Connect with us

Hi, what are you looking for?

Internacionales

Los niños vuelven a las calles españolas con entusiasmo tras 43 días en casa

GRAF2350. ZARAGOZA, 18/04/2020.- Fotografía de archivo del 16/04/2018 de una madre y sus hijos tras hacer la compra en Zaragoza. Prosigue el debate sobre el encierro de los niños por el coronavirus. La Asociación Española de Pediatría (AEP) pide priorizar a los menores llegado el momento de flexibilizar el confinamiento.-EFE/ JAVIER BELVER

En medio del entusiasmo, patinetes, triciclos y carritos de bebé volvieron este domingo a las calles de los pueblos y ciudades españolas tras 43 días en los que la pandemia de coronavirus había enclaustrado a los niños en sus hogares para «desesperación» suya y de muchos de sus padres.

En medio del entusiasmo, patinetes, triciclos y carritos de bebé volvieron este domingo a las calles de los pueblos y ciudades españolas tras 43 días en los que la pandemia de coronavirus había enclaustrado a los niños en sus hogares para «desesperación» suya y de muchos de sus padres.

«No sé quién tenía más ganas de esto, si ellos o yo», reconocieron muchos de los viandantes consultados por Efe que aprovecharon para pasear con sus hijos en la primera jornada de permiso concedida por el Gobierno desde que el pasado 14 de marzo decretara el estado de alarma, y con ello el confinamiento de la población.

Es el caso del pequeño Simón, de 2 años, quien según su madre, Carolina, aguardaba desde primera hora de la mañana el momento de salir, impaciente junto a la puerta de su casa con las zapatillas puestas y sin haberse quitado siquiera el pijama.

Siempre bajo la atenta mirada de sus padres, desde las nueve de la mañana se fueron llenando los espacios públicos con sus risas, saltos y carreras, que podrán disfrutar durante una hora hasta las nueve de la noche.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Ha sido la primera ocasión en seis semanas en poder olvidarse de sus clases telemáticas y los deberes en casa, para disfrutar del aire libre.

Con todo, el clima nublado o incluso lluvioso con el que amaneció en gran parte de España retuvo un poco las ansiadas primeras salidas, aunque poco a poco comenzó a recuperarse una estampa inédita en muchos días, siempre respetando las normas de distanciamiento social, para evitar los contactos.

«Ha sido duro, sí, sobre todo teletrabajar con ellos en casa y con tanta energía acumulada», explicó Celia, que no sabía cómo reaccionaría la más pequeña de sus hijos, de solo 11 meses, a este contacto con una realidad casi nueva para ella.

No ha sido la única maravillada. «Se han quedado boquiabiertos con las fuentes, como si no las hubiesen visto nunca. Me decían: ‘¡Mira, mamá, una flor!’», relató otra de las consultadas por Efe junto a dos de sus hijos, afortunados respecto a su hermana adolescente, que como mayor de 14 años «se ha tenido que quedar en casa».

Según la norma aprobada por el Gobierno español, solo pueden salir los menores de 14 años y lo podrá hacer durante una hora al día, acompañados de un adulto y siempre en un radio máximo de un kilómetro de sus domicilios.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En el centro de Madrid las escenas fueron de relativa calma aún con el entusiasmo inicial, con algún que otro pequeño corredor interceptado por su padre cuando tomaba velocidad frente a las áreas recreativas infantiles, cerradas todavía como medida de seguridad.

Entre esos primeros paseantes, pocas mascarillas. A este respecto, la guía editada por el Ejecutivo indica que no son obligatorias, solo recomendables donde no se puedan guardar los dos metros de separación y para niños a partir de 3 años cuando se pueda asegurar un uso adecuado de las mismas.

Ajenos a «estas cosas de mayores», los niños disfrutaron de su primer día al aire libre, ya fuese a orillas del río Urumea, una de las zonas más concurridas de San Sebastián, o por la playa y el paseo de San Lorenzo, en Gijón, en el norte de España, donde padres y niños portaban mascarillas y guantes, pero también paraguas y ropa de abrigo.

Mucho más agradable y soleado fue el tiempo en Valencia (este), donde los padres optaron por las grandes avenidas, como las paralelas al antiguo cauce del río Turia, donde un helicóptero de la Policía recordaba  por su megafonía las normas.

Los paseos marítimos y playas también se llenaron este domingo de padres o madres con niños, que caminaban por las zonas ajardinadas y correteaban por la misma arena, pero sin bañarse y sin entrar en los espacios recreativos infantiles, aún vedadas.

Advertisement. Scroll to continue reading.

La salida de los niños es «la primera medida de alivio» del confinamiento, como reconoció hoy el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien ante los nuevos datos de la pandemia en España afirmó que «estamos definitivamente doblegando la curva» de contagios.

Este domingo, por tercer día consecutivo hubo con más enfermos de coronavirus recuperados (3 mil 024) que nuevos casos (1 mil 729), mientras que los fallecidos bajaron hasta 288, unos 90 menos que ayer, según datos oficiales.

Advertisement

© 2020 Endirecto