Connect with us

Hi, what are you looking for?

Principal

Existen más de 2 millones de personas con Epilepsia

La epilepsia es uno de los trastornos neurológicos más frecuentes. Se estima que en el mundo afecta entre el 2 y el 3 por ciento de la población, mientras que en México hay alrededor de 2 millones de personas con este padecimiento. La incidencia es similar en hombres y en mujeres y entre el 70 y 75 por ciento de los casos se presentan entre el nacimiento y antes de la adolescencia.

El Dr. Eduardo Barragán Pérez, neurólogo pediatra, jefe del Departamento de Neurología Pediátrica del Hospital Infantil “Federico Gómez” de la Secretaría de Salud, señaló que “sigue siendo un reto muy grande el quitarle el estigma a la epilepsia. Hay muchos mitos todavía, los cuales llegan a afectar adicionalmente a los pacientes”.

La epilepsia no es, como mucha gente cree, sinónimo de retraso o deterioro intelectual, ni de alteraciones de la personalidad ni de enfermedad psiquiátrica. Es una enfermedad neurológica que se puede presentar en cualquier persona. Lo cierto es que “la epilepsia no se contagia, no se transmite por contacto o por estar cerca y debe saberse que la gran mayoría de los pacientes pueden tener un control satisfactorio de la enfermedad y llevar una vida normal”.

Explicó que hay dos etapas muy importantes donde se incrementa la frecuencia de las epilepsias: en los recién nacidos y hasta antes de los 2 años, así como en la adolescencia. En los recién nacidos las crisis más frecuentes son secundarias a problemas durante el nacimiento, por problemas de oxigenación y de la formación del tejido cerebral y metabólicos, que se pueden presentar antes de los 2 años. En la adolescencia, las crisis epilépticas se deben a cambios hormonales y aspectos genéticos.

Dijo que existen dos grandes grupos: las epilepsias generalizadas, que son las que afectan a todo el tejido cerebral, y las epilepsias focales, que afectan sólo una parte del cerebro, y que atacan más a los niños, entre el 60 y 70% de los casos. Las epilepsias se dividen en aquellas con manifestaciones convulsivas (movimientos anormales) y las que no tienen movimientos anormales, denominadas de ausencia.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Tratamiento y pronóstico

El Dr. Eduardo Barragán Pérez aseguró que hay cerca de 100 diferentes tipos de epilepsia y que el pronóstico depende del origen. En aquellas que son secundarias a un origen metabólico (problema de producción de ciertas sustancias), el tratamiento es buscar el control de esas sustancias para que el paciente no tenga crisis. “Hay un grupo de epilepsias derivadas de afectaciones genéticas y otro grupo de epilepsias benignas de la infancia, las cuales se pueden controlar adecuadamente con tratamiento”.

Lo más importante, externó, es que “mientras más pronto se puedan identificar las crisis epilépticas y que se inicie el tratamiento multidisciplinario de manera más oportuna, se puede hacer un control satisfactorio y evitar el impacto que puede afectar el principio del desarrollo de ganancia de habilidades. Si la epilepsia se descontrola, tiene un impacto sobre la forma en la que el niño pueda desarrollarse e ir ganando habilidades”.

Actualmente, agregó, se cuenta con un gran arsenal terapéutico con antiepilépticos tradicionales y de segunda y tercera generación, donde cada uno tiene un nicho específico para su uso. Las nuevas generaciones de fármacos son más fáciles de administrar y tienen un mayor perfil de seguridad y hay algunos en proceso de experimentación, como el cannabis y la dieta cetogénica.

Como ejemplo, destacó el tratamiento con Inovelon® (rufinamida), para las crisis convulsivas asociadas al síndrome de Lennox-Gastaut en adultos, adolescentes y niños mayores de 1 año de edad.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Este fármaco, disponible en México, “ha demostrado en estudios clínicos realizados en población mundial, una gran eficacia y un amplio perfil de seguridad en el tratamiento de pacientes con el síndrome de Lennox-Gastaut (nombre que recibe un grupo de epilepsias graves, en las que se pueden presentar crisis repetidas de varios tipos). La experiencia es muy satisfactoria con una respuesta muy oportuna, para beneficios de los pacientes”.

Dijo por último que “ha avanzado mucho la cirugía de la epilepsia, que antes era el último recurso y se usaba sobre todo en pacientes adultos. Hoy se hace más cirugía de epilepsia en niños y no solamente es paliativa, sino que puede curarla”.

Advertisement

© 2020 Endirecto