Connect with us

Hi, what are you looking for?

Decía el capitán Rosalino Ramírez Faz, reconocido investigador y
criminalista, que “La justicia es como el chocolate, se calienta y
luego se derrite”. En otras palabras nos indica que cuando un
proceso penal se politiza finaliza sin el resultado esperado. El lunes
17 se cumple un mes del inicio de un “enjuiciamiento virtual” al
exdirector de Petróleos Mexicanos, con resultados que sirven para
que un argumentista de televisión inicie el primer capítulo de una
serie de suspenso.
Recuerdo dos casos que en su momento también provocaron
escándalo y surgieron nombres de políticos. Allá por los años
sesenta al exsuperintendente de Pemex en Poza Rica, Veracruz, lo
acusaron de un “robo” de dos millones de pesos. Jubilado en 1958,
fue nombrado representante de la paraestatal en Los Ángeles,
California, con un sueldo mensual de 6,000 dólares. En julio de
1983 desaforaron al senador Jorge Díaz Serrano y él personalmente
se entregó en una prisión. El exdirector de PEMEX fue acusado de
un fraude por muchos millones de pesos en agravio de la referida
institución.
El primero de esos asuntos, el presunto responsable era el
ingeniero Jaime José Guadalupe Merino de la Peña, conocido
simplemente como Jaime J. Merino. Permaneció en California
mientras en la Procuraduría General de la República se integraba el
expediente y se hacía la consignación ante un juez penal, mismo
que solicitó a la Secretaría de Relaciones Exteriores tramitara la
extradición. Merino ganó el juicio y murió en su residencia angelina

en octubre de 1996, a los 90 años. Fue superintendente de 1942 a
1958 y declarado benefactor de Poza Rica.
El ingeniero Díaz Serrano estuvo cinco años en prisión y no le
comprobaron ninguna responsabilidad jurídica; lo señalaron como
responsable de la compra de un barco, alterando el precio del
mismo. Quedó liberado y con un “usted perdone” se fue a su casa
este distinguido sonorense. En esos días se aseguró que su
encarcelamiento fue venganza política por haber aspirado a ser
candidato presidencial del PRI.
Otro escándalo político relacionado con PEMEX fue “El Quinazo”
consumado 40 días después de iniciado el sexenio de carlos salinas
de gortari, quien ordenó realizar un montaje de telenovela en la
casa, en Ciudad Madero, Tamaulipas, y aprehender al líder del
Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.
Para ello utilizó a la Procuraduría General de la República y a
elementos del Ejército Mexicano.
Joaquín Hernández Galicia no fue acusado por corrupto. Le
enlistaron varios delitos del orden común y del federal. El
Presidente de México se cobró que Joaquín haya apoyado al
ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y que este –apoyado
por el PRD- haya ganado en todos los distritos dominados por los
petroleros. También lo acusó de haber patrocinado el libro “Un
Asesino en Palacio”, donde se narraba cuando carlos y su hermano
Raúl mataron a una sirvienta. “La Quina” recibió una sentencia de
35 años, pero en 1997 el gobierno lo declaró “amnistiado”.
Bueno, en este pandémico 2020 hay “un gorrioncillo pecho
amarillo”, personificado por el economista y abogado Emilio
Ricardo Lozoya Austin, exdirector de PEMEX en la administración
inmediata anterior, que “negoció” desde no entrar a la cárcel ni ser

fichado como presunto delincuente, a cambio de involucrar en el
supuesto juicio penal a su exjefe y al secretario de Hacienda,
Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso, respectivamente.
También ya saltó el nombre del panista Felipe Calderón Hinojosa.
Lozoya Austin goza de libertad y el Presidente de México en sus
“mañaneras”, en Palacio Nacional o donde se encuentre, utiliza el
asunto para llamar la atención de los electores y reiterar que está
combatiendo la corrupción, además exige que se dé publicidad a
los videos que Lozoya entregó al distinguido jurista y hoy Fiscal
General de la República. El tabasqueño afirmó “que aunque (el
video) no tenga valor jurídico, si lo tiene moral”, según aseveró el
Presidente de México que continúa con su campaña político-
electoral para no perder el control de la Cámara de Diputados.
Hay dos políticos más involucrados en acusaciones por corrupción
en agravio de Petróleos Mexicanos. El defeño Rogelio Montemayor
Seguy y el tamaulipeco Carlos Romero Dechamps, exdirector
general de PEMEX y el líder sindical durante 26 años,
respectivamente. En 2002 se les vinculó con la desviación de
muchos millones de pesos del erario oficial para la campaña
presidencial en que triunfó la oposición. El caso está inscrito como
el Pemexgate. No pasó nada, Montemayor fue exhonerado por la
Procuraduría General de la República y el líder renunció el 16 de
octubre de 2019 y vive feliz, tranquilo y calladito.
PREGUNTA PARA MEDITAR:
¿Alguno de estos días veremos que Emilio Ricardo Lozoya Austin
haga visita de cortesía a los dos jueces encargados de los procesos?
VIOLENTA MUERTE DE UN JURISTA

“Don Luis no merecía morir así. Era un hombre muy bueno y un
abogado honesto”, expresó la abogada Jessica Valenzuela,
colaboradora del Magistrado Luis Miranda Cardoso, quien
actualmente era Notario Público. Fue muerto a tiros en su domicilio
de la Colonia Sánchez en Toluca. La versión es que fueron
asaltantes. Don Luis conquistó siempre amigos y se ganó el respeto
cuando fue Procurador de Justicia en el Estado de México y
presidente del Tribunal Superior de Justicia en la entidad. Maestro
de muchas generaciones y muy estimado amigo de este
comentarista.
PAGUE EL CONSUMO DE LUZ, PORQUE
Muy buena noticia de la Cuarta Transformación: si el consumidor
de energía eléctrica no paga en la fecha límite que le señala el
recibo expedido por la Comisión Federal de Electricidad, a partir de
las siguientes 24 le cortarán el suministro y, obvio, para reinstalar el
servicio tendrá que hacer trámites y hacer el pago correspondiente.
Don Manuel Bartlett Díaz, director general de la CFE, seguramente
ignora que miles de consumidores de electricidad han quedado sin
ingresos, perdieron el trabajo en oficinas de gobierno o en
empresas privadas. La pandemia ha causado el problema
económico familiar, pero el poblano ni suda ni se acongoja, además
de que repite “que los periodistas digan, escriban y haga lo que
quieran, a mí no me importa”.
LOS NIÑOS COMEN, NO COMPRAN
Muchos son los problemas prioritarios que hay en el país y que
requieren un análisis, un dictamen y una solución integral. La
pandemia del coronavirus o COBID 19 ha cambiado todo el ritmo,
formas y acciones personales, por ello comento que los legisladores
federales y los estatales deberían cumplir con su cometido, pero

con inteligencia no como lo están haciendo, legislar para que se
prohíba la venta de comida chatarra y refrescos a los niños.
Esa no es una medida social para combatir la obesidad. Los niños y
niñas no son únicamente los compradores de papitas, chicharrones,
cacahuates, cheetos, sino los adultos. Que no se comercialice en las
escuelas, pues puede servir de algo y en casa hacen el consumo.
¿Por qué los legisladores para aliviar nuestra economía no piensan
en proponer que se elimine a 200 diputados federales y a todos los
correspondientes en los Estados y se reduce a 64 el número de
senadores?
P.D. Uno de los personajes del cine mexicano, en la Época de Oro,
lo fue a quien conocimos como Antonio Badú, originario de Real
Monte, Hidalgo, donde nació el 13 de agosto de 1914. Hijo de los
inmigrantes libaneses Antonio Namnun y Virginia Nahes, en sus
primeros años de juventud fue panadero y decidió viajar a la Capital
Mexicana. Vivió en el barrio de La Merced y ahí conoce a sus
primeros amigos, un tal Mauricio Garcés y a un joven güerito que
después sería el periodista, Jacobo Zabludowski…Adopta el
apellido Badú, porque su mamá le decía “badue” que en árabe
significa beduino. Como Antonio Badú en 1938 comienza,
cantando, en el programa “La hora Azul” de la XEW. El locutor don
Pedro de Lille lo nombre “El Emir de la Canción”. Más tarde ingresó
al cine con el apoyo de Ramón Armengol y pronto se encumbró al
lado de figuras como María Félix, Jorge Negrete y Pedro
Infante…Su vicio por el cigarro le causó enfisema pulmonar y murió
el 29 de junio de 1993.
jherrerav@live.com.mx

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement

© 2020 Endirecto