Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

Diario Legislativo/Ochoa Reza, Ricardo Anaya y AMLO

Por Pedro Jiménez Rodríguez
 
El 4 de junio próximo, no sólo estarán en juego las gubernaturas de los estados de México, Nayarit y Coahuila, así como las presidencias municipales de  Veracruz, sino también en el futuro político de quienes dirigen el PRI, PAN y Morena.
Es que en los resultados de estas cuatro elecciones estatales  se están jugando su prestigio y su futuro político Enrique Ochoa Reza, Ricardo Anaya Cortés y Andrés Manuel López Obrador.
Los tres dirigentes  partidistas, se han involucrado tanto en estas elecciones, que resulta imposible que todos queden bien.
Ricardo Anaya, el joven maravilla del PAN, asegura que sus candidatos van a arrasar en las cuatro entidades en disputa, principalmente porque la gente está cansada del PRI-corrupto e ineficiente.
Igual López Obrador, líder y dueño del Movimiento de Regeneración Nacional, afirma que no habrá quien detenga el avance de su Morena, ponied0 énfasis en que le arrebataran al PRI el gobierno del estado de México y con ello se enfilarán a la conquista de Los Pinos en el 2018.
Y en el PRI el gerente Enrique Ochoa Reza, se pasea por todo el paí8s pregonando que van a obtener triunfos claros y contundentes en las cuatro entidades, pero sobre todo ganaran 3 de 3, refiriend0ose a las gubernaturas.  
A ninguno de ellos les interesa escuchar las voces de quienes aseguran que el PRI seguro  va a ganar en el estado de México y Coahuila, mientras que el PAN se tendrá que conformarse Nayarit y se repartirán las alcaldías del estado de Veracruz.
Esas voces de expertos dan por descontado que Morena tendrá su primer gran frentazo, no sólo en Nayarit y Coahuila, sino principalmente en el estado de México, la joya de la corona, que el PRI no puede perder por ningún motivo.
Lo interesante será ver que veracidad tiene la versión de que el  presidente Enrique Peña Nieto ya negoció con el PAN la entrega del estado de México y que ganaría Josefina Vázquez Mota la gubernatura, para luego abrirle la puerta de Los Pinos a Ricardo Anaya o Margarita Zavala.
Personalmente se antoja muy fantasiosa esa graciosa entrega, pero hemos aprendido que “cuando el rio suena, es que agua lleva”.
Lo cierto es que si el PRI no gana las 3 de 3 que pronostica Ochoa Reza, tendra que adelantarse el relevo en la dirigencia, porque el que resulte ungido para el 2018, no querría cargar con bultos que no le sirven.
En el caso de Ricardo Anaya, si no gana todo, como anuncia, definitivamente quedará fuera de la pelea por la candidatura panista a la silla grande.
Y de López Obrador sólo resta decir, que todo lo que ha ganado hasta aproa en popularidad, se diluirá, igual que si posibilidades de aproa, la tercera sea la vencida, para alcanzar su sueño dorado de entrar a Los Pinos por al puerta grande.
Como se puede ver, los tres dirigentes están en un brete.
EL PULSO.- Por cierto, el jefe de gobierno de la ciudad de México, Miguel  Angel  Mancera Espinosa, ya se quitó la careta y reconoció abiertamente que está en campaña para conquistar la candidatura de lo que queda del PRD, para la silla grande del 2018. Mancera tendrá que vencer en esta carrera al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo y eventualmente también al gobernador de Morelos, Graco  Ramírez. Los  tres están en el arrancadero y habrá que ver quien más se apunta, pues aunque el partido del sol azteca se está desmoronando, hay varios actores políticos dispuestos a enfrentar el reto, por el solo gusto de quedar registrado en la historia como  “suspirante”*** Y  los que están en una encrucijada son los dirigente del Partido Encuentro Social, pues ya  les pidió Cuauhtémoc Blanco que lo arropen y lo protejan de los embates de Graco Ramírez. Ya se sabe que este partido es creación del secretario de Gobernación Miguel Angel Osorio Chong, por lo que no sería extraño que éste haya mandado al ex futbolista a buscar el amparo de los dirigencia del PES.
Advertisement

© 2020 Endirecto