Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: Asegura AMLO que disminuyeron los delitos

– Ojalá y en este caso sí se confirme que el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene “otros datos” y se confirme que, efectivamente, ha disminuido la violencia en nuestro país.

         Tal vez por el propósito de salir un poco del monotema de la pandemia del Coronavirus o Covid 19, el primer mandatario anunció que el próximo lunes, acompañado por su gabinete de seguridad, presentará un informe acerca de la situación nacional en materia de combate a la delincuencia.

         Como cada vez que asegura “tener otros datos” – en especial con referencia de temas relativos el estancamiento económico del país – el mandatario adelantó que de acuerdo con esa información, en materia de seguridad pública hay un avance favorable, pues existen delitos que se han detenido, como homicidios y robo de vehículos.

         “Acerca del combate a la delincuencia, va a haber un informe el lunes próximo, dentro de ocho días; vamos a informar sobre el tema de seguridad y violencia en México, porque adelanto que vamos avanzando para bien y lo vamos a probar, poco a poco hemos ido deteniendo el crecimiento de homicidios, de robo de vehículos y de otros delitos”, señaló el jefe del Ejecutivo.

         Así, es  conveniente hacer votos porque se confirme el optimismo del presidente López Obrador, pues hasta ahora todas las cifras son en sentido inverso. El año de 2019 está considerado el más violento desde que se lleva registro de esas “cifras negras”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         En ese caso no es necesario recurrir a cifras de organismos privados o de organizaciones autónomas que siempre han sido mal vistas por el primer mandatario. Un informe oficial del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), publicado el reciente lunes 20 de enero, confirma que 2019 fue el año con mayor violencia, al registrar 34 mil 582 homicidios dolosos.

         Esa cifra  superó ampliamente a la registrada en 2018, el último año del mandato de Enrique Peña Nieto, en que se contabilizaron  33 mil 743 homicidios, y también es muy superior a los 27 mil 213 asesinatos contabilizados en 2011, el año más mortífero durante la presidencia de Felipe Calderón Hinojosa.

         De acuerdo con los mencionados registros oficiales, en diciembre de 2019 hubo 2 mil 430 casos de homicidios dolosos, un  descenso de 47 casos menos de homicidios en comparación con igual mes de 2018.

         Pero esa disminución no duró mucho. También de acuerdo con registros del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en enero de 2020 se registraron 2 mil 376 homicidios en México, lo que significaría que al día fueron asesinadas en promedio 76.6 personas, y esa cifra supera la de dos mil 326 víctimas de ese delito durante el primer mes de 2019, o sea un aumento del 2.1 por ciento.

         Durante su campaña, López Obrador ofreció que disminuiría la violencia, pero no ha logrado cumplir, por lo que al anunciar el supuesto cambio de tendencia, se comprometió a comprobarlo con datos que serán presentados en la anunciada sesión del lunes venidero por los integrantes del gabinete de seguridad, quienes además deberán detallar las acciones que han permitido los resultados positivos. ¿Abrazos y no balazos?

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Los gabinete de seguridad lo encabezan los titulares de las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo; de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, y de Marina, Rafael Ojeda.

         También en economía se trata de documentar el optimismo.

         Entrado en el terreno de los anuncios, el presidente López Obrador aprovechó para adelantar que hoy se darán a conocer proyectos de inversión, conducidos por dos de los más poderosos empresarios de nuestro país, Carlos Slim Helú y Alberto Bailleres González.

         El jefe del Ejecutivo no hizo referencia concreta a ningún proyecto productivo por parte de su gobierno, aunque dijo que habrá inversión combinada de los sectores público y privado en el sector energético, al parecer para la generación de electricidad a partir de la energía eólica.

         López Obrador reveló          que los proyectos de inversión le fueron anticipados por los mencionados empresarios en conversaciones telefónicas. «He estado teniendo reuniones con empresarios, me están informando de sus inversiones. Estamos haciendo nuestro trabajo», sostuvo del primer mandatario.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Carlos Slim le adelantó que hoy, martes, dará a conocer «un anuncio de inversión en Mexico», pero no dio mayores detalles, aunque aseguró que ese proyecto contribuirá a impulsar la economía del país.

         Alberto Bailleres, por su parte, le notificó al Ejecutivo Federal sobre nuevos proyectos en el sector minero, así como también relacionados con la explotación petrolera.

         Los planes de inversión en el sector energético están muy vinculados con el 82 aniversario de la expropiación petrolera, que se cumple mañana, miércoles, y en el cual se esperan pronunciamientos importantes en la materia.

         El pasado lunes 9, el presidente López Obrador anunció una “importante” reunión con el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo; con los secretarios de Energía, Rocío Nahle, y de Hacienda, Arturo Herrera, así como los titulares de PEMEX, Octavio Romero Oropeza, y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, para revisar la política energética.

         Poco trascendió de esa sesión de trabajo, por lo cual se supone que cualquier anuncio importante se reservó para ser dado a conocer en ocasión del aniversario de la expropiación petrolera.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         El sector energético en general y la explotación petrolera en particular han estado afectados  en los últimos días como consecuencia de la crisis internacional que derivó en un desplome del precio internacional del crudo de exportación y por las versiones de una supuesta reunión de funcionarios de diversos países, entre ellos los Estados Unidos, Canadá e integrantes de la Unión Europea que supuestamente expresaron inquietud por la falta de definición en materia de explotación de los hidrocarburos por parte del gobierno de la llamada Cuarta Transformación.

         En particular, los inversionistas extranjeros tienen dudas porque unas veces el presidente López Obrador anuncia que se revisarán o cancelarán todos los contratos de explotación del petróleo bajo la sospecha de que fueron producto de la corrupción y, otras veces, asegura que respetará todos los convenios.

         Por lo que respecta al desplome del precio internacional del petróleo, por el momento no se ha llegado a un estado crítico, gracias a los seguros que contrata el gobierno de México desde hace muchos años para protegerse de las fluctuaciones repentinas.

         Los ingresos petroleros de México están «completamente cubiertos» con los seguros contratados en el mercado internacional, dijo hace unos días el secretario de Hacienda, Arturo Herrera. «El gobierno mexicano ha venido siguiendo una práctica desde hace años. Una vez que se fija cuál es el precio que va a incluirse en el presupuesto, compra un seguro en los mercados internacionales», dijo el funcionario en entrevista televisada.

         Cada vez más frecuentes los “lunes negros”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         De nueva cuenta, las actividades financieras internacionales iniciaron con resultados negativos, al grado que se calificó la jornada como un nuevo “lunes negro”, derivado en gran medida de la pandemia de Coronavirus o Covid 19, pero también de la crisis petrolera.

         Los especialistas destacaron que los mercados dieron asimismo una respuesta negativa a la baja de la tasa de interés anunciada por la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos.

         Por razones horarias, los resultados negativos se manifestaron primero en los mercados de valores de las naciones asiáticas y luego se comunicaron a los países occidentales.

         En la Bolsa de Valores de Nueva York, el índice industrial Downs Jones cayó 7.52 por ciento, mientras el S&P 500 registró un retroceso de 6.48 por ciento.

         En Londres, hacia el fin de la jornada, el FTSE retrocedía 4.0 por ciento, mientras en Berlín el DAX mostraba tendencia negativa de 4.019 por ciento. En París el CAC40 apuntaba la segunda baja más aguda en Europa con descenso de 5.35 por ciento, sólo superada por el español IBEX 35 con 8.38 por ciento.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         En México, el peso se hundió a un nuevo nivel mínimo, al romper la barrera de las 23 unidades por dólar.

         La Bolsa Mexicana se salvó de la caída, porque ayer no operó, pero los vaticinios para hoy, al reanudarse labores, son poco optimistas.

Advertisement

© 2020 Endirecto