Connect with us

Hi, what are you looking for?

 Una de las entidades en donde será más intensa la disputa del gobierno estatal será sin duda Michoacán, en donde todo indica que MORENA irá sin aliados, mientras que del otro lado se consolida un fuerte bloque opositor, encabezado por el PRD, PAN y PRI.

         En este caso colocamos en primer sitio de la alianza opositora al Partido de la Revolución Democrática, porque actualmente detenta el poder en ese estado, el cual se ha convertido en su principal – según algunas opiniones, el único – plaza, en donde prácticamente desde el arranque de este siglo ha sostenido una intensa lucha contra el PRI.

         Como segundo aspecto sobresaliente de la venidera lucha está la posible alianza de esas dos fuerzas antagónicas para hacer frente al partido que actualmente detenta el gobierno federal que, como en otros muchos rumbos del país, arrasó en las elecciones federales de 2018 bajo la imagen del presidente Andrés Manuel López Obrador.

         El eventual triunfo de una alianza que enfrente a MORENA resulta también vital para el PRD porque muchos analistas indican que su declive es tal que podría perder su registro nacional el año venidero, al no alcanzar el mínimo del 3 por ciento de la votación total.

         En lo individual, aunque no aparecerá como candidato, esa votación resultará definitiva para el futuro del gobernador saliente, Silvano Aureoles Conejo, quien en momentos se ha considerado a si mismo con posibilidades de luchar por la Presidencia de la República y en los últimos meses ha procurado significarse como una de las figuras salientes de la Alianza Federalista, organización integrada por diez gobernadores que intentaron inútilmente que la administración del presidente López Obrador les recortara las participaciones federales.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Antes de Aureoles, otros dos candidatos postulados por el PRD conquistaron el gobierno estatal. El primero fue Lázaro Cárdenas Batel, quien se benefició del prestigio de su apellido y del creciente descontento contra el PRI. Su administración tuvo relativo éxito, suficiente para que lo sucediera Leonel Godoy Rangel – siempre vinculado a su padre, el ex candidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas – también postulado por el PRD, para un periodo reducido a sólo cuatro años.

         A la fecha ninguno de los dos milita en el PRD, pues ambos se incorporaron a MORENA.

         El mandato de Godoy se vio afectado, además, por las denuncias en contra de su medio hermano el diputado Julio César Godoy Toscano, acusado de tener vínculos con el narcotráfico, por lo cual tuvo que esconderse para rendir protesta.

         Estos hechos y la popularidad del candidato elegido por el PRI, Fausto Vallejo Figueroa – quien había sido tres veces presidente municipal de la capital, Morelia – le permitieron recuperar al tricolor el poder en Michoacán, pero sólo por un periodo, pues Vallejo tuvo problemas de salud que le llevaron a pedir licencia y dejar en su sitio a su secretario general, Jesús Reyna García, acusado también de vínculos con la delincuencia. por lo cual el gobernador constitucional tuvo que retornar. El drama continuó porque un hijo del mandatario, Rodrigo, apareció en algunos videos al lado de Servando Gómez Martínez, conocido como La Tuta, dirigente del grupo delictivo conocido como los Caballeros Templarios. 

         Ese drama en Michoacán hizo factible el regreso del PRD, representado por Aureoles, quien ahora – dicen en medios políticos locales – pretende “heredar” a su secretario general, Carlos Herrera Tello, quien ya renunció al cargo para asumir la candidatura del PRD y la coalición que está en vías de consolidarse para oponerse a MORENA.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Por el partido del presidente López Obrador el principal aspirante es otro allegado a Cuauhtémoc Cárdenas, el tres veces senador y dos veces derrotado – entre protestas por supuestos fraudes – candidato a gobernador Cristóbal Arias Solís, quien intenta repetir ahora como abanderado de MORENA.

         Conforme a diversas encuestas, Arias   Solís en lo particular y MORENA como partidos aventajan con amplitud a los opositores, por lo cual se les vaticina una casi segura victoria.

         La condición para materializar el triunfo atraviesa, entre otras previsiones, por mantener la unidad interna de MORENA.

         Esto lo sabe bien Arias Solís, pues la primera ocasión que obtuvo la candidatura (del PRD) tuvo como fuerte contendiente a su correligionario Roberto Robles Garnica, por lo que llegó debilitado a las elecciones constitucionales.

         Ahora, ante la posibilidad de una “segura” victoria, en medios locales se asegura que son 18 los precandidatos “morenos”, incluido el mencionado Arias Solís.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Esa relación la encabeza el actual alcalde de Morelia, Raúl Morón Orozco; y aparecen, entre otros, el ex dirigente nacional del PAN ahora incorporado al proyecto de la 4T y ex director del IMSS Germán Martínez, la ex diputada y ex secretaria estatal de Política Social Selene Vázquez y el también ex diputado y ex dirigente del PRD Víctor Báez.

         Uno de los aliados de MORENA en el gobierno federal, el PVEM, anunció que, en Michoacán, irá con candidato propio.

         El dirigente estatal del Verde, Ernesto Núñez Aguilar, frente a su presidente nacional, Carlos Puente, y acompañado por algunos líderes regionales dijo que la decisión de ir sin aliados no es una estrategia ni un intento de presionar, sino resultado de un análisis de tener la capacidad para participar en forma independiente.

         Aseguró que se han hecho consultas a la sociedad, al cabo de los cuales llegaron a la conclusión de que tienen “una buena carta».

         Al respecto, Puente anunció que ese buen prospecto es el magistrado Juan Antonio Magaña de la Mora.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Además, el dirigente nacional del PVEM confirmó que su partido no sólo irá solo en la candidatura al gobierno estatal, sino también para alcaldías y diputaciones locales y federales.

  Fortalecer a los organismos autónomos, propone la secretaria general del PRI.

         Para enfrentar el debilitamiento institucional que realiza el gobierno de Morena, la secretaria general del PRI, Carolina Viggiano, propuso tener organismos constitucionales “efectivamente autónomos, lo que implica fortalecer sus presupuestos y evitar intromisiones en el nombramiento de sus integrantes”.
Al participar en la mesa redonda “La función de la división de poderes y los organismos constitucionales autónomos en el presidencialismo carismático en México”, organizada por el Colegio de Profesores-Investigadores con Actividades Académicas Formales en Universidades Extranjeras de Excelencia, A. C. (COPUEX), la ex presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo, subrayó que es evidente que el gobierno de la llamada Cuarta Transformació busca mermar la capacidad de acción de dichos organismos, por medio de la reducción de sus presupuestos.
En compañía del diputado federal Pablo Angulo Briceño, Secretario Técnico del Consejo Político Nacional del PRI, Viggiano detalló que las reducciones presupuestales más significativas se han aplicado al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).
Por su parte, el diputado Pablo Angulo Briceño indicó que el intento de debilitar las funciones de los organismos autónomos busca “acaparar el poder, ejercer un presidencialismo sin contrapesos, sin ver por el bienestar de la República, y procurar que el Poder Ejecutivo actúe sin restricciones”.
Consideró que la disminución de 954 millones de pesos a los organismos autónomos, establecida en el Presupuesto para el 2021, es un “claro atentado” contra éstos por parte del Poder Ejecutivo, que tiene una mayoría legislativa que se cierra a discutir.
El presidente del COPUEX, Luis Jorge Molina Piñeiro, destacó que no existe división de poderes si no hay una participación efectiva de las fuerzas políticas. Es una obligación de los partidos, explicó, tener capacidad y competencia, para no perder su esencia, ya que su obligación, en principio, “es competir por el poder”.
En el evento, estuvieron presentes Patricia Nava Muñoz, Secretaria Técnica del COPUEX, quien moderó el evento; Jesús Zambrano Grijalva, dirigente del PRD; Jorge Zermeño Infante, Presidente Municipal de Torreón, Coahuila; y Cecilia Romero Castillo, Secretaria General Adjunta del CEN del PAN.

Advertisement

© 2020 Endirecto