Connect with us

Hi, what are you looking for?

Con la llegada del exdirector general de Petróleos Mexicanos,
Emilio Lozoya Austin, se complementa otra parte del argumento
telenovelesco, cuya segunda parte se inició el pasado 13 de febrero
cuando el exfuncionario fue detenido en Málaga, España, a
solicitud de la justicia mexicana. Mucho se especula sobre qué
habrá de suceder y quiénes del sexenio peñanietista tendrán que
comparecer ante los jueces o, simplemente, el enjuiciado será
Lozoya, junto con su mamá, su esposa y su hermana los
procesados.
En un avión de la Fuerza Aérea Mexicana fue traído, desde Madrid,
España, Lozoya Austin para enfrentar dos procesos penales
federales. La Fiscalía General de la República lo acusa de
corrupción, de lavado de dinero, de asociación delictuosa y
cohecho. También en los respectivos expedientes judiciales se
involucran a las señoras Gilda Margarita Austin y Solís, Marielle
Helene Exckes y Gilda Susana Lozoya Austin, madre, esposa y
hermana del hombre que durante 14 meses fue perseguido por la
policía.
La misma madrugada del jueves y dos horas después de los
trámites migratorios y un examen médico de rigor –lo señala la
legislación penal—Lozoya Austin fue revisado por un médico
particular. Los médicos diagnosticaron que el presunto responsable
de varios delitos estaba en muy malas condiciones físicas, requería
atención hospitalaria y fue llevado a un hospital privado, en calidad
de detenido. Debió ser trasladado al Reclusorio Norte (RENO) y

puesto a disposición de los jueces que se encargarán de los
procesos.
El comentario obligado tiene dos aristas. Los médicos, oficial y
particular, coincidieron en que el detenido padecía anemia aguda,
problemas en el esfogado y otros males. Los elementos de la
Fiscalía General de la República no recibieron orden de alguno de
los jueces para llevar a Lozoya a un hospital particular. Recuerdo
que no en las mismas circunstancias, pero con la autorización
oficial, se permitió que la profesora Elba Esther Gordillo Morales,
exlideresa magisterial, fuese llevada de su celda penitenciaria a un
hospital privado. Bueno, el poder político y la fuerza económica, en
uso.
La segunda observación periodística. De nueva cuenta apareció la
descoordinación en los mandos federales. Tanto el Presidente de
México como su secretario de Seguridad, Francisco Alfonso Durazo
Montaño, recibieron el inmediato reporte o algo ocurrió, porque
cuando ambos fueron entrevistados (en la mañana) dijeron
desconocer el paradero de Lozoya Austin. Tal vez algún día uno de
los dos declare quien autorizó que no hubiese ingresado Emilio al
RENO. Aquí es como lo relacionado con la libertad del
narcotraficante Ovidio Guzmán, ya detenido por militares.
Muy probable cuando Usted este leyendo este comentario, ya esté
definida la fecha del inicio del proceso penal y se sabrá si los jueces
van al hospital para tomarle la declaración a Lozoya Austin o si
esperan a que lo den de alta médica. Lo cierto es que hay mucha
expectación por lo que declare el procesado, pero como Emilio se
acogió al derecho “de criterio de oportunidad” nada espectacular
ocurrirá. El proceso no tendrá público ni representantes de la
prensa. Todo será privado y “en petit comité”.

2 “PEÑISTAS” Y 2 GOBERNADORES
Este sexenio se recordará porque es la primera ocasión en que dos
miembros del gabinete presidencial inmediato anterior y dos
gobernadores de la misma camada quedan presos. Recuerdo los
casos de dos ingenieros Eugenio Méndez Docurro y Jorge Díaz
Serrano, exsecretario de Comunicaciones y Transportes y
exdirector de Pemex y senador al ser detenido. Sus procesos fueron
producto de venganzas políticas. Ambos ya fallecieron.
El primero en pisar el piso de una prisión fue el abogado y
economista Javier Duarte de Ochoa, quien está cumpliendo una
condena de 9 años por el desvío de 1,349 millones de pesos. El
proceso ha estado plagado de irregularidades. Duarte de Ochoa
como gobernador de su natal Veracruz se convirtió, de acuerdo con
sus acusadores, en un millonario que compartió compra de
inmuebles y ranchos con su hoy exesposa Karime Macías.
Al ser oficializada la acusación en su contra, Duarte de Ochoa
abandono el país. Anduvo prófugo hasta el 15 de abril de 2017. Lo
detuvieron en una población del vecino país sureño, en Guatemala.
Tres meses después fue trasladado a la Ciudad de México. Para
entonces ya la dirigencia nacional del PRI lo declaró expulsado del
partido, como tiempo después también lo fue César Horacio
Duarte Jácquez, del que comentaré enseguida.
Hay coincidencias entre Javier y César Horacio. Los dos fueron
gobernadores de 2010 a 2016. No son parientes, aunque el apellido
paterno es Duarte. El primero nació en el Puerto de Veracruz y
tiene 46 años; fue diputado federal y manejó las finanzas en el
gobierno de Fidel Herrera Beltrán. César, recién detenido, es de
Hidalgo del Parral, Chihuahua y ya llegó a los 57 años. Como
diputado federal durante un año presidió el Congreso de la Unión.

La segunda en caer presa y llevada a la Cárcel de Santa Martha
Acatitla, al Sur de la Ciudad de México, fue la licenciada María del
Rosario Robles Berlanga, quien desde el 13 de agosto de 2019
perdió su libertad. Inicialmente le dijeron que estaría dos meses
tras las rejas, pero solo fue una falsa promesa. Llevaba una buena
carrera política que inició como militante del PRD. Diputada federal,
secretaria general de Gobierno con Cuauhtémoc Cárdenas
Solórzano.
Después de ser interinamente Jefa de Gobierno del Distrito Federal,
tuvo diferencias con el hoy Presidente de México. Aparentemente
se alejó del perredismo y reapareció como secretaria de Desarrollo
Social en el gabinete del presidente Enrique Peña Nieto, quien
después la nombró titular de Desarrollo Agrario, Territorial y
Urbano. Le imputan el desvío de 1,787 millones de pesos. En todo
omento Rosario se ha declarado inocente de esos cargos y antes de
recibir sentencia, el actual gobierno federal la inhabilitó por 10
años para ejercer un cargo público. ¿Y si prueba su inocencia?
De Duarte Jáquez hay que esperar un buen rato. Lo aprehende la
policía en Miami, Florida, cuando iba a comprar una llanta.
Coincidentemente en Washington se entrevistaban los presidentes
de México y de Estados Unidos de América. En junio de 2017 la
entonces Procuraduría General de la República lo buscaba. Las
presiones del PANista Javier Corral Jurado, gobernador de
Chihuahua, no surtieron efecto y el pasado 8 del presente “le
dieron su regalo al presidente mexicano”.
Este gobernador chihuahuense, como dice el pueblo, no se midió.
Hizo tal fortuna que hasta fundó su propia institución bancaria. Sí,
abrió las puertas del Banco Progreso Chihuahua. El gobierno
panista lo señala como responsable de malversación del erario

estatal y de haber entregado casi 250 millones de pesos para una
campaña político electoral del PRI. Esto era común en aquellas
épocas, aunque hay casos en que les perdonaron todo como es el
caso del profesor Humberto Moreira Valdés que no rindió cuentas
de 36,000 millones de pesos.
En síntesis, dos miembros del gabinete de Peña y dos
exgobernadores frente a la justicia. ¿Hasta dónde llegarán los
cuatro asuntos? Además hay otros procesados, el abogado Juan
Collado Mocelo, detenido hace un año en la Capital del País y
Genaro García Luna que está en una cárcel norteamericana, bajo
proceso penal. Collado está pagando cuentas políticas que le
imputa el régimen actual.
Se supo que la Secretaria de Relaciones Exteriores se encargará de
tramitar la extradición del exgobernador de Chihuahua, pero éste
ya está buscando la protección de la justicia, mediante un amparo,
para no retornar a su país.
PREGUNTA PARA MEDITAR:
¿En el proceso al exdirector de Pemex saltarán los nombres de Luis
Videgaray, Luis Enrique Miranda Nava, Lino Zárate y del mismo
Enrique Peña Nieto?
EL ZOOLÓGICO DE MOCTEZUMA
La semana pasada comenté sobre la fundación del Zoológico de
Chapultepec. Como se dice, en el tintero se quedaron algunos
datos. Me asombró encontrar referencias al Zoológico de
Moctezuma Xocoyotzin, uno de los reyes aztecas y al que le tocó
recibir al aventurero Hernán Cortés. Estaba ubicado en terrenos de
lo que después fue el Templo de San Francisco de Asís, que aún se
conserva en las calles de Madero, en el Centro Histórico de la

Advertisement. Scroll to continue reading.

Ciudad de México. Era muy amplio, pues colindaba con el Templo
Mayor y cercano al Palacio de Moctezuma, donde está ubicado el
Nacional Monte de Piedad.
El rey mexica lo clasificó en Casa de Aves, Casa de Animales, Casa
de Fieras. Había veinte estanques, diez con agua salada y otros
tantos con agua dulce. Tenía peces y aves acuáticas. En su vasta
extensión había jaguares, pumas, linces, lobos, coyotes, linces,
osos, ocelotes y bisontes. Pero lo increíble, según apuntan los
historiadores, también un espacio era “Un Zoológico Humano” con
jorobados, albinos, enanos y deformes. ¿Sería cierto?
Pues ese Zoo desapareció a raíz de la llega de Cortés, quien ordenó
su destrucción y fue incendiado. La crónica no señala si en ese acto
de barbarie, los animales los humanos quedaron a salvo.
P.D. Tres personajes de nuestra Historia Patria son recordados, este
mes, en sus respectivos aniversarios luctuosos. El 20 fue asesinado
en Parral, Chihuahua, el duranguense Pancho Villa, hace 97
años…En su recámara, en el ala norte de Palacio Nacional, expiró el
oaxaqueño Benito Juárez, Presidente de México en funciones. Era
el 18 de julio de 1872….El mediodía del 17 de julio de 1928 un falso
caricaturista de nombre José León Toral le cortó la vida al
presidente reelecto Álvaro Obregón, minutos antes de servirse una
comida en su honor en el restaurant La Bombilla, en San Ángel,
D.F….También un 20 de julio, pero de 1822, es coronado Agustín de
Iturbide como Emperador de México y adopta el nombre de
Agustín I…Termino comentando que otro día 20, el de 1955, fallece
el gran Don Susanito Peñafiel y Somellera, ilustre artista
guanajuatense que conocimos con el nombre de Joaquín Pardavé,
quien personificó a ese “secretario particular” del presidente
Porfirio Díaz, en la película “México de mis Recuerdos”.

jherrerav@live.com.mx

Advertisement

© 2020 Endirecto