Connect with us

Columnistas

Francisco Gómez Maza – Análisis a Fondo: Un albur, el desconfinamiento

Published

on

·        ¿Pesará López Obrador en la posible reelección en EU? – Veremos, dijo el ciego, de qué cuero salen más correas

Presuntamente presionado por @realDonaldTrump, quien siente tambalear su reelección en la presidencia por los brutales efectos de la recesión más canija desde 1929, que ya puso en la calle a por lo menos 36.000,000 de trabajadores en Estados Unidos, el gobierno mexicano decidió relajar, antes de tiempo, la disciplina frente a la pandemia que aún asuela con fuerza a la humanidad.

(Todavía el coronavirus enterrará a muchos, me dijo mi sobrino patólogo del Seguro Social. Y sabe por qué lo afirma tan contundentemente. Es médico)

El Consejo de Salubridad General, encabezado por el presidente López Obrador, con el “desconfinamiento” le está apostando a contribuir a la reactivación de los grandes medios de producción, y de las medianas, pequeñas y micro empresas, noqueados por una bestia peluda llamada coronavirus o SARS-CoV-2, que ya ha producido horribles estragos entre la población.

Hasta este miércoles 20 de mayo (uf, cómo vuela la vida, y viene todo lo “demás”, que nadie quiere aceptar), en los mapas de la pandemia estaban registrados (hasta las 8 horas) 54,346 casos confirmados de esta mortal enfermedad, así como 5,666 fallecimientos, y para “domar” a esta bestia del averno (domar, dice AMLO), aún queda un muy peligroso camino que recorres a muchos mexicanos.

Inmensos grupos humanos, a estas alturas de la pandemia, aún creen que es falsa, que no existe, que en su pueblo no hay ningún caso, como en Chiapas.

Millones de mexicanos están ya en las calles de las ciudades para enfrentarse con el “monstruo”, porque necesitan reactivar la vida económica. Dicen muchos: “si no morimos por el coronavirus, moriremos de hambre”.

Hasta López Obrador está ya planeando viajar a “dar el banderazo” de salida de la construcción del tren maya, principalmente. Pero ya sabemos que el tabasqueño tiene pulgas en las sentaderas, que no le permiten estar tranquilo en una silla. Si se dan cuenta, siempre está de pie. Nunca se sienta. Así es desde niño. Híper activo, me dijo hace ya muchos años un su familiar.

Pero la mayoría no se siente segura. Se percibe esa inseguridad en el ambiente desde que sale el sol hasta el ocaso.

Claro, López Obrador y los Gatelles están optimistas de que tendrán éxito (¿a costa de cuántos muertos más?), aunque advierten que la operación de abandono del confinamiento tendrá una muy buena salida, si la gente observa las medidas de protección frente a la enfermedad.

Sin embargo, nada está escrito. Es más, los mexicanos tienen frente a sí un futuro inmediato muy incierto. Y no son precisamente obedientes para cumplir cuidadosamente, conscientemente, con las medidas de protección. Somos unos bárbaros irresponsables, con honrosísimas excepciones.

Un mucho parecido a los españoles, guardadas las distancias de inconciencia. Y el gobierno español echó marcha atrás al “desconfinamiento”.

El presidente Pedro Sánchez debió comparecer ayer miércoles ante el Congreso de los Diputados para pedir una extensión del estado de emergencia. Es la quinta prórroga de dos semanas del estado de emergencia, que vence el domingo 24 de mayo. Se amplía al 7 de junio. “El camino que estamos recorriendo es el único posible para combatir al virus. Gracias a todos los diputados que han apoyado la alarma porque con su voto han salvado a miles de vidas”, declaró.

Hasta ahora, el invencible SARS-CoV-2 ha dejado por lo menos 27,000 muertos en España. Desde la imposición del confinamiento colectivo el 14 de marzo, aquel reino peninsular ha logrado reducir la tasa de contagio de 20% a menos de 1%. Más de 230,000 personas han contraído la enfermedad.

Pero los mexicanos creen ser buenos apostadores. Veremos, como dicen en mi terruño, de qué cuero salen más correas.

Continue Reading
Advertisement

Columnistas

Roberto Vizcaíno – TRAS LA PUERTA DEL PODER: ¿Se reabre la disputa por la Nación al amparo de la pandemia?

Published

on

By

Siete son los gobernadores que han integrado un abierto frente opositor a Andrés Manuel López Obrador, y que bajo el paraguas de los reclamos estatales y regionales por la pandemia del Covid-19 exigen revisar el Pacto Fiscal e incluso ir a un nuevo Pacto Federal.

En los hechos ello es revivir, retomar la disputa por la Nación. Es plantear al menos 2 o 3 visiones de país.

El resto de los gobernadores, los otros 25 mandatarios estatales, ni se deslindan ni se apuntan en este movimiento, pero algunos de ellos a veces jalan y se suman a los 7 rebeldes.

No sólo eso, la obviedad nos indica que, en este movimiento rebelde, algunos de ellos abren el juego anticipado por la presidencial de 2024.

Mientras, en el primer círculo de Andrés Manuel López Obrador, absortos en sus propios juegos, apenas comienzan a reaccionar y a prender los focos rojos.

Así el encuentro de 30 gobernadores con la secretaria de Gobernación, la exministra y senadora con licencia Olga Sánchez Cordero del martes, se inscribe en un intento por restituir el arreglo entre la Conago y el Gobierno Federal y disminuir el impacto de los grupos emergentes, en el que también está el de la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional o GOAN.

En lo que va de este año, desde que apareció el coronavirus, la Conago -hoy presidida por el panista Carlos Mendoza Davis, gobernador de Baja California sur-, se fue diluyendo en la medida en que apareció el Grupo de los 7 y la GOAN inició sus pronunciamientos y deslindes.

El frente de los rebeldes lo integran los panistas Francisco García Cabeza de Vaca de Tamaulipas y José Rosas Aispuro, de Durango; los priístas Miguel Riquelme de Coahuila e Ignacio Peralta, de Colima; de Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro, aguerrido mandatario de Jalisco; el independiente Jaime Rodríguez, “El Bronco”, de Nuevo León y del PRD, Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán.

El antecedente del nacimiento de este grupo de gobernadores rebeldes fue el maltrato que les dieron a ellos y el resto de los mandatarios estatales durante las giras de AMLO realizadas en la primera parte de 2029, bajo la socarrona sonrisa del tabasqueño. No pocas de estas rechiflas y abiertas agresiones fueron organizadas por los delegados y las estructuras de Morena en los estados.

Pronto se dieron cuenta los gobernadores que formaban mayoría opositora a AMLO en el país y entonces comenzaron a imponer sus decisiones.

No en pocos lugares comenzó a ser igualmente increpado y maltratado el propio López Obrador. Se validó el dicho popular de que en juego que tiene desquite, ni quien se pique.

La sorpresiva aparición del coronavirus aceleró el choque de poderes y la polarización. Hoy está abierta de nuevo la disputa por la Nación. Y el sábado anterior ya se ensayó en los estados la primera gran expresión popular de rechazo a López Obrador y la exigencia de su renuncia inmediato.

AMLO acusó recibo del mensaje apenas horas después de las caravanas de descontento. Y desde su hacienda La Chingada en Palenque, Chiapas, rumbo a Cancún, AMLO mostró debilidad por primera vez en un video subido por él a redes sociales, en el que acepta que, si los mexicanos no me quieren, él llorará pero se va.

Una expresión similar, revelada en la famosa e histórica entrevista Díaz-Creelman en marzo de 1908, fue el inicio de la caída de Porfirio Díaz.

Dos días después, Ricardo Monreal, líder de la mayoría de Morena en el Senado y presidente de la Juntad e Coordinación Política sugeriría a la oposición adelantar a 2021 el referéndum de revocación de mandato previsto para 2022.

El martes, en el encuentro a distancia entre la titular de Gobernación y los 30 gobernadores (faltaron solo Enrique Alfaro, de Jalisco y Mauricio Vila Dosal de Yucatán), quedó en evidencia que no existe ya trato terso entre los mandatarios estatales y el Gobierno Federal.

El acuerdo logrado fue básicamente el de cada quien hace lo que quiera.

Y es que los gobernadores afirman que en lo que resta de 2020 AMLO les va a recortar más de 80 mil millones de pesos de participaciones fiscales, y quiere quedarse más o menos con una cantidad igual del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), que fue creado para hacer frente a situaciones críticas.

Eso fue denunciado el pasado fin de semana por Francisco García Cabeza de Vaca durante un encuentro del grupo de los 7 rebeldes. Eso ha provocado que Martín Orozco de Aguascalientes; Diego Sinhue Rodríguez, de Guanajuato y Francisco Domínguez, de Querétaro analicen sumarse al frente rebelde.

Todos ellos han dejado ver que buscarán modificar el pacto hacendario y fiscal que data de los 70 del siglo anterior, y que lleva a que el Gobierno Federal controle discrecionalmente 8 de cada 10 pesos recaudados, y asigne el remanente a los gobernadores bajo criterios por demás controvertidos.

Los 15 estados con mayor recaudación son: CDMX, Veracruz, Baja California, Tamaulipas, Nuevo León, Edomex, Colima, Jalisco, Michoacán, Chihuahua, Sinaloa, Coahuila, Guanajuato, Sonora y Querétaro. Solo los primeros 3 son gobernados por Morena, los otros 12 son de la oposición.

Así que en los siguientes meses va a crecer el choque… van por la Presidencia de la República y la Nación misma, por establecer el régimen que debe prevalecer en México y que no es el que quiere la 4T.

DESAPARECEN LAS FRACCIONES DE PRD Y PES EN EL SENADO

La existencia de los grupos parlamentarios dentro de San Lázaro como en el Senado no sólo representan poder y posición política para sus partidos, sino la captación de importantes recursos. Muchos millones de pesos corren cada mes bajo ese esquema.

A lo largo de casi 2 años, desde que en septiembre de 2018 inició la 64 Legislatura, comenzó también una recomposición de las fracciones cuando senadores de unos y otros partidos renunciaron a sus bancadas para irse a formar parte de otras.

Algo que se ha criticado mucho porque esos movimientos corresponden a intereses particulares de cada legislador, y no a los de sus votantes.

Un caso ejemplifica esto: ayer mismo la senadora Lily Téllez quien llegó por Morena, se fue a formar parte de la bancada senatorial del PAN, los mayores opositores del partido de AMLO.

Y ayer también la presidenta del Senado, la tabasqueña morenista Mónica Fernández dictó el certificado de defunción de los grupos parlamentarios del PRD y del PES por no alcanzar los 5 miembros cada uno que se requieren para formar un grupo parlamentario.

Y es que el 27 de septiembre de 2018 -casi al inicio de la legislatura-, el ahora experredista Rogelio Zamora se fue a la bancada del Verde, lo que también hizo el 31 de mayo de 2019 la ahora experredista Leonor Noyola.

Con estas renuncias y reacomodos el PRD se quedó sólo con 3 senadores a cuyo frente está el exjefe de Gobierno de la CDMX Miguel Ángel Mancera, quien ahora se queda sin el cargo de coordinador.

En el caso del PES el 12 de septiembre de 2019 les renunció la senadora María Antonieta Cárdenas, quien pasó a formar parte del grupo de Morena y dejó sólo con 4 a los senadores de ese partido.

Con la desaparición de las bancadas del PRD y del PS sólo quedan dos grupos: el de Morena, PT y Verde y el autollamado de Contención, con PAN, PRI y MC.

Lo importante es que la desaparición de estos grupos no altera mayormente los equilibrios internos. Lo que si afecta al liderazgo de Monreal y de Morena, es que la senadora Téllez se haya ido al PAN y aumentó en 1 al Grupo de Contención que ahora impide que avancen y se aprueben reformas constitucionales que requieren del voto de las 2 terceras partes, más 1.

 

 

….rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

Continue Reading

Facebook

Tendencia

Copyright © 2017 Endirecto