Connect with us

Hi, what are you looking for?

 Casi a escondidas sesionaron ayer diputados y senadores de “MORENA Y Asociados” para sacar adelante las leyes y los mandatos necesarios para cumplir con los designios de su líder y guía, el presidente Andrés Manuel López Obrador.

         Frente a una oposición generalizada – aunque carece del número suficiente de votos en el Congreso de la Unión – los senadores encabezados por Ricardo Monreal Ávila tuvieron que refugiarse en su antigua sede en el primer cuadro de la Ciudad de México y dejar su flamante edificio en Paseo de la Reforma frente al acoso de grupos opositores a la extinción de los fideicomisos cuyos recursos desea el Ejecutivo Federal para rellenar huecos supuestamente derivados de la crisis agravada por la pandemia del Covid 19.

         Los inconformes, que van desde académicos hasta familiares de víctimas y beneficiarios de ex braceros, bloquearon desde hace días las entradas al edificio del Senado, por lo cual la directiva de la Cámara, presidida por Eduardo Ramírez Aguilar, de MORENA, determinó cambiar de sede y sesionar en el edificio histórico de la Plaza de Xicontencatl, que fue abandonado porque ya no resultaba adecuado.

          Pero en un mundo en donde la información se difunde rápidamente por los más diversos medios, los grupos inconformes se enteraron de la mudanza y siguieron sus protestas en la antigua sede del Senado. A los trabajadores que estaban dentro se les pidió salir.

         El coordinador Monreal recomendó a los senadores no desesperarse ni caer en la provocación. “Hay que actuar con mucha mesura, dijo e hizo notar que se dialoga ya con quienes están fuera de la sede para impedir que aprueben la minuta para desaparecer los fideicomisos.          “No hay que desesperarnos – añadió Monreal – muchos años actuamos en la oposición y sabemos cómo es esto, ahora los que tenemos la mayoría legislativa debemos actuar con mucha prudencia y mucha tolerancia, la que no tuvieron con nosotros en el pasado, nosotros si la tenemos”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         La verdad es que sea por ese acoso o por diferencias internas, los senadores no tenían lista ayer la iniciativa para ser presentada ante el pleno de la Cámara.

         La directiva citó a sesión a partir de las 15 horas, pero a las 17 horas el dictamen no se había aprobado en comisiones, pues el denominado Bloque de Contención, no cedía y presentaba argumentos sólidos en contra de la extinción de los fideicomisos, mientras que morenos y asociados se mantenían en el argumento de que esos fondos deben extinguirse como consecuencia de la corrupción.

         Por ejemplo, el coordinador de la minifracción del PRD, el ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, señaló a la mayoría de morena y asociados que no se cumplió con un mandato del propio Congreso de la Unión para que los fideicomisos fueran auditados por el gobierno federal para determinar si efectivamente eran víctimas de la corrupción.

         No obstante la resistencia del bloque opositor, se estimaba que morenos y aliados que está a favor de la desaparición de los fideicomisos ya tendrían la mayoría simple de 65 legisladores que hacen falta para aprobar la iniciativa promovida por el gobierno del presidente López Obrador, por lo que antes de votar en el pleno ya solo necesitarían que se reúna la comisión de Estudios Legislativos Segunda.

         Pero realidad esa mayoría no parecía confirmarse en la realidad, pues circulaban versiones en el sentido de que cinco integrantes de la bancada están en contra de la desaparición de todos los fideicomisos y con esos votos se diluía la deseada mayoría. Supuestamente los disidentes son Ifigenia Martínez, Antonio Ahued, Armando Guadiana, Germán Martínez y la suplente de Citlali Martínez, María Celeste Sánchez.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Además, sus aliados del PT, dejaron claro que votarán en contra, a menos que se reconsidere conservar 35 de los fideicomisos y tampoco el PVEM estaba dispuesto a avalar a MORENA.

         Un indicador de que no se alcanzaba la mayoría surgió de la sesión de comisiones en donde debería aprobarse la iniciativa que luego se presentaría al pleno, la cual se tuvo que suspender por la mañana, por falta de quórum. Por cierto, esa sesión de comisiones también tuvo que cambiar de sede, pues los senadores fueron citados en el Hotel Sevilla Palace.

         Los legisladores tienen el respaldo de los gobernadores de la Alianza Federalista. 

         Fuera de las tareas propiamente legislativas, los gobernadores que integran la Alianza Federalista se reunieron en privado con el bloque de contención del Senado para respaldar la estrategia a seguir en caso de que Morena insista en la extinción de 109 fideicomisos.

         Los mandatarios estatales que abandonaron la Conferencia Nacional de Gobernadores advirtieron que en caso de que se apruebe la minuta presentarán una protesta ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Los mandatarios estatales advirtieron que desaparecer estos mecanismos dejaría sin recursos áreas sensibles, como la investigación científica o la atención a víctimas de la violencia.

         En particular, el gobernador de Chihuahua, el panista Javier Corral, consideró que se debe documentar la afectación que se ocasionará a actividades fundamentales para el desarrollo del país.

          “Lo que yo vengo a decir es mi preocupación sobre esta regresión y este desandar del camino del federalismo que, con muchas dificultades y sacrificios, hemos construido en nuestro país”, expresó.

         El mandatario que ha tenido desencuentros con el presidente López Obrador, manifestó confianza  en que su protesta servirá para que la oposición encuentre razones y argumentos para dar paso a un debate que documente este abuso y este «atropello al federalismo».

         Por su parte, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, del PRD, señaló que en caso de que Morena y aliados aprueben la extinción de fideicomisos, irán a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         “Yo no tengo mucha expectativa de que no pase aquí, que no se apruebe, simplemente es fijar nuestra postura, darles nuestros argumentos, pero vamos a ir a la Corte si se empeñan en sacarlos”, manifestó.

         Los mandatarios de Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Michoacán, Chihuahua, Jalisco, Durango, Campeche, Guanajuato y Aguascalientes, explicaron que con la extinción de Fideicomisos, el único beneficiario es el Gobierno Federal.

         «Vamos a combatir la concentración que está intentando hacer el gobierno federal de 68,000 millones de pesos que estaban en esos Fideicomisos y que hoy los están convirtiendo en lo que técnicamente se le llama producto o aprovechamiento que significa que ese dinero se convierte en recurso excedente y eso significa discrecionalidad”, dijo el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

         El PAN propone reducir impuestos.

         En la Cámara de Diputados, donde se tenía que aprobar por fuerza la iniciativa de Ley de Ingresos, también hubo necesidad de ajustar horarios.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         La sesión de la Cámara donde debería aprobarse el llamado paquete económico se inició sin que se tuviera el dictamen respectivo. Por eso, la presidenta de ese órgano legislativo, la priista Dulce María Sauri Riancho, tuvo que decretar un receso para dar tiempo de que terminara el trabajo en comisiones.

         Al reanudarse la sesión, se inició la discusión de la miscelánea fiscal y, para no variar, la mayoría de morenos y asociados es esforzaron por aprobar el documento tal como lo recibieron del Ejecutivo Fiscal.

         El punto sobresaliente fue una “toma” de la tribuna a cargo de diputados del PAN, que portaban mantas en las cuales proponían reducir dos de los principal impuestos, el de la renta (ISR) que actualmente está por arriba del 30 por ciento al 25 por ciento y el que se aplica al Valor Agregado (IVA), que es actualmente del 16 por ciento a sólo el 10 por ciento.

         Los legisladores de la mayoría rechazaron esa y otra propuestas con el argumento de que quienes ahora proponen esos cambios nunca lo hicieron cuando sus partidos estaban al frente del gobierno federal.

         Morenos y asociados reafirmaron que el gobierno de la Cuarta Transformación no aumentarán impuestos, ni la deuda publica, pero los legisladores del bloque opositor les hicieron notar que la crisis económica se traduce, entre otros aspectos, en aumento de la deuda y señalaron que en realidad hay aumentos de impuestos, como los contenidos en la Ley General de Derechos aprobada ayer mismo, que se traduce en aumento de tarifas de Internet y de telefonía celular.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Advertisement

© 2020 Endirecto