Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

HÉCTOR MOCTEZUMA DE LEÓN – CIRCUITO CERRADO: ¿Ya se acabó la corrupción? Yo tengo otros datos

Con 32 mil homicidios dolosos, en lo que va de la administración de Andrés
Manuel López Obrador, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional
de Seguridad Pública, el presidente no puede hablar de que se acabó la
corrupción, porque precisamente la vilencia es resultado de la impunidad y
cuando existe impunidad, no se puede hablar de que ya no hay corrupción.
La corrupción, ese engendro que lleva cientos de años, no se termina en 10
meses como pretende hacernos ver el presidente de la 4ª T, simplemente
nos quiere ver la cara, porque una cosa es que se impongan candados a la
adjudicación de contratos, que durante muchos años favorecieron a los
amigos del presidente en turno y otra es que se ejecute un plan integral que
abarque todos los sectores, como el de las policías que durante años han
estado involucrados en actos de corrupción.
La corrupción no es sólo el robarse los recursos públicos, es algo más que el
robo, es la ineficiencia, que cuesta miles de millones de pesos al erario y el
dispendio que durante los regimenes priistas y panistas fue como una norma
para gobernar, se dilapidaba el presupuesto en caprichos de los funcionarios
que usaban aviones y helicópteros del gobierno como si fueran de su
propiedad, además de las francachelas disfrazadas de gastos de
representación, entre muchas otras formas de dilapidar.
La ineficiencia es una fuga de recursos que cuesta mucho dinero de los
contribuyentes y en este renglón el presidente no puede hablar de que se
acabó la corrupción como seguido lo hace en las mañaneras. Ineficiencia es
con la que ejerce su función como Secretario de Seguridad Pública y
Portección Ciudadana el “Fortachón” Alfonso Durazo Montaño, un miembro
del gabinete que ni siqueira sabe en dónde está parado. Durazo es un fraude
y por esa razón es un corrupto y López Obrador igual, porque lo protege.
Mientras en una Secretaría tan importante esté al frente alguién que no tiene
el perfil ni la idea para combatir a la delincuencia, la sospecha de corrupción,

al más alto nivel de la dependencia se justifica y mientras haya corrupción no
podemos esperar una baja en los 32 mil que para fin de año pudieran llegar a
los 40 mil homicidios dolosos.
No señor presidente para terminar con la corrupción se necesita algo más
que las declaraciones mañaneras.
*****
En Culiacán, Sinaloa, un estado eminentemente agrícola, ganadero y
pesquero, los ejidatarios están que trinan contra los diputados que ayer en la
madrugada aprobaron el presupuesto de egresos para el 2020. Resulta que la
mayoría de los ejidos tienen en promedio 10 hectáreas y los apoyos del
gobierno serán solamente para los que tienen 5 hectáreas, huele a ruina, me
comentan…Que no se crea el presidente que todos los gobernadores
marchan al ritmo de su austeridad republicana, en el Estado de México que
encabeza Alfredito del Mazo, los funcionarios siguen gozando de los
privilegios del pasado como es el uso del celular, vehículos y el pago de
jugosos bonos con cargo al erario, además de los mal llamados gastos de
representación.
circuitocerrado@hotmail.com HctorMoctezuma1

Advertisement

© 2020 Endirecto