Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

HÉCTOR MOCTEZUMA DE LEÓN – CIRCUITO CERRADO: Luz verde al vandalismo en la Nueva Normalidad

Después de escuchar a Claudia Sheinbaum en su conferencia de prensa
virtual de este martes, no me queda más que pensar que lejos de condenar
los deplorables hechos vandálicos del lunes pasado, para la Jefa de Gobierno
fue motivo de festejo. Baste ver la sonrisa que reflejó en su rostro cuando
trató el tema, la impresión fue de qué daba luz verde al vandalismo.
La doctora Sheinbaum festejó que la policía de la Ciudad de México “no cayó
en la provocación en la marcha de Melanie” porque las protestas tenían el
objetivo de mostrar a una policía represiva pero que los manifestantes “se
quedaron con las ganas”. La policía no apareció en el trayecto del Ángel al
zócalo capitalino cuando los muchachitos realizaron todos los destrozos que
pudieron y dejaron nuevamente al Hemiciclo a Juárez todo pintarrajeado con
consignas francamente grotescas.
La jefa del Gobierno de la Ciudad de México, aspirante a la candidatura
presidencial para el 2024, eso no lo puede negar, tal vez quiere mostrarnos
un nuevo concepto de democracia, basado en los chavos pueden hacer lo
que quieran y que se chinguen los demás como pasó con los comerciantes
cuyos negocios fueron saqueados por los vándalos les provocaron pérdidas
por 22 millones de pesos.
Se equivoca la doctora Sheinbaum si considera que la decisión que tomo el
lunes fue por respeto a la libre manifestación de las ideas, porque derribar
aparadores a base de mazazos, tumbar las cámaras de vigilancia, prender
fuego en algunos lugares no está bajo el amparo de la Constitución General
de la República.
Se equivoca la jefa de Gobierno sí piensa que la policía sólo sirve para hacerle
al negrito de la feria, para que los muchachos le tiren todo tipo de objetos.
Creo qué a la jefa, no le haría mal echarle un vistazo a los operativos
policiacos que se realizan en países como Alemania y Corea, entre otros

países, en donde, sin reprimir; que es lo que tanto le preocupa, la policía sale
a evitar actos de vandalismo sin tener que recurrir a el uso de la fuerza.
No se le olvide señora Sheinbaum que la impunidad es la mamá de la
violencia y cuando no se castiga a quienes la cometen, se eso vuelve
incontrolable.
****
Una bronca seria se le viene a Alejandro Murat Hinojosa, el gobernador que
rinde pleitesía de manera exagerada al presidente López Obrador cada que el
presidente visita Oaxaca. Se trata del asesinato, de un joven, con disparos de
arma de fuego, por elementos de la policía municipal de Aclatlán de Pérez
Figueroa, Oaxaca, un municipio del Distrito de Tuxtepec, en la Región del
Papaloapan. Los hechos ocurrieron en la localidad de Vicente Camaleote en
los límites con el Estado de Veracruz cuando el joven Alexander Martínez
Gómez de 16 años quien estaba de vacaciones con sus abuelos en esa
comunidad, salió con cuatro amigos a comprar un refresco en la tienda de
una gasolinera que se encuentra en la entrada del pueblo cuando una
patrulla, la 023 los embistió y luego les dispararon. Alexander recibió varios
impactos de bala que le quitaron la vida de inmediato, mientras que su
compañero Carlos de 15, quien también fue baleado, se encuentra grave en
un hospital de la región. Los otros dos resultaron ilesos. La muerte del joven
quien era prospecto en una filial del equipo de futbol Rayados de Monterrey,
de Tierra Blanca, Veracruz ha provocado indignación entre la población. Ayer
la madre del joven de origen norteamericano protestó en compañía de
familiares y vecinos y exigió justicia, mientras que Murat no se apareció por
ningún lado, alguien dijo que estaba en su residencia de Huixquilucan lejos de
los problemas de Oaxaca. Y que no machen los policías con eso de que lo
confundieron, porque primero le echaron la patrulla y luego lo balearon y
cómo a un joven casi un niño lo confundieron con un delincuente.
¿Aparecerá el gobernador cuando las protestas lleguen al Palacio de
Gobierno?
circuitocerrado@hotmail.com @HctorMoctezuma1

Advertisement

© 2020 Endirecto