Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

HÉCTOR MOCTEZUMA DE LEÓN – CIRCUITO CERRADO: -Autónomo del ejecutivo, incondicional de Yunes

Autónomo del Ejecutivo pero incondicional del ex –gobernador Miguel Ángel
Yúnes Linares, así se puede definir al recién defenestrado es Fiscal General
del Estado de Veracruz, Jorge Winckler, un simulador como los hay muchos
en la política y la justicia mexicana, para desgracia de quienes bajo este cielo
patrio vivimos.
Winckler un abogado de medio pelo se dio a conocer cuando surgió en los
medios como defensor de Daphne la menor que fue violada por un grupo de
jóvenes de familias acomodadas, conocido como “Los Porkys”, en el
municipio de Boca del Río.
Corrían los días más oscuros de la administración del ahora preso en un
reclusorio de la Ciudad de México, Javier Duarte de Ochoa, cuando de
pronto, Miguel Ángel Yúnes se erigió como el gran defensor de la niña
violada, contrató al abogado y realizaron una gran campaña mediática en
contra de las autoridades del gobierno de Duarte. Nada más falso, Yúnes
estaba preparando el terreno para su partición en el proceso electoral para la
gubernatura del Estado, la que finalmente ganó. O sea fue parte de su
precampaña y Winckler se prestó para ello.
Llegó al final el periodo de dos años para el que fue electo, cuando con el
control del Congreso Local, Yúnes impuso a Winckler como fiscal del Estado
para los próximos 9 años, inamovible, tiempo en que su misión sería cubrir
las espaldas al ex –gobernador al tiempo que fracasó en su intento por
imponer a su hijo Miguel Ángel Yúnes Márquez, con el que la familia
pretendía perpetuarse en la gubernatura veracruzana y al no lograrlo, sólo
les quedó imponer al Fiscal del Estado, un incondicional.
Los hechos están ala vista, el Fiscal se dedicó en este tiempo que llevaba en
el cargo a entorpecer la justicia en tierras veracruzanas, en donde los
mandatarios y los impartidores de justicia se han empeñado en fomentar la

violencia, de la mano de los grupos de la delincuencia organizada, así se
percibe en tierras veracruzanas.
Winckler alega que se violó la ley al no respetar la autonomía de la FGE, pero,
¿con qué autoridad moral habla de violaciones a la ley, cuando no fue capaz
siquiera de bajar un mínimo los índices de violencia en el Estado? En vez de
argumentar violaciones a su autonomía, el incondicional de los Yúnes debería
haber presentado pruebas de que a su paso por la Fiscalía, combatió con
fuerza a la delincuencia que opera en esas tierras, pero por desgracia para él,
no las tiene.
El Fiscal ya se fue por más pataleos que haga, no regresará por más que diga
que él sigue en el cargo, pero no les extrañe que en muy poco tiempo los
veracruzanos exijan también la salida del gobernador Cuitláhuac García,
quien en el tiempo que lleva despachando en el Palacio de Gobierno de
Xalapa ha mostrado total ineptitud para gobernar un estado que los tres
gobernadores anteriores se empeñaron en llevar al caos.
*****
¿Hasta cuándo el presidente va a seguir permitiendo que humillen y golpeen
a los elementos del ejército mexicano, lo mismo, aquí en la capital, como en
la provincia? Esta claro que no queremos reacciones como las de Marcelino
García Barragán en aquellos días cuando gobernaba al país, Gustavo Díaz
Ordaz, pero hay formas de contener sin reprimir.
circuitocerrado@hotmail.com @hotmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto