecer, en caso de concretarse la iniciativa de MORENA en la Cámara de Diputados, es el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), cuya operación tiene abundantes reglas para garantizar las competencias y responsabilidades de los tres niveles de gobierno.

El Fonden tiene, o tenía, 6 mil 861 millones de pesos, considerado por especialistas sólo una bolsa básica fija, porque el gasto para afrontar emergencias y desastres provocados por fenómenos naturales suele ser mayor. Por ejemplo, en 2016 fueron autorizados a estados, en conjunto, 4 mil 466 millones de pesos, pero los picos de gasto son muy variables, como en 2010 y 2017, con más de 80 mil millones de pesos.

También hay alertas en otras áreas, como el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, así como en el deporte de alto rendimiento, cuyo fondo tiene 213.4 millones en la actualidad.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement

© 2020 Endirecto