Connect with us

Hi, what are you looking for?



Nacional

Fundaciones católicas alemanas, Misereor y Adveniat financian a Indignación del cura Lugo

En Alemania hay unas 16.400 fundaciones sin ánimo de lucro. Instituciones que alivian las arcas públicas al asumir tareas comunitarias que, a menudo, promueven financieramente; reciben cientos de solicitudes de organizaciones civiles de otros países; sus fundaciones basan su máxima en “ayudar a ayudar es progresar juntos”.

Tal es el caso de Indignación A.C, que pidió los apoyos del recurso de las organizaciones alemanas Misereor y Adveniat, de perfil católicas; donde el ánimo si es lucrar, contrario a lo que tienen como regla las organizaciones alemanas.

Estos apoyos millonarios llegan directamente a solicitud del padre Raúl H. Lugo Rodríguez, como fundador y demás miembros de la asociación Civil Indignación A.C; revelan que son otorgados porque usan la religión con la bandera de la “pastoral social”; induciendo por la fe y religión a los pobres indígenas para las causas que abanderan que son para defender intereses económicos y políticos y no con el objetivo de la organización no gubernamental y el ánimo de sus bienhechores alemanes; según algunos sociólogos y teólogos afirman que son formas de Lucrar con la religión; violar la Constitución; “negociar la fe” y además rompen con la estricta y rigurosa Jerarquía en la Iglesia católica; donde es al Obispo a quien se le debe obediencia y se exponen programas o proyectos que sean realmente de la Iglesia católica; como lo rezan en sus fines las organizaciones alemanas para designar los apoyos millonarios.

Cabe también destacar que aunque no es de uso lucrativo el dinero de los alemanes en sus países; si lo es para defender causas de quienes sostienen las  fundaciones y son toda una cadena de la iniciativa privada, de grandes grupos monopólicos que se arropan con la máxima de “ayudar a ayudar es progresar juntos”.

Fundaciones católicas alemanas

Indignación sólo de slogan y en sus redes; no así en la práctica; según  sus preceptos dicen: “somos una organización no gubernamental. Desarrollamos nuestra labor de manera independiente y autónoma a cualquier poder: gobierno, partidos políticos, etc.. Nos organizamos como equipo y comenzamos a trabajar en mayo de 1991”; según también lo proclama el padre Lugo, pero en los hechos, es evidente que están a las órdenes de fundaciones extranjeras, tal y como lo confirmó el mismo presidente López Obrador de recibir miles de dólares de fundaciones extranjeras para oponerse a sus proyectos de gobierno.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Fundaciones católicas alemanas
Apoyos millonarios de fundaciones alemanas sostienen a Indignación A.C.

Destacan que un sacerdote católico incita contra el Tren Maya, que  manipula la fe y la religión para que en cada causa de interés “social” para bien de” Indignación”, encienda las protestas atrayendo a sus seguidores y más si es en “el nombre de Dios”; no cabe duda que la religión es un gancho esencial para despertar y manipular conciencias, tal como la usa la organización no gubernamental de “Indignación”.

Es relevante ver que el padre Raúl H. Lugo Rodríguez, quien de acuerdo a informes eclesiásticos, es sacerdote de la Arquidiócesis de Yucatán desde 1982, Además es licenciado por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma y realizó estudios en el Studium Biblicum Franciscanum de Jerusalén. Ha sido profesor en el Seminario de Yucatán, en el Instituto Teológico Pastoral para América Latina (ITEPAL) de Bogotá y en la Universidad Pontificia de México; se dejan ver sus relaciones extranjeras y con sacerdotes con la formación teológica; filosófica y litúrgica especializada en la pastoral social, “al estilo teología de la liberación” tal como lo manda la evangelización y enseñanzas del evangelio de San Marcos; el evangelio social; “primero los pobres”; y así debe ser según la catequesis, pero para la salvación y justicia divina, no son “primeros los pobres” para la explotación y manipulación de conciencias y justicia social, supuestamente.

Esos vínculos con organizaciones alemanas demuestran que Indignación A.C., desde hace más de 26 años ha lucrado con esa bandera, de ayudar al “pueblo maya”, sin embargo en más de un cuarto de siglo, en los hechos, no se han visto avances, utilizando solo a los indígenas como “carne de cañón”, mientras los fundadores,  familiares y pseudos ambientalistas crean lucrativas empresas, tal y como ya están documentados en  la misma Secretaría de Hacienda.

Fundaciones católicas alemanas

Las fundaciones alemanas son muy precisas en sus objetivos y transparencias de los recursos y que ayudan a los más pobres; pero en sus partes locales o asociaciones van dando uso a esos recursos no tanto para ayudar a los necesitados; si no para financiar y comprobar dichos recursos millonarios que les llegan a asociaciones civiles en México como Indignación. Es evidente que ese ánimo de ayudar recae en manejos de intereses.

Una de las que más apoya al Padre Lugo es MISEREOR;  asegura que está al lado de los débiles, MISEREOR es la Obra episcopal de la Iglesia católica alemana para la cooperación al desarrollo. Desde hace 50 años MISEREOR lucha comprometidamente contra la pobreza en África, Asia, Oceanía y América Latina. Su ayuda se dirige a todas las personas necesitadas, sin distinción de religión, pertenencia étnica, color o sexo.

MISEREOR se identifica con un amor activo al prójimo, principio fundamental de la vida cristiana. Pues los pobres son hermanos y hermanas con derecho a una vida digna. MISEREOR los apoya en este empeño. Nuestra Obra no persigue otra finalidad que la promoción del desarrollo. El mandato recibido de los obispos alemanes excluye claramente el fomento de medidas pastorales y misioneras. MISEREOR está convencida de que los pobres y los que sufren desventajas tienen la fuerza necesaria para mejorar decisivamente su vida. En tanto pueden aportar sus talentos, conocimientos y capacidades, se convierten ellos mismos en motor de cambio y desarrollo. Muchos experimentan por primera vez que su destino no está determinado irrevocablemente y para siempre.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Fundaciones católicas alemanas

MISEREOR no es sólo una fuente financiadora. MISEREOR es una organización que aprende, que dialoga y que acompaña solidariamente. Esto crea un proceso de intercambio permanente, caracterizado por la confianza, la capacidad de crítica y la disposición al aprendizaje. De esta forma MISEREOR puede enfrentar – junto con sus contrapartes – desafíos constantemente en cambio.  MISEREOR emplea sus recursos en forma responsable, económica y eficiente y regularmente rinde cuentas a sus financiadores. Esto vale tanto para los donadores particulares como para los financiadores públicos. Múltiples controles internos y externos garantizan el manejo transparente de sus recursos financieros.

Acción Episcopal Adveniat; fundación hermana que también aporta recursos financieros.

Adveniat es la organización de ayuda de los católicos en Alemania al servicio de todas las personas en América Latina y el Caribe. Adveniat trabaja para que todos los seres humanos, como hijos de Dios, puedan colaborar en la construcción de un mundo mejor. Los proyectos de la contraparte contribuyen a superar la pobreza, posibilitar la participación de todos en el desarrollo de la sociedad, proteger la diversidad cultural, alcanzar la justicia para todos los seres humanos y cuidar y conservar la creación de Dios.

Fundaciones católicas alemanas

Adveniat es la obra de caridad de los católicos en Alemania para los pueblos de Latinoamérica y el Caribe. Su nombre proviene del segundo pedido del Padrenuestro (del latín: “adveniat regnum tuum”). Adveniat actúa sobre la base de la fe en la promesa del Reino de Dios: “Que venga tu Reino”, y quiere colaborar en la construcción de este Reino de Dios que Jesús ya ha anunciado. La fundación Adveniat se entiende a sí misma como mediadora entre personas, especialmente entre los pobres en Latinoamérica y la gente en Alemania, sobre todo, los donantes.

Adveniat trabaja sobre la base del principio de la contraparte. Los proyectos no son desarrollados por la institución benéfica en Alemania, sino que Adveniat responde a las solicitudes de la contraparte eclesial en Latinoamérica y el Caribe

Evidente el manejo de los recursos que llegan de Alemania al padre Lugo; que es exhibido el pasado viernes 28 de agosto ; donde el presidente de la República acusó a nueve organizaciones de la sociedad civil, entre ellas Indignación, a la que pertenece el padre Raúl Lugo, “de recibir dinero del extranjero para oponerse al Tren Maya”. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo más: “Se disfrazan, por dinero, de ambientalistas, de defensores de derechos humanos y, al final, es una lucha de poder en lo económico y lo político”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Indignación A.C., desde hace más de 26 años ha lucrado con esa bandera, de ayudar al “pueblo maya”, sin embargo en más de un cuarto de siglo, en los hechos, no se han visto avances, utilizando solo a los indígenas como “carne de cañón”, mientras a sus costillas, familiares de estos dirigentes  crean lucrativas empresas, tal y como ya documentó la misma Secretaría de Hacienda. En total hasta el momento se tiene detectado que recibió de 2014-2019, la cantidad de 15 millones 910 mil 940 pesos.

Durante 2018 y 2019 esta agrupación recaudó más de 6 millones de pesos en moneda de otros países; es decir más del doble de los otros años, luego del anuncio del Tren Maya desde la campaña de AMLO, por lo que, de acuerdo a las autoridades, está claro el flujo de dinero de intereses extranjeros para oponerse a dicho proyecto.

Fundaciones católicas alemanas
Millonarios apoyos de fundaciones alemanas sostienen a Indignación A.C a solicitud del Padre Raúl Lugo.

Mientras tanto, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), sigue con sus pesquisas y detectó que Indignación A.C.,  recibe desde hace años multimillonarios depósitos en dólares, hasta la fecha corroboró que “Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos A.C”, con Registro Federal de Causantes IPD940622EV0, con domicilio fiscal calle 17 s/N, entre 20 y 22,  C.P. 97305, Chablekal, Yucatán y fundadores: Nancy Walker Olvera, Humberto Lugo Rodríguez y Beatriz Cantú Bacelis, tienen como principal donadora la Fundación W.K. Kellogg.

El ánimo del padre Lugo de “ayudar a ayudar”, se asienta en otros intereses que lo llevan a enfrentar hasta con su propio Obispo y compañeros del clero. Ya que conforme al abogado constitucionalista Roberto Márquez, la ley es muy clara en el sentido de que los religiosos y sus iglesias o agrupaciones no deben de intervenir en la política.

La fundación Adveniat es la obra de caridad de los católicos en Alemania para los pueblos de Latinoamérica y el Caribe.

Expuso que dos artículos de la Constitución Mexicana, el 24 y el 130, así como la ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público establecen límites a las organizaciones de culto religioso en nuestro país, además de que definen la barrera entre el Estado y la Iglesia. Concretamente en lo referente a este último artículo en su fracción E que establece:

“Los ministros no podrán asociarse con fines políticos ni realizar proselitismo a favor o en contra de candidato, partido o asociación política alguna. Tampoco podrán en reunión pública, en actos del culto o de propaganda religiosa, ni en publicaciones de carácter religioso, oponerse a las leyes del país o a sus instituciones, ni agraviar, de cualquier forma, los símbolos patrios. Queda estrictamente prohibida la formación de toda clase de agrupaciones políticas cuyo título tenga alguna palabra o indicación cualquiera que la relacione con alguna confesión religiosa. No podrán celebrarse en los templos reuniones de carácter político”. Por lo tanto, dijo, el párroco Lugo Rodríguez, al realizar actos contrarios a su culto y asociarse con fines políticos, “definitivamente se está violando la Constitución y debe de intervenir la Secretaría de Gobernación”.

También el mismo ex gobernador de Chiapas y nuevamente senador Manuel Velasco Coello, se pronunció tajantemente entre la separación de la Iglesia y el Estado; ya que en carne propia vivió en su entidad natal como manipulan las organizaciones religiosas a los indígenas mayas.

Advertisement. Scroll to continue reading.

El mismo padre Raúl Lugo; se escuda en la misma Constitución que viola como clérigo; pero si usa para ejercer su derecho a la libre expresión a través de las redes sociales en donde tiene un espacio llamado Iglesia y Sociedad; luego de que desde 2008, renunció a mandar artículos al Diario de Yucatán, por oponerse a publicar dos colaboraciones sobre homosexualidad. El mismo padre Lugo Rodríguez aclaró: “En el pasado reciente, sin embargo, han dejado de publicarse dos artículos míos. Uno de ellos, el que debió ocupar las páginas de la edición del 14 de enero, y otro que debió haber sido publicado el pasado 12 de mayo. La temática de ambos artículos estaba relacionada con la cuestión de la homosexualidad. Y más resiente al aclarar y aceptar que” Indignación si recibe recursos financieros de E.U y Alemania y que los tiene que comprobar”.

Advertisement
Advertisement