Connect with us

Hi, what are you looking for?

Agotados por el momento otros temas de distracción, el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a su particular forma de interpretar la historia y también aprovechó la figura del Papa Francisco para volver a aparecer en los primeros planos de los medios de comunicación no sólo nacionales, sino también extranjeros.

         Por medio de una carta, cuya portadora fue su esposa, la escritora Beatriz Gutiérrez Müller, solicitó al jefe de la Iglesia Católica ofrecer disculpas a los pueblos originarios por las “oprobiosas atrocidades” que sufrieron durante la Conquista en 1521.

         La petición está dirigida también a la Monarquía Española y – lo que resulta una novedad – al Estado Mexicano.

         Esta es una demanda que ha repetido una y otra vez el presidente mexicano, sin que le atraiga simpatías dentro o fuera de nuestro país. De hecho, el gobierno español se ha declarado ofendido y, como puede dar constancia la embajadora mexicana en Madrid, María Carmen Oñate Muñoza quien le corresponde la difícil tarea de evitar que se deterioren más las relaciones.

         Al respecto, cabe recordar que al darse a conocer el nombramiento de Oñate, en julio pasado, la agencia de noticias española hizo el comentario de  que “México y España comparten fuertes lazos históricos y comerciales si bien durante el mandato de Andrés Manuel López Obrador se han registrado polémicas como la petición de disculpas al rey de España por la conquista”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         En México, los historiadores y otros especialistas tampoco están complacidos por la posición del presidente – apoyado por su esposa, aficionada al estudio de la evolución de nuestro país – y han destacado, sobre todo, que en ese tiempo no  existía un país llamado México y la conquista fue posible por la rebelión de los pueblos originarios que dice defender el primer mandatario en contra del imperialismo azteca.

         Pero en su carta al obispo de Roma, López Obrador no se limitó a la conquista, sino también hizo referencia al movimiento de Independencia, encabezado por el cura

Miguel Hidalgo, para el cual demandó su reivindicación. Del mismo modo, pidió prestado al Vaticano tres códices de las culturas mesoamericanas, pues como se sabe fue degradado y excomulgado por el temido Santo Oficio.

         Lo que sorprende es que, a pesar de ser una misiva de reclamación, el presidente mexicano  solicita al jefe del Estado Vaticano su benevolencia para prestar a México, con motivo del bicentenario de la consumación de la Independencia, unos códices y mapas resguardados en los archivos de la llamada Santa Sede.

         La carta del presidente mexicano tiene su detalle de cortesía, al recordar la visita del ahora primer mandatario a la Plaza de San Pedro hace cinco años, cuando le entregó otra carta al para expresar su reconocimiento a labor del Pontífice por los pobres en el mundo.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         “Ha pasado el tiempo y usted sigue siendo un hombre de ideas y su proceder es consecuente con el ellas. De modo que le sigo manteniendo un gran respeto como dirigente religioso y como Jefe de Estado”, dijo López Obrador en su carta.

         Hasta allí, el impacto internacional de las palabras del presidente mexicano. En lo interior es una situación totalmente diferente. Se trata de un hecho indudablemente dirigido  a distraer la opinión del público mexicano de los asuntos realmente importantes, como la pandemia que ya ha ocasionado más de 80 mil muertes en nuestro país y de la crisis económica agravada por esa pandemia, como consecuencia de la cual han cerrado miles de negocios y millones de personas han perdido su empleo.

         Sin duda es importante recuperar, aunque sea temporalmente, documentos y otros objetos que dan testimonio de la evolución de México desde el mosaico de pueblos que habitaron lo que ahora conocemos como Mesoamérica, pero difícilmente podrán ser apreciados por multitudes, pues los más recientes pronósticos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de otros organismos especializados cada vez alejan más la fecha de la vuelta a la normalidad y ahora se habla de que empezaremos a estar a salvo del Covid 19 hasta después de noviembre del 2021.

         Entre conflictos, empieza una semana decisiva para MORENA. 

         El “empate” decretado por el Instituto Nacional Electoral (INE) a partir de las encuestas realizadas por tres casas especializadas, no dejó satisfecho prácticamente a ningún militante o simpatizante del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y de hecho recrudeció los conflictos internos.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         El INE anunció el viernes que hubo un empate técnico entre los dos aspirantes, por lo que se realizará una nueva encuesta de desempate.

         El presidente del Instituto, Lorenzo Córdova, afirmó que la contienda interna está empatada por 5 centésimas”.

Para empezar, uno de los candidatos a la presidencia del partido fundado por el presidente López Obrador, el diputado Porfirio Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, se autoproclamó vencedor.

         Muñoz Ledo, reiteró que fue el ganador de la encuesta para definir dicho cargo y emplazó al consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, a reconocer su triunfo: “Lo invito a que rectifique o que renuncie”.

         El ex embajador en la ONU adelantó que acudirá este lunes al mediodía a la sede del partido en la calle de Chihuahua 216 en la colonia Roma, a tomar posesión como dirigente “porque gané, y no me voy a echar para atrás, todos saben que nunca me he rajado”. También convocó a los simpatizantes a acudir al acto, “pero si no es posible jurídicamente posible, hablo simbólicamente o jurídicamente, yo estoy declarando mi victoria ahí”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         En esta situación, el más agobiado es el todavía coordinador de los diputados federales “morenos”, Mario Delgado Carrillo, quien no solamente enfrenta la incertidumbre de perder la elección para dirigir a MORENA, sino que inclusive parece tener comprometida su posición en la Cámara de Diputados, pues precisamente en ese órgano del Legislativo es donde ha surgido más resistencia en su contra.

         No obstante, al hacer un llamado a la unidad, el coordinador de los diputados federales, Mario Delgado, conminó a los morenistas a dejar de lado las descalificaciones ya que las divisiones benefician a la derecha, pero apuntó que no le sirve a la Cuarta Transformación un partido cuya dirigencia no recorre el país.

         En conferencia de prensa en Pachuca, Hidalgo, Mario Delgado pidió dejar que sea la población la que defina el futuro de la dirigencia partidaria “porque Morena no le pertenece a nadie, no le pertenece a ningún grupo. Morena es la gente”.

         El legislador declaró estar listo para la nueva encuesta y advirtió que “no le sirve a nuestro presidente un partido en conflicto, una dirigencia que esté cuestionando a nuestro gobierno, no le sirve una dirigencia que no tenga la capacidad de recorrer todo el país”.

         Delgado Carrillo citó a Andrés Manuel López Obrador. “Decía nuestro presidente que hay mucho pueblo para tan poca dirigencia. Tenemos que cambiar eso”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Pero contra su llamado a la unidad, Delgado Carrillo tiene a la oposición en casa. En efecto, 80 diputados federales y locales de MORENA respaldaron a Porfirio Muñoz Ledo como ganador de la encuesta. Aunque indicaron que la diferencia fue mínima, pidieron a Delgado “aceptar la voluntad de la militancia y honrar su palabra de reconocer cualquier resultado”.

         En un comunicado, los legisladores protestaron porque, en su opinión, la encuesta de desempate anunciada por el Instituto Nacional Electoral (INE) es un intento de dar más tiempo a Delgado para que logre la victoria.

         Mientras el ex embajador obtuvo 25.34 por ciento de las preferencias, Delgado Carrillo quedó en 25.29 por ciento. “Estos resultados dan como ganador a Muñoz Ledo. Ganó las dos encuestas, con pleno respeto a las reglas y en condiciones inequitativas, con la decisión de la militancia que escogió el camino de los principios y los valores.

         “Todo indica que enfrentamos un intento de dar más tiempo al segundo lugar con el fin de proclamarse vencedor, a pesar de haber sido superado en dos encuestas”, expresaron los legisladores “morenos” en el comunicado.

          Al respecto, hay que recordar que no es el primer enfrentamiento de Delgado con Muñoz Ledo y simpatizantes, pues ya se enfrentaron cuando el ex presidente del PRI y del PRD pretendió reelegirse como presidente de la Cámara de Diputados mientras que Delgado luchó por cumplir su compromiso de dejar el sitio al PAN

Advertisement. Scroll to continue reading.

Advertisement

© 2020 Endirecto