Connect with us

Hi, what are you looking for?

Es común en la política mexicana que cuando un funcionario se convierte en
el favorito del presidente en turno, -o del titular en cualquier otro nivel- se
vuelve intolerante. Es el caso de Hugo López Gatell, quien hasta el 28 de
febrero del presente año era un burócrata desconocido.
López Gatell además, ha mostrado una total ineficiencia para llevar sobre sus
espaldas el peso de la pandemia que azota al mundo y que en México hace
estragos entre la población por una estrategia equivocada y el
empecinamiento de Andrés Manuel López Obrador de que sea sólo el
subsecretario quien lleve sus espaldas toda la carga de este grave problema
de salud.
Ante la propuesta de seis ex secretarios de Salud para enfrentar la pandemia,
respondió con ironía, se burló de ellos y los invitó a qué la patentaran; en vez
de responder con argumentos a los 14 puntos presentados por quienes
ocuparon las oficinas principales de la calle de Lieja. Es cierto, Soberón,
Frenk, Córdova, Narro, Mercedes Juan y Chertorivski no proponen nada del
otro mundo, pero merecen una respuesta seria.
López Gatell era hasta el 28 de febrero del año en curso un burócrata del
montón en la Administración Pública federal, con todo y sus títulos
académicos. Como responsable de enfrentar la pandemia del COVID-19, el
galeno impresionó por su capacidad de pararse frente a los micrófonos, se
sintió en los cuernos de la luna, pero pronto nos dimos cuenta de que era un
rollero y muy pronto también perdió credibilidad.
El subsecretario de Protección a la Salud se volvió un intolerante, en sus
conferencias de prensa no soporta que los reporteros que hacen preguntas
incómodas y quién se atreve a realizarlas trata de ridiculizarlo. Las noticias
que no le gustan de los medios, las califica de “infodémia” y como su jefe, el
presidente, los descalifica. Hasta se atreve a dar consejos de cómo se debe
manejar a la información.

Enfrentar la pandemia de un virus desconocido como el SARS-COV-2 no debe
ser cosa de una sola persona, el presidente debió haber encargado la
conducción al Consejo de Salubridad General o a un grupo interdisciplinario
que le rindiera cuentas. Al final, el recuento de los daños, se los van a cargar
a López Obrador y no a López Gatell.
*******
Sólo una condena a la actuación de la Fiscalía Estatal expresó del gobernador
del Estado de México, Alfredo del Mazo después de la agresión que sufrieron
las mujeres que protestaban pacíficamente en las oficinas de la Visitaduría de
la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en Ecatepec. No ofreció una
disculpa, mucho menos una investigación de los hechos. Anoche el edificio
ardía…Aunque usted no lo crea, Andrés Manuel López Obrador y su esposa
Beatriz Gutiérrez Müller estuvieron en la misa de ofició el Para emérito,
Benedicto XVI en Guanajuato, esa en la que Felipe Calderón comulgó como
reveló esta semana el mandatario en turno. Lo acompañaron Genaro
Góngora Pimentel y César Yañez, el de la boda de príncipe…Lambiscones les
dijo a los gobernadores de la Conago el rijoso Enrique Alfaro, quien se portó
como un corderito cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador lo
vistió el 16 de julio pasado…Se calientan los ánimos en los estados donde
habrá elecciones para gobernador el próximo año. Todos quieren ser
candidatos por Morena…¿No les parece raro que ninguno de los funcionarios
federales y estatales que se han enfermado de COVID, fueron hospitalizados
o presentaron complicaciones? Seguro no recurrieron al doctor Gatell.

circuitocerrado@hormail.com @HctorMoctezuma1

Advertisement

© 2020 Endirecto