Connect with us

Hi, what are you looking for?

Los casos de Emilio Lozoya Austin y César Duarte Jaques son un suculento
platillo electoral para Morena en las elecciones del año próximo, mejor que
el que sirvió Andrés López Obrador a Donald Trump durante su visita la
semana pasada a Washington.
Aunque los dos son productos del priísmo corrupto, cada quien jugará su
papel de carnita electoral. Lozoya será utilizado para golpear al PAN y Duarte
para sutir al PRI; con el obvio propósito de debitarlos con miras a las
elecciones del próximo año.
Muchos pensarían que por el caso Odebrech y el dinero que la brasileña
aportó para la campaña de Enrique Peña Nieto estarían en el centro de las
entrevistas que sostendrán las autoridades judiciales con el ex -director de
Pemex, pero no, lo que importa a los morenos es el trato que Lozoya le dio a
los panistas, al entonces dirigente nacional, Ricardo Anaya y a algunos
candidatos a gobernador, ¡lana!
Lozoya utilizó recursos de la empresa productiva del estado para sobornar no
sólo a dirigentes del PAN, o a candidatos a gobernadores de ese partido,
algunos de los cuales selieron triunfantes en sus estados, sino también a
legisladores del blanquiazul y de otros partidos con el pretexto de que
votaran a favor de la reforma energética que se fue al bote de la basura en
esta administración.
En el caso de Duarte éste será enfocado al PRI y personajes muy importantes
de ese partido como Manilio Fabio Beltrones que era el presidente nacional
cuando desvió los 250 millones de pesos para las campañas priistas y de
otros que en el sexenio pasado tuvieron una actuación relevante como Luis
Videgaray y de Luis Vega que manejó los dineros del tricolor con varios
dirigentes.

Al presidente Andrés Manuel López Obrador le interesa siguir controlando la
Cámara de Diputado, ganar la mayoría de las curules en disputa en el 2021, la
mayoría de las gubernaturas en juego, además desde luego, retener la
presidencia en el 2024 y para lograr su objetivo en los casos Lozoya y Duarte
hay carnita para un suculento platillo electoral. El tabasqueño sabe que con
el desmadre que se traen en Morena difícilmente podrán lograr ese obetivo y
prefiera la judilización de la elección.
El postre: el Caso Ayotzinapa con Jesús Murillo Karam y Tomás Zerón de
Lucio. Y a las Madres y Padres de los normalistas, atole con el dedo.
*****
Beatriz Paredes fue la madrina de César Duarte. Cuando la tlaxcalteca era
dirigente de la CNC hizo secretario general de la campesina en Chihuahua al
ahora preso en Florida. Como dirigente de la CNC estatal, Duarte consiguió la
diputación local, luego la federal y de ahí a la gubernatura bajo el impulso de
Betrones y Gamboa…¿Y Luis Vega? …Sí Hugo López Gatell deja de
contradecirse y transparenta la información, que debe ser el objetivo de sus
conferencias diarias, entonces no tendrá que andarse quejando de que la
prensa distorsina; déjese de cuentos doctgor y no trate de imitar a su jefe
echando culpas a los medios que señalan a los errores que usted mismo ha
cometido. Resultados doctor López, eso es todo…¿Regresa Durazo? Es
probale que sólo a entregar la SSPC…”A la primera mamada te mato güey” le
dice Tomás Zerón de Lucio al “Cepillo” presunto responsable de la
desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinata en un video que fue
difundido en medios y redes sociales ayer en donde el “Cepillo” aparece
encapuchado y descubierto de la cintura para arriba…Reviven banquero
beneficiado por Salinas de Gotaria, Carlos Cabal Peniche entra al rescate de
Interjet de la familia Alemán, ¿quién pompo?

Advertisement

© 2020 Endirecto