Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

HÉCTOR MOCTEZUMA DE LEÓN – CIRCUITO CERRADO: -¿Una transformación con esos funcionarios?

-El presidente Andrés Manuel López Obrador o no conoce a los
funcionarios que lo rodean, o de plano se hace de la vista gorda, porque
hablar de la cuarta transformación con esos colaboradores,
definitivamente ¿a ver quién le cree?
El presidente llevó a su gabinete a personajes con una larga trayectoria,
pero en los negocios al amparo del poder, los casos del ex -consejero
jurídico de la presidencia, Julio Scherer Ibarra y del director de la
Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett son claros ejemplos
de quienes se aprovechan de sus cargos para saciar sus ambiciones
económicas.
-En los tiempos de los priistas los presidentes tenían muy claro quienes
eran sus colaboradores con fama de corruptos de alta escuela, los
dejaban robar porque además se reportaban con el jefe. Una cosa
nunca los defendían como lo hace ahora López Obrador cuando los
pillan en sus triquiñuelas, dejaban que ellos se defendieron.
Un caso emblemático, de alta corrupción, en el sexenio pasado fue el de
Gerardo Ruíz Esparza que ocupó la titularidad de la Secretaría de
Comunicaciones y Transportes, misma que había ocupado en el
gobierno del Estado de México. Enrique Peña Nieto sabía muy bien con
quién trataba y nunca saltó por él cuando lo atacaban por sus
corruptelas.
Julio Scherer Ibarra, no es un bebe de brazos, en eso de los negocios al
amparo del poder, es un personaje de “Ligas Mayores”, en esos
menesteres, pero el presidente lo tuvo muy cerca durante casi tres
años, en la coordinación jurídica, con una gran influencia sobre otros
funcionarios.

Scherer nunca fue una blanca paloma, pero aún así, el presidente
López Obrador se lo llevó a Palacio Nacional desde donde continúo
haciendo lo que él sabe, negocios, como aquel del Azúcar, todo un
fraude, pero que gracias a la intervención de su padre, Julio Scherer
García, quien habló con Carlos Salinas de Gortari, evitó que pisara la
cárcel.
¿A poco no sabía López Obrador quien era Julio Scherer Ibarra? ¿A
poco el presidente no sabe quién es Manuel Bartlett, el verdadero dueño
de las inversiones que se le acreditan a su pareja sentimental? ¿a poco
no sabe quién es Jorge Arganis Díaz Leal? Los tres fueron señalados
en el escándalo del Pandora Papers.
++++++
Más de 75 familias de ejidatarios, están a punto de perder su
patrimonio, en Tulum zona que es vista como filón de la explosión
turística en el norte de Quintana Roo, gracias a la omisión y negligencia
del tribunal superior agrario…Doctora Sheinbaum sea un poco más
original deje de copiarle a su jefe con esa jalada de ¿quién pompo? para
criticar a los alcaldes que hicieron fiesta en su toma de posesión. Eso no
abona a una buena relación con quienes se supone que se tienen que
coordinar con usted a pesar de pertenecer a partidos diferentes a
Morena, supere la derrota que le recetaron en las elecciones del 6 de
junio…Una vez más el presidente muestra su antipatía por el poder
legislativo al anunciar que no asistirá a la ceremonia en la que la
maestra Ifigenia Navarrete recibirá la Medalla de Honor Belisario
Domínguez que otorga el Senado de la República a los mexicanos que
se han distinguido en el desempeño de una actividad relevante. El
pretexto es una senadora que anda formando un grupo para que le
falten el respeto a la investidura presidencial. ¿Sabrá López Obrador
que Layda Sansores le faltó el respeto a Enrique Peña Nieto en la
legislatura anterior?
circuitocerrado@hotmail.com @HctorMoctezuma1

Advertisement
Advertisement