Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

JORGE HERRERA VALENZUELA – R Á F A G A: ¿Quién comanda a Las Encapuchadas en la UNAM?

En el inicio de su segundo período el doctor Enrique Luis Graue
Wiechers, rector de nuestra Máxima Casa de Estudios, se enfrenta
a un problema que el año pasado cobró nivel mundial: las
denuncias de acoso sexual, la violencia de género, contra las
mujeres. En cinco Preparatorias y en dos Facultades las actividades
académicas están paralizadas; en la Prepa 7 se levantó el paro
después de dialogar las dirigentes del movimiento con las
autoridades escolares. Los de la Prepara 2 también reiniciaron las
clases. Ya surgió el planteamiento de huelga general.
Preocupante que las mujeres que participaron en la suspensión de
clases en la mencionada Preparatoria, así como sus compañeras de
otros plateles, cubrieron sus rostros, utilicen prendas de color
negro y se violenten contra quienes no aceptan dejar de asistir
clases. Además las acciones de esa naturaleza que comenzaron en
noviembre pasado, hay muestras de pasividad por parte de los
directores de las Prepas y de las Facultades, así como del primer
equipo del doctor Graue Wiechers.
La tarde ayer nuevamente el vandalismo se hizo presente en la
explanada de la Torre de la Rectoría. Los sujetos que se dicen
estudiantes cubrieron su rostro con capuchas y vestían ropa de
color negro, tanto mujeres como hombres. Con un marro hicieron
un boquete en uno de los gruesos vidrios del ventanal y arrojaron
bombas caseras, de las llamadas “molotov”, provocando incendios
de poca dimensión.

Una de las muchas preguntas que surgen, la principal, es saber
quiénes son los interesados en desquiciar las actividades
universitarias, porque las demandas que han presentado los grupos
estudiantiles no son suficientes para iniciar un movimiento
huelguístico. Los preparatorianos que se reunieron a eso de las tres
de la tarde en el parque de La Bombilla, en las cercanías de la
Ciudad Universitaria, marcharon ordenadamente hasta la
explanada de la Rectoría. Más tarde empezaron los actos violentos
y las encapuchadas y los encapuchados grafitearon los cristales de
las ventanas, causando destrozos como en otras ocasiones.
En la segunda quincena de noviembre, tras la reelección del rector
Graue, se inició la ola de protestas basadas fundamentalmente en
acusaciones de acoso sexual, responsabilizando a profesores de
Preparatorias; otra bandera del alumnado, es que las autoridades
no se hacen nada por frenar la violencia en los planteles. Hay
quienes piensan que algunos grupos políticos no están de acuerdo
con que el doctor Graue Wiechers continué en el cargo.
Lo cierto es que para la autoridad federal el problema es
exclusivamente universitario y “se respeta la autonomía
universitaria” y quienes dirigen a la UNAM simplemente no cuentan
con los apoyos exteriores para actuar con energía, poner fin a esos
hechos violentos y trabajar para mantener el prestigio académico
de nuestra Universidad, catalogada, actualmente, entre las mejores
200 del mundo.
Sin embargo, debo comentar que al gobierno federal si le compete
intervenir y quien tiene esa responsabilidad es la Secretaria de
Gobernación, a quien corresponde el resguardo de la paz social
interna de todas nuestras instituciones y la UNAM es una de las
más importantes. Sirva como antecedente el movimiento

estudiantil de 1929, cuando el presidente Emilio Portes Gil otorgó
la autonomía universitaria o uno más cercano, la huelga de fin del
siglo XX cuando asumió la rectoría el doctor Juan Ramón de la
Fuente, quien resolvió el problema e influyó en la recuperación de
la clasificación mundial de la UNAM.
PREGUNTA PARA MEDITAR:
¿ El recién despedido encargado de la seguridad en Ciudad
Universitaria, Jorge Vázquez Díaz, será uno de los promotores de
los desórdenes estudiantiles y protector de los encapuchados?
jherrerav@live.com.mx

Advertisement

© 2020 Endirecto