Connect with us

Hi, what are you looking for?

Economía

Lanzan SOS empresas mineras ante incremento de la delincuencia

El 30% de los ingresos de 293 empresas mineras con operaciones en México se destinan a seguridad ante crímenes que van del robo hormiga a ser asolados por grupos delincuenciales, dice Alejandro Desaffasiaux, presidente fundador del Consejo Nacional de Seguridad Privada y autor de Cómo poner un alto a la inseguridad en México.
“La violencia, la inseguridad y el crimen organizado se han apoderado del país y han sacudido a la sociedad mexicana. No respetan edad, sexo, clase social, forma de vida, preferencia política ni religión… un escenario fértil para la perpetración de ilícitos son las minas”, refiere Desfassiaux.
El sector minero es una de las industrias más importantes en el país y contribuye al 4% del Producto Interno Bruto, pero ahora enfrenta un gran desafío que es la inseguridad. “ Hablamos de un robo hormiga que puede representar pérdidas de hasta 10 y 20% de su producción anual, cerca de 2 mil 200 millones de dólares, pero también genera gran atracción para el crimen organizado”, refiere el autor.
La actividad económica que representa más de 350,000 empleos directos también “es escenario de crímenes diversos como trata de personas, robos, asociación delictuosa y otras”, menciona el experto en seguridad.
Actualmente, México es el principal destino de inversión en la explotación minera de América Latina y cuarto a nivel mundial por la presencia de casi cien empresarios canadienses, estadounidenses, de Reino Unido, India y China principalmente.
Ante esto, se requiere blindar al sector mediante estrategias donde se logre verifique que el personal use un equipo de protección, se reduzca robo hormiga y producto terminado, se busque abatir anomalías o daño en las instalaciones, se controle el movimiento de cajas de embarque y al mismo tiempo que se controlen unidades y personal, verifiquen contratistas y hasta el estado físico de las unidades que ingresan a la mina.
Robo con y sin violencia, homicidios, extorsiones, daño en propiedad privada e incluso secuestros, son delitos que se disparan en las minas. “Las inversiones de seguridad en este sector económico son las que generan retornos de inversión más contundentes”, finalizó Desfassiaux.

Advertisement

© 2020 Endirecto