Connect with us

Hi, what are you looking for?

Salud

Cuidado y prevención del pie diabético; evitar la amputación, el fin

Por Elvya Martínez González
El pie diabético se desarrolla cuando existen niveles inadecuados de glucosa en sangre y otros factores que ocurren con frecuencia en las personas que padecen diabetes (como hipertensión arterial, hipercolesterolemia, entre otros factores) provocando daño en vasos y nervios que podrían producir complicaciones a medio-largo plazo.
Las úlceras, heridas y gangrenas son la principal causa de amputaciones a nivel mundial. Su manejo es complejo dado que existen múltiples alteraciones que deben ser identificadas y corregidas a tiempo para poder lograr salvar la extremidad, dijo el experto en el manejo avanzado de heridas en el Instituto para el Desarrollo Integral de la Salud (IDISA), Edgar Álvarez Trejo.
“Estas complicaciones graves, en principio, pueden prevenirse manteniendo bajo control los niveles de azúcar en la sangre (glucosa) mediante dieta, ejercicio y fármacos prescritos por un médico, así como una serie de cuidados de parte del propio paciente”, indicó.
“La falta de control y el tiempo de evolución de la enfermedad, de las personas con diabetes, presentan cierto daño en los vasos sanguíneos (reducción de flujo) y en los nervios de sus pies (alteración de la sensibilidad), por lo que recomendamos estar siempre muy atentos a cualquier rasguño, callosidad, úlcera, golpe o cambio de color, y acudir de inmediato a revisión profesional”, reiteró.
Con el fin de evitar que estos problemas puedan evolucionar hacia la pérdida de un dedo, pie o pierna, el doctor Álvarez Trejo, nos comparte 10 puntos clave en el cuidado y prevención del pie diabético:
Revisar a diario sus pies. Observe cuidadosamente, que no haya heridas, ampollas, enrojecimiento, hinchazón o problemas de uñas. Utilice un espejo de mano, mejor si es con aumento, para revisar la planta de sus pies. Lavarlos a diario con agua tibia, ¡nunca caliente!. Utilice esponja o una toalla suave. Séquelos pero sin frotarlos, deje que la toalla absorba el agua.
Utilice crema hidratante para sus pies, ya que le ayudará a evitar que la piel seca le cause escozor o que se agriete. Evite la crema humectante entre los dedos ya que esta podría causarle una infección por hongos.
Corte con cuidado sus uñas. En forma recta y elimine las esquinas.
Nunca se corte, talle o lime los callos ni callosidades. Mejor consulte a su podiatra o podólogo regularmente.
Use medias o calcetines limpios y secos. Cámbielos diariamente. Mantenga los pies secos y abrigados, especialmente en invierno. No deje que se le mojen en época de lluvia. Si durante la noche se le enfrían, use medias o calcetines, jamás almohadillas eléctricas o bolsas de agua caliente.
Antes de ponerse los zapatos, sacúdalos y revíselos por dentro. Ya que es frecuente  que el paciente no sienta una piedra u objeto en el zapato.
Nunca camine descalzo. Podría pisar algo que lo lastime o corte.
No fume. Fumar reduce significativamente la circulación de la sangre a los pies.
“En IDISA, nos hemos especializado en todas las etapas del cuidado y atención de la diabetes, pero con un enfoque fuerte hacia pie diabético, desde su prevención, los primeros síntomas y hasta casos muy complejos. Nos enorgullecemos de haber evitado muchas amputaciones que parecían inevitables”, indicó el especialista.
Si  bien en Internet existe mucha información, no toda es confiable, por ello, ante cualquier duda, consulta o información tanto a médicos o pacientes, el doctor Edgar Álvarez Trejo pone a disposición el correo: info@idisalud.comy el teléfono: 55840843. IDISA, está ubicada en Av. Cuauhtémoc 271 int. 101, Col. Roma, Del. Cuauhtémoc, CDMX.

Advertisement

© 2020 Endirecto