Connect with us

Hi, what are you looking for?



Sin categoría

Covid-19 genera consumidores zombies en México

Utiliza ahorros, piden prestado y venden activos para paliar la falta de liquidez, pero no genera acciones de resiliencia ante la recesión y tampoco crecimiento, dice Liliana Silva, investigadora de Cash Cash, empresa fintech de préstamos personales.

Por pandemia de Covid-19 aparecen nuevos zombies en México. Se trata de un consumidor que reduce todos los gastos, hasta en alimentos, sólo aumenta el presupuesto doméstico en medicinas. Efectúa compras de mera subsistencia.

Utiliza ahorros, piden prestado y venden activos para paliar la falta de liquidez, pero no genera acciones de resiliencia ante la recesión y tampoco crecimiento, dice Liliana Silva, investigadora de Cash Cash, empresa fintech de préstamos personales.

La experta asegura que gran porcentaje de mexicanos reduce drásticamente en todos los rubros y sólo el monto destinado a medicamente logra ascensos del 68% porque carece de seguridad social y gastos médicos. En general, el consumidor zombie es uno de los 30 millones que trabajan en la economía informal.

Este consumidor en el 50% de los casos puede padecer pobreza laboral, es decir, sus ingresos laborales no le permiten adquirir la canasta básica.

De 2020 a 2021 el consumidor zombie bajó el presupuesto destinado a educación y esparcimiento en 44.8%, vestido y calzado en 42%, transporte y comunicaciones en 18.9%, alimentos, bebidas y tabaco 5.9%, cuidado personal  5.8%, limpieza y cuidado de casa 2.8%, aseguró la representante de Cash Cash Préstamos.

Advertisement. Scroll to continue reading.

“El consumidor zombie no es alguien aislado, sino muy representativo y probablemente pertenezca a el grupo de edad de 15 a 29 años o de más de 60, los dos grupos generacionales con mayor desempleo a raíz de la pandemia del Covid-19”, dijo Silva.

La investigadora aseguró que el comportamiento del consumidor es y será diferente por mucho tiempo. “Gran parte de los negocios funcionarán a un máximo del 70% de la capacidad que tenían antes de la pandemia Covid-19, por lo que empresas y marcas verán cada vez más patrones zombie de consumo, altamente recesivos o de vida artificial”

El consumidor zombie labora o trabajaba en comercio detallista (24%), construcción (15.8%), manufactura (13.1%), sector agropecuario (12.3%), comercio mayorista (7.2%), transporte, correos y almacenamiento (5.6%) y turismo (3.5%), dijo Liliana Silva.

Otra característica significativa de este tipo de consumidor es que no tiene acceso al crédito de instituciones financieras como los bancos. “Hablamos de siete de cada 10 mexicanos que no pueden presentar ingresos mínimos comprobables, antigüedad mínima en el puesto de trabajo y buenas referencias de crédito”, aseguró la vocera de Cash Cash Préstamos.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement
Advertisement