Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

JORGE HERRERA VALENZUELA – R Á F A G A: Anécdotas del Más Longevo y Polémico Expresidente

MÉXICO NOS NECESITA UNIDOS A TO2, ES PRIOTARIO
Por “indisciplinado” no fue diputado federal. Por “disciplinado”
llegó a Presidente de México.
Comentaré en torno al último candidato presidencial con larga
trayectoria en el Partido Revolucionario Institucional. Polémico.
Satanizado por el suceso del 2 de octubre. Señalado como
responsable del “halconazo”, ocurrido el 10 de junio de 1971, era
Jueves de Corpus. Lo procesaron penalmente, se le sentenció,
cumplió con arresto domiciliario y fue absuelto, exonerado.
El próximo domingo 17, el Día de San Antonio Abad, fecha en que
los católicos llevan a sus animalitos-mascotas a bendecir en el
Templo de San Fernando, Ciudad de México, en ese día cumplirá 99
años de edad el abogado defeño, político desde su juventud y
diplomático de 1972 a 1979: Luis Echeverría Álvarez, quien durante
54 años fue esposo de la jalisciense doña María Esther Zuno Arce.
Padres de Luis Vicente (+), María del Carmen, Álvaro (+), María
Esther, Rodolfo (+), Pablo, Benito y Adolfo.
QUIZO “VOLAR” SÓLO
El joven Echeverría, estudiante de la Escuela Nacional de
Jurisprudencia, donde se tituló en 1945, inició su vida política como
secretario particular del general poblano Rodolfo Sánchez
Taboada, segundo presidente nacional del PRI en los años
cuarenta. Pues, a Luisito se le ocurrió ir a las oficinas del primer

Distrito Electoral en el Distrito Federal y revelar su intención de ser
candidato a diputado federal.
Al ser enterado el divisionario, de la petición de su secretario
particular, dio un golpe sobre el escritorio y gritó que Echeverría no
le había informado nada. Dos determinaciones tomó el militar
poblano, no autorizó el registro del aspirante a legislador y se
quedó sin secretario particular. La notica cimbró en las oficinas
priistas y uno de los primeros en saber la suerte de Luis, fue Pancho
Galindo Ochoa.
El profesor y licenciado Miguel Osorio Marbán, narró en uno de los
tomos de la Historia del PRI, que don Pancho, político con
experiencia, aprovechó su cercanía con Sánchez Taboada para
interceder por el impetuoso joven Echeverría, quien estaba
arrepentido y el general le dijo que aprendiera la lección y
regresara a su puesto de secretario particular. Nuestro personaje,
hoy casi centenario, nunca tuvo un cargo de elección popular, antes
de Presidente de la República.
DE MADRUGADA RECOGÍA LOS DIARIOS
Durante su estancia, por años en el Revolucionario Institucional,
Luis Echeverría tuvo diversos encargos administrativos y políticos.
Uno de ellos fue el de tener a hora temprana una síntesis
periodística para su jefe. Me contaba Ernesto Montañez, empleado
del diario La Prensa, que “a las cuatro o cinco de la mañana, llegaba
el licenciado Echeverría, a quien tuteábamos, a recoger ejemplares
del diario y a veces se echaba un cafecito con nosotros”. Luego
seguía su recorrido por El Universal, Excélsior, Novedades.
Fue responsable del área administrativa y en la campaña del
candidato presidencial Adolfo López Mateos, ascendió a oficial
mayor; el general bajacaliforniano Agustín Olachea Avilés presidía

el PRI. Echeverría recibió la encomienda de pronunciar el discurso
cuando el exsecretario del Trabajo, en el gabinete de don Adolfo
Ruiz Cortines, rindió protesta como candidato presidencial. Para
esos días, el licenciado Echeverría ya había sido oficial mayor en la
SEP, donde tomó posesión un día de julio de 1954, cuando se
desarrollaba una manifestación de jóvenes que demandaban, en el
patio central de la SEP, que no fuera cerrado el Instituto Nacional
de la Juventud Mexicana. Lo recuerdo, porque, trepado en el toldo
de un coche, pronuncié el discurso, solicitando audiencia con el
licenciado José Ángel Ceniceros, titular de la dependencia. El INJM
siguió funcionando, bajo la dirección de Antonio Mena Brito, tras el
regreso de don Mariano Ramírez Vázquez a su sitial de ministro de
la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
SEIS SOBREVIVIENTES DE SU GABINETE
Durante el sexenio 1970-1976 el presidente Echeverría integró a un
nutrido grupo de mexicanos, todos con trayectoria política,
académicos, técnicos de primer nivel, especialistas en finanzas
reconocidos internacionalmente, diplomáticos de primera línea. El
michoacano Alfonso García Robles, secretario de Relaciones
Exteriores, recibió el Premio Nobel de la Paz, en 1982, por su
autoría en los Tratados de Tlatelolco. Emilio Oscar Rabasa, Mario
Ramón Beteta, técnicos como Leandro Rovirosa Wade y Eugenio
Méndez Docurro, también fueron del gabinete echeverrista..
Los jóvenes tuvieron una oportunidad de oro, pues los incluyó en
tareas de primer orden dentro del gabinete presidencial, como fue
el caso de Francisco Javier Alejo López, Ignacio Ovalle Fernández,
Fausto Zapata Loredo y Mauro Jiménez Lazcano. Fausto falleció
hace 6 años. Fuimos compañeros en la redacción de La Prensa,
igual que mi estimado amigo Mauro, con quien compartí créditos
en el Populibro La Prensa titulado “Bob Kennedy y Los Asesinos Sin
Cara”, cuyo tiraje, en 1968, fue un éxito editorial y comercial.

Entre los supervivientes de ese gabinete, integrado por más de 320
personajes, siguen en el activo dos figuras muy conocidas. Los dos
con carrera política, académica, legislativa y diplomática. El
aguascalentense Augusto Gómez Villanueva y Porfirio Alejandro
Muñoz Ledo y Laso de la Vega. Augusto es el Decano de los
Políticos y actualmente es el responsable del proceso electoral por
parte del PRI. Porfirio acaba de ser presidente de la Cámara de
Diputados y busca la reelección como diputado federal.
Augusto, como líder de la CNC, lanzó la candidatura de Echeverría,
en la Glorieta de Huipulco, Tlalpan, donde estaba una estatua
ecuestre de Emiliano Zapata. Después Gómez Villanueva fue el
último jefe del Departamento de Asuntos y Colonización y el primer
secretario de la Reforma Agraria. Porfirio figuró como titular de la
Secretaría del Trabajo y Previsión Social. En 1975 Muñoz Ledo,
presidente nacional del PRI y Gómez Villanueva, secretario general
del mismo partido. Ambos coordinaron la campaña presidencial de
José López Portillo.
Los otros supervivientes son: Nacho Ovalle, Francisco Javier Alejo
López, Oscar Brauer Herrera y Mauro Jiménez Lazcano. Por el
gabinete desfilaron 34 personajes, 28 ya cerraron su historia.
DIPLOMÁTICO A LA FUERZA
El licenciado Echeverría fue el primero de los expresidentes que
rompió la ley del silencio para quienes dejaban el poder. Cierto es
que sus antecesores fueron llamados por López Mateos para
desempeñar comisiones muy concretas. Si el expresidente Manuel
Ávila Camacho fue llamado “El presidente de la Unidad” al convocar
a sus antecesores en Palacio Nacional, “El Toluco” (todavía no se
ponía en uso el gentilicio de mexiquense) se rodeó de quienes
habían conducido las riendas del país.
En la sucesión de 1976 el hombre fuerte para llegar a Palacio
Nacional era el secretario de Gobernación, Mario Moya Palencia.

Sin embargo “el dedito elector” señaló hacia el despacho de José
López Portillo, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público. Cuentan que la compañera María Esther abogó “por Pepe,
amigo desde la juventud”. En alguna ocasión don Adolfo Ruiz
Cortines nos dijo, a los reporteros, que “nunca el que cobra los
impuestos es simpático a la gente y no sería presidente”.
El caso es que el presidente López Portillo y Pacheco en un
momento dado determinó alejar del país a su entrañable amigo,
convirtiéndolo en diplomático. Extrañó ese nombramiento que
rompía las buenas relaciones entre Luis y “Pepe”. Muñoz Ledo le
entregó la oficina de embajador en la UNESCO, donde Echeverría
estuvo seis años y uno más en la embajada de Australia y Nueva
Zelanda. Se recuerda aquel desplegado periodístico de JLP con la
frase “Tú También Luis”.
EL EXPRESIDENTE DE MAYOR EDAD
En mi archivo encontré que el expresidente Pedro Lascuráin
Paredes (bautizado como Pedro José Domingo de la Calzada
Manuel María Lascuráin Paredes) murió a los 94 años, el 21 de julio
de 1954 y duró 41 años como expresidente. Lascuráin es el que
solamente permaneció, en la silla presidencial, escasos 45 minutos
y entregó el poder al usurpador Victoriano Huerta.
El tamaulipeco Emilio Cándido Portes Gil fue presidente interino a
raíz del asesinato del general Álvaro Obregón. Tenía 37 años de
edad al asumir la presidencia y despachó en Palacio Nacional del 1
de diciembre de 1928 al 5 de febrero de 1930. Como expresidente
registró 48 años; murió en octubre de 1978, a los 88 años. Luego
fue electo el general Pascual José Rodrigo Ortiz Rubio, quien
renunció y el sexenio lo concluyó otro militar, Abelardo Rodríguez
Luján, último presidente interino y después, hemos tenido 15
gobiernos sexenales, consecutivos.
Llego al final de mi comentario, el segundo del 2021.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Luis Echeverría Álvarez, es uno de los 13 presidentes nacidos en la
Capital del País. Está cumpliendo 44 años de expresidente o sea es
el segundo en la lista, Lascuráin el tercero y Portes Gil el primero.
Echeverría pertenece al grupo de 22 abogados que han gobernado
México y es uno de los cinco egresados de la UNAM, los otros
fueron Miguel Alemán Valdés, Adolfo López Mateos, Miguel de la
Madrid Hurtado y carlos salinas de gortari.
P.D. Con mucha alegría retorno a mi mesa de trabajo. Reitero que
la exhortación a que los mexicanos estemos TO2 UNIDOS es del
“Tío Toño” que vive en el Sur de Monterrey…El 1 de enero tiene
historias, además de ser el comienzo de un año. En 1959 Cuba
recibió a los guerrilleros que bajaban de Sierra Maestra
comandados por Fidel Castro Ruz, acompañado de su hermano
Raúl, “El Che” Guevara y Camilo Cienfuegos. Desde entonces
domina la dictadura castrista, luego de derrotar al dictador
Fulgencio Batista…Primer día de 1994 y se anuncia que la guerrilla
denominada Ejército Zapatista de Liberación Nacional, a las
órdenes del “subcomandante Marcos”, se levantaba en armas en
cinco municipios de Chiapas, contra el Gobierno Federal. “La
guerra” terminó el 10 del mismo enero. Anunciaron que en este
2021, elementos del EZLN harán giras por Europa.- Dejó el negocio
de ser “rebeldes”, aunque los verdaderos zapatistas no andaban
encapuchados…El pasado miércoles 6 del presente recordé que en
1915 en el Puerto de Veracruz el presidente Venustiano Carranza
promulgó la Ley Agraria. Antes era motivo de una ceremonia
promovida por la Presidencia de la República, tal vez por la
pandemia no hubo acto oficial….Hoy, más que nunca antes,
estamos en deuda con gremio de profesionistas que realizan una
labor valiosa, riesgosa y humanitaria, poco reconocida: el de las
enfermeras y los enfermeros, cuyo Día de la Enfermera y el
Enfermero fue el pasado miércoles. La fecha la instituyó, en 1931,
el doctor José Castro Villagrana, entonces director general del

Hospital Juárez de México y la respaldó el presidente Emilio C.
Portes Gil. Un cariñoso saludo para la enfermera jalisciense Reyna
Mata Novoa, ejemplo de servicio profesional y humanitario a sus
pacientes; la Familia Herrera Valenzuela le está reconocida.
jherrerav@live.com.mx

Advertisement
Advertisement

© 2020 Endirecto