Connect with us

Hi, what are you looking for?

En el esfuerzo de cumplir lo antes posible con los deseos e instrucciones presidenciales, senadores y diputados de MORENA y sus aliados enfrentaron problemas para efectuar las sesiones extraordinarias programadas para ayer en las dos cámaras del Congreso de la Unión.

La mayor falta se registró en la Cámara de Diputados, en donde “morenos y asociados” olvidaron el principio fundamental de que para aprobar o rechazar una ley se necesita tener, primero, un dictamen aprobado en las respectivas comisiones de trabajo.

Por las prisas para cumplirle al “jefe”, el presidente Andrés Manuel López Obrador, los diputados encabezados por el coordinador de MORENA, Mario Delgado, recurrieron al socorrido recurso de citar, primero, a sesión de comisiones, para aprobar a la carrera una iniciativa preparada a toda velocidad, muchas veces en la madrugada del mismo día.

En este caso, la Comisión de Presupuesto, presidida por el morenista Erasmo González, fue citada a las 10:30 horas para votar el proyecto y tenerlo listo turnarlo al Pleno cameral, al momento de l arranque del periodo extraordinario, programado para las 14 horas.

Se presumía que tres horas y media serían suficientes para lograr los votos suficientes para tener el dictamen listo para luego ratificarlo en el pleno con la amplia mayoría de “morenos y asociados”. Esta confianza se reforzaba por el anuncio previo del líder de los diputados de MORENA, el mencioado Mario Delgado, de que ya había un acuerdo con los coordinadores del resto de los grupos parlamentarios para que se aprobara la iniciativa.

Advertisement. Scroll to continue reading.

El asunto central no es menor. La iniciativa pendiente era necesaria para avanzar en el cumplimiento de una exigencia presidencial; extinguir los fideicomisos que el presidente López Obrador sostiene fueron creados por los anteriores gobiernos “conservadores y neoliberales” para distraer dinero que mejor se debería emplear para sus programas sociales.

“Hay como 200 fideicomisos y apenas van a cancelar cinco, y piensan que ya con eso ya me voy a quedar tranquilo, ‘toma tú chupón’. No, yo en el Zócalo, el día que tomé posesión hice 100 compromisos y uno es el de eliminar los fideicomisos porque no hay transparencia en el manejo de los fondos, y no significa dejar sin apoyo a la gente; al contrario, es acabar con la corrupción y entregar los apoyos de manera directa. Estamos hablando de cientos de fideicomisos”, afirmó el presidente en su conferencia mañanera.

“Entonces, ¿qué es lo que queremos?

Se respondió: “Que Hacienda recoja esos recursos, los administre y se les entregue a los beneficiarios de manera directa, pero no tener 300 aparatos que actúan de manera discrecional, sin transparencia. Entonces, ¿para qué es el gobierno si hay estas instancias paralelas?

“Entonces, vamos a pedirle a los legisladores que, si ahora no pueden, nosotros vamos a seguir insistiendo, que son todos, porque necesitamos ahorrar y que no haya corrupción, y que no haya derroche”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Pero no había tal acuerdo. Por eso, el presidente de la Comisión de Presupuesto mandó una circular de última hora, en donde comunicaba a sus pares que se suspendía «hasta nuevo aviso» la reunión de trabajo.

En realidad, para los efectos de quedar bien con el “jefe”, la cancelación ya no resultaba trascendente, pues el propio primer mandatario se encargó en su mañanera – o sea, antes del arranque de los trabajos legislativos – de descalificar la iniciativa que supuestamente se iba a presentar ante el pleno.

La iniciativa original, presentada por la diputada Dolores Padierna, respondía totalmente a las aspiraciones presidenciales, al proponer la desaparición de 44 fideicomisos, lo que representaría un refuerzo adicional al presupuesto federal que algunos especialistas hacen llegar hasta 750 mil millones de pesos.

A aras de llegar a un acuerdo con la oposición que permitiera pasar a la iniciativa, el coordinador de MORENA, Mario Delgado aceptó que en este extraordinario se aprobara únicamente extinguir a cinco de ellos.

El proyecto de dictamen de la Comisión de Presupuesto consideraba la desaparición del Fondo de Financiera Rural, el Fondo de Apoyo a ex Trabajadores Migratorios Mexicanos y el Fondo Nacional de Seguridad para Cruces Ferroviarios, así como el Programa de Mejoramiento de los Medios de Informática y el Fideicomiso para Promover el Desarrollo de Proveedores y Contratistas Nacionales de la Industria Energética.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Con anterioridad, como resultado de protestas de figuras públicas y organizaciones civiles, el gobierno de la llamada Cuarta Transformación habí aceptado mantener vigentes el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) y el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), así como otros dedicados a la investigación científica y tecnológica.

En el Senado, ocupada la silla presidencial.

Los senadores sí tuvieron listas los dictámenes que se debían revisar como parte del periodo extraordinario, entre los cuales sobresalía la reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, por la cual se autoriza al Ejecutivo a comprar en el extrajero medicamentos necesarios para el Sistema Nacional de Salud.

Además, conforme a sus facultades exclusivas, el Senado debía de ratificar o rechazar nombramientos presidenciales de integrantes del cuerpo diplomático asignados a diversas embajadas.

Con lo que no contaban las huestes de MORENA y asociados era con una manifestación de protesta a cargo de legisladores de la bancada del PAN que, nuevamente, protestaron porque en el temario de este periodo extra no se incluyeron asuntos de mucha más urgencia en estos momentos de crisis, como acciones para proteger la salud pública y la economía.

Advertisement. Scroll to continue reading.

El punto sobresaliente de esta protesta fue el hecho de que la senadora del PAN Martha Cecilia Márquez Alvarado ocupó la silla de la presidenta de la Cámara, la “morena” Mónica Fernández Balboa.

Márquez Alvarado ocupó el sitio para exigir la aprobación de un Ingreso Básico Universal, así como de medicamentos para tratamientos contra el cáncer, con lo cual el  arranque del periodo extraordinario en la Cámara Alta se retrasó aún más y se alargó hasta cuatro horas y media, respecto a la cita original.

“México está tomando las calles, yo tomo el Senado..”, se leía en el cartel que portaba.

Las legisladoras de MORENA, frecuentes partícipes en protestas similares, ahora exigieron orden. “¡Bájate, no puedes estar ahí!  ¡ grosera!”, le gritaban a la panista, mientras que una de ellas, Antares Vázquez se animó a tratar de arrebatarle la pancarta,pero la panista la rechazó.

A final de cuentas, todo quedó en protestas, pues en ambos bandos se acusaron de intento de agresión, hasta que finalmente llegó la calma y todo mundo pidió disculpas.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Esto hizo que la sesión convocada para iniciarse a las 10 horas se pospusiera hasta después de las dos de la tarde. En realidad, más allá de la protesta panista, la presidente Fernández reclamó su sitio hasta pasadas las 13 horas.

Nuevas manifestaciones de la lucha interna en MORENA.

         Aunque mucho presumen que arrollarán a la oposición en las elecciones de 2021 o tal vez por ello mismo, siguen las manifestaciones de desacuerdo entre las corrientes internas del partido en el gobierno, MORENA, con el trasfondo de ganar posiciones para poder postular a sus amigos y allegados a los cientos de cargos que estarán en disputa.

Por una parte, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó, por unanimidad, a la directiva de MORENA ordenó restituir a Alejandro Rojas Díaz Durán sus derechos político-partidistas.

El 27 de mayo pasado la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena resolvió sancionar a Rojas Díaz Durán e impedirle así participar en la lucha por la presidencia del partido.

Advertisement. Scroll to continue reading.

De otra parte, el ex superdelegado del Gobierno Federal en Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, protestó porque se le liga a dos empresas proveedoras de medicamentos y se quejó de que la secretaría de la Función Pública (SFP), Irma Eréndira Sandoval, lo ataca con saña y pareciera que quiere desviar la atención de otros casos que revisten suma importancia en el país.

El empresario y político, quien aspira al gobierno de Jalisco, dijo que desde hace tiempo terminó su relación con las empresas suspendidas, Lomedic y Abisalud.

Advertisement

© 2020 Endirecto