Connect with us

Hi, what are you looking for?

 El Instituto Nacional Electoral (INE) sumó a sus muchas tareas la de convertirse en escenario de protestas contra sus propias acciones.

         Durante el reciente fin de semana, las oficinas del Instituto, al sur de la Ciudad de México, en la confluencia de Periférico y Viaducto Tlalpan, recibió protestas de militantes de MORENA y de México Libre.

         En el caso de MORENA, la manifestación – no muy concurrida, por cierto – la encabezó el candidato a presidente de ese partido, el senador suplente Alejandro Rojas Díaz Durán, cuya demanda central es “piso parejo”.

         Esto porque, por acuerdo de los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal (TEPJF o TRIFE) el INE se encarga de conducir la elección de nueva dirigencia del partido actualmente en el poder, ya que sus integrantes no se pudieron poner de acuerdo durante casi tres años sobre la forma de elegir al sucesor de su líder moral, el actual presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien dejó vacía la posición desde 2017, precisamente para hacer campaña.

La protesta de Rojas Díaz Durán es consecuencia de esas divisiones internas que impidieron que los propios “morenos” pudieran conducir su proceso interno de elección de nueva diligencia, que incluye también el cargo de secretario general, el cual desempeña actualmente Yeidckol Polevnsky, quien durante algún tiempo desempeñó la presidencia en forma interina, sin poder cumplir con la encomienda de organizar elecciones y en vez dse ser factor de unidad se convirtió en elemento de discordia, sobre todo por su expresado deseo de convertirse en presidenta por un periodo completo.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En busca de ese propósito, Polevnsky afrontó varios enfrentamientos, en particular con la presidenta del Consejo Nacional, Bertha Luján Uranga – también aspirante a la presidencia nacional, aunque se retiró en esta etapa final – y con el mencionado Rojas Díaz Durán, a quien prácticamente expulsó del partido, hasta que recurrió al TRIFE para mantener vigentes sus derechos como militante y precandidato presidencial.

Lo peor para el partido fundado por el presidente López Obrador es que, según los enterados, esos enfrentamientos no pueden ser reducidos a simples diferencias personales, sino que reflejan los desacuerdos entre corrientes internar del partido, que parece llevar en su genética la herencia de las “tribus” cuyos enfrentamientos derivaron en la drástica caída de su antecesor, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que luego de llegar a la antesala del poder retrocedió a tal grado que en las venideras elecciones federales enfrentará apenas el dilema de recatar su registro oficial.

Si se quiere un elemento para confirmar la existencia de corrientes internas que no siempre coinciden en sus metas ni en sus métodos, basta con tomar en cuenta el informe del mencionado INE acerca de total de personas que se registraron como candidatos a la presidencia y la secretaría general del partido.

En total, informaron los consejeros electorales se aprobaron por unanimidad un total de 71 candidaturas para la renovación de la dirigencia de MORENA, 36 para la Secretaría General y 35 para la Presidencia del Comité Ejecutivo Nacional.

         Entre las candidaturas aprobadas a la presidencia nacional de MORENA están las del coordinador de los diputados, Mario Delgado, la de la ex dirigente interina Yeidckol Polevnsky y la del diputado Porfirio Muñoz Ledo, quien fue también presidente del PRI y del PRD.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         En la relación de aspirante aparecen asimismo el mencionado

Alejandro Rojas Días Durán, ex priista y ex secretario de Muñoz Ledo, así como el diputado local Javier Hidalgo y el intelectual Gibrán Ramírez.

         Entre los aspirantes a la secretaría general destacan la senadora Citlalli Hernández, en fórmula con Muñoz Ledo; y el ex funcionario del IMSS Antonio Attolini.

         De acuerdo con el reporte del INE0, se recibieron, para los dos cargos, 105 solicitudes, de las cuales una fue rechazada por extemporánea y 33 porque los aspirantes no comprobaron su militancia. 

         Los dirigentes de MORENA serán elegidos mediante una encuesta, dividida en dos fases, que estará a cargo de Demotecnia, Mendoza Blanco y Asociados y Parametría.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         El levantamiento y procesamiento de esta consulta se llevará a cabo, en su primera etapa, del 16 al 22 de septiembre, mientras que la encuesta nacional, donde quedarán cuando más seis aspirantes, se realizará del 26 de septiembre al 2 de octubre. Los resultados se conocerán el 4 de octubre. 

         México Libre cumplió todos los requisitos, aseguran Zavala y Calderón

         Más concurrida resultó la protesta encabezada por la organizadora de México Libre, Margarita Zavala, y por su esposo, el ex presidente Felipe Calderón. 

         También se apersonaron ante el INE porque fueron los integrantes de su Consejo General los que negaron el registro como partido político a la organización convocada por Zavala desde que renunció a su larga militancia en el PAN, en donde fue diputada federal al tiempo que su ahora esposo era el coordinador de la bancada. 

         Zavala protestó la decisión del Instituto Nacional Electoral (INE) la negativa de negarle el registro a su organización porque los consejeros no supieron ser imparciales frente “al hostigamiento” de Palacio Nacional”, pero advirtió que “ni los van a callar ni los van a detener”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         “Que se oiga fuerte y claro, México Libre cumplió con todos los requisitos de ley para ser partido político; incluso hicimos más que los requisitos que nos pedían, fuimos cuidadosos. Fuimos respetuosos y abiertos en un entorno político adverso a nosotros, sabiendo que desde el poder se instiga en nuestra contra, sabiendo que desde Palacio Nacional se nos persigue porque pensamos distinto y sentimos. Sabiéndolo fuimos más que cuidadosos, entregamos cada documento, cumplimos cada requisito, preferimos la transparencia y aquí lo saben muy bien”, dijo la ex diputada federal.

         Acompañada por su esposo, Zavala lamentó haber confiado en un Instituto que, de manera ilegal, cambió las reglas sobre la marcha cuando un día antes habían aprobado su registro en comisión por unanimidad.

         “Confiamos en el INE, les confiamos nuestros documentos, les confiamos nuestras asambleas, les creímos…Esta confianza fue rota de forma abrupta, intempestiva, ilegal. Por intereses personales, le cerraron la puerta a cientos de miles de mexicanos y mexicanas. Llegamos al 4 de septiembre con un procedimiento unánime a favor, con 

la certeza de que solo se iba a confirmar por el Instituto lo que el propio instituto fue testigo”, sostuvo Zavala en un discurso a las puertas de las oficinas del INE. 

         “Duele decirlo, la institución que nos vio trabajar, que la vimos trabajar, nos negó el derecho a más de un cuarto de millón de ciudadanas y ciudadanos. Nos negaron el registro en una sesión llena de incongruencias. Duele decirlo, pero el INE no garantizó certeza porque cambió las reglas sobre la marcha”, insistió Zavala.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         También comento que quedó en claro que “ante presiones mediáticas, el Consejo (del INE) no pudo o no supo actuar con imparcialidad, porque aplicó criterios exclusivamente a México Libre para negarle el registro”. 

         Además, expresó que un gobierno que llegó al poder por la vía democrática debería ser el primero en aceptar la existencia de oposición y advirtió: “no vamos a permitirles que pretendan que los millones de mexicanas y mexicanos que no estamos de acuerdo en la manera en que están conduciendo el país nos quedemos callados en nuestras casas. Se equivocan, ni nos van a callar ni nos van a detener”. 

         “Nos asiste la razón, porque esta negativa no tuvo ni motivación ni fundamento”, alegó por su parte Felipe Calderón al llegar a la sede del INE, donde Margarita Zavala y los abogados de México Libre entregaron la impugnación en la Oficialía de Partes.

         Además del recurso de impugnación, tres integrantes de México Libre presentaron demandas para la protección de los derechos políticos electorales de los ciudadanos.

         Fausto Barajas, coordinador nacional de México Libre, denunció que “el poder amenaza a la oposición con la cárcel” y pidió a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que recuerden que los ojos de miles de ciudadanos están sobre ellos; que son miles de ciudadanos que no aceptan que un solo hombre decida quién puede y quién no puede participar en política.

Advertisement. Scroll to continue reading.

 

                                    +

Advertisement

© 2020 Endirecto